Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 21 de septiembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Manuel Domínguez
Ourense - España
Soy despistado, imaginativo y bastante pasota.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Diciembre 2007
MENSAJE EN UNA BOTELLA
TE ENCONTRÉ
UNA INMENSA FORTUNA
EXTRAÑOS EN LA NOCHE
TE ESPERAN EN CASA
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

29/09/11 | 12:13: CONSULTAR- NET dice:
Buen día. Le informamos que la Sra Margarita Arzayús escritora –productora de Trenton NJ USA invita a usted y sus relaciones a analizar su propuesta para participar hasta el 15 de octubre en la Publicación de Relatos breves y Poemas ( libres) de Autores de Iberoamérica con una de las mas prestigiosas editoras de California USA .con llegada internacional y venta con cobro puntuales de derechos con reserva de su propiedad intelectual y disposición de su obra. En su blog encontrará toda su información www.arzayusescritos.blogspot.com. Atte. CONSULTAR- NET Servicio de Orientación, Contactos y Gestiones. Internacionales.
15/01/10 | 13:28: Edgardo Donato Díaz (Mariposas Azules) dice:
Realmente bueno. Muy bueno. Excelente diría yo! Transmite con crudeza y sobriedad, esas sensaciones que asaltan frente a una depresión. Me ha gustado mucho Manuel. Te dejo un abrazo. Con respetuoso afecto.
24/10/09 | 20:56: rolando dice:
Seguí buscando, Manuel... También podés ponerlo vos, el mensaje, digo... Me gustó mucho! Y además, te escribo porque soy nieto de gallegos de Ourense, y me vino una cosa... Te invito a conocer mi blog "lapacienteimpaciente", quizá te guste. Saludos. Rolando Martiñá
Vínculos
Paisajes internos Paisajes internos


"Dentro de mí crecía un pozo. Uno bien grande, profundo y vacío. Mi vida de ... Ampliar

Comprar$ 46.00

Abracadabra


Relatos de ficción, inéditos y originales, escritos por un servidor.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

EXTRAÑOS EN LA NOCHE



EXTRAÑOS EN LA NOCHE
Avanzaban por la misma calle pero en sentido contrario, y sus vidas se cruzarían sin remedio.

Ella: Se sentía como una muerta. Acababa de romper otra relación y sus ojos azules parecían que se iban a quebrar.

Él: Notaba un vacío en su interior. Aburrido y perpetuamente solo, a punto estaba de recapitular y rendirse ante la evidencia de que jamás daría con esa persona especial a la que haría sentir como una reina.
La imaginaba delgada y morena, dulce y vergonzosa. Con ojos azules, porque quería ver el cielo cuando la mirarse. Sólo era un romántico bobalicón que terminaría uniéndose sin amor, únicamente para mitigar su soledad.

Ella: Giró violentamente la cabeza para espantar los largos cabellos morenos que le acariciaban el rostro. Se echó mano a la cintura y se notó más delgada. Tendría que hacer un esfuerzo por comer más.
Desde niña había soñado con alguien romántico, suave y delicado, que le hiciese sentirse una princesa. Con alguién casual y distraído que le arrancase sonrisas. Pero iba a claudicar de su ilusión. Terminaría como una triste moribunda resignada a compartir destino con cualquiera.
Era tan tímida... y se sentía tan frágil...

Era una madrugada de invierno en la que hasta los perros habían huido, y ambos se apuraron más.

Él: Siempre la respetaría. Tenía el despacho en casa y sacaba tiempo para las tareas domésticas, porque le encantaban y le hacían relajarse. Sobre todo cocinar.

Ella: Estaba harta de que la tratasen como a una esclava. De llegar a casa tras el trabajo y faenar sin un momento de descanso. Especialmente odiaba la cocina, por eso estaba tan delgada, aunque eso no le importunaba. Prefería a las personas esbeltas.

Él: También estaba por debajo de su peso. Encendió un cigarrillo. Todos reían en su presencia mientras él destilaba aflicción por dentro. Borró una lágrima que resbalaba por su mejilla y ,cariacontecido, comenzó a negar con la cabeza. Jamás la hallaría.

En aquella noche sin luna pronto tropezarían.

Ella: Aspiró una bocanada de humo. Al menos el tabaco la hacía sentirse con vida. Negó con la cabeza. Sólo había conocido a imbéciles egoístas que la usaban como a un trozo de carne. Nunca aparecería. Se mostro apenada. ¡Nunca!

De la oscuridad se desprendieron gotas de rocío, como una fresca alfombra que se tendía ante su inminente encuentro.

Él: Escrutaba lo más recóndito de su ser en busca de las razones por las que se le negaba la felicidad. Percibía desamparo a chorros.

Ella: Se preguntaba por qué no podía acertar con el verdadero amor. Por qué se le negaba. Advirtio que su corazón sufría un interminable destierro.

Cada vez iban más deprisa y pronto se reunirían. Nadie más había en muchos kilómetros a la redonda. Nadie más que pudiese interferir en la unión que la suerte les preparaba.

Él: Tan distraído... Fue una centésima de segundo. Cuando levantó la mirada la vio y quedó deslumbrado. Sin poder remediarlo se fue hacia ella.

Ella: Lo vio venir y se sintió más viva que nunca.

Una placa de hielo sobre la calzada le hizo imposible rectificar la trayectoria. Los dos vehículos colisionaron brutalmente a toda velocidad. Ambos conductores murieron en el acto.

Sólo eran extraños en la noche. Nada más.

Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS