Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Miércoles 22 de noviembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Manuel Domínguez
Ourense - España
Soy despistado, imaginativo y bastante pasota.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Diciembre 2007
MENSAJE EN UNA BOTELLA
TE ENCONTRÉ
UNA INMENSA FORTUNA
EXTRAÑOS EN LA NOCHE
TE ESPERAN EN CASA
Entrá a Radio La Quebrada

Últimos comentarios de este Blog

29/09/11 | 12:13: CONSULTAR- NET dice:
Buen día. Le informamos que la Sra Margarita Arzayús escritora –productora de Trenton NJ USA invita a usted y sus relaciones a analizar su propuesta para participar hasta el 15 de octubre en la Publicación de Relatos breves y Poemas ( libres) de Autores de Iberoamérica con una de las mas prestigiosas editoras de California USA .con llegada internacional y venta con cobro puntuales de derechos con reserva de su propiedad intelectual y disposición de su obra. En su blog encontrará toda su información www.arzayusescritos.blogspot.com. Atte. CONSULTAR- NET Servicio de Orientación, Contactos y Gestiones. Internacionales.
15/01/10 | 13:28: Edgardo Donato Díaz (Mariposas Azules) dice:
Realmente bueno. Muy bueno. Excelente diría yo! Transmite con crudeza y sobriedad, esas sensaciones que asaltan frente a una depresión. Me ha gustado mucho Manuel. Te dejo un abrazo. Con respetuoso afecto.
24/10/09 | 20:56: rolando dice:
Seguí buscando, Manuel... También podés ponerlo vos, el mensaje, digo... Me gustó mucho! Y además, te escribo porque soy nieto de gallegos de Ourense, y me vino una cosa... Te invito a conocer mi blog "lapacienteimpaciente", quizá te guste. Saludos. Rolando Martiñá
Vínculos
La gallina y el dragón La gallina y el dragón


La gallina y el dragón es una novela sobre el mundo de los sueños. Una enfermiza ga... Ampliar

Comprar$ 20.00

Entrá a Radio La Quebrada

Abracadabra


Relatos de ficción, inéditos y originales, escritos por un servidor.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

UNA INMENSA FORTUNA



UNA INMENSA FORTUNA
Lo conocí cuando éramos unos niños, poco antes de que la pobreza le hiciese abandonar la escuela.
Inteligente, dotado de una extraordinaria capacidad de trabajo y una curiosidad insaciable, poco le valieron a aquel niño dichos talentos contra la necedad de la desgracia. Ya sin padre, la muerte de su madre a causa de una penosa enfermedad sólo le dejo el aire que respiraba como herencia. Bueno, también la miseria y la desdicha.

Años después me topé de nuevo con él al pasar por delante de una obra: Avejentado y curtido, transportaba un saco de cemento a la espalda y escondía la mirada en la acera. No reparó en mí, y en un primer momento pensé en saludarlo, pero yo era ya un prometedor abogado y pensé que al darme a conocer hundiría más el dedo en la dolorosa llaga que seguramente sería su vida. Acabábamos de entrar en la treintena y a mi antiguo compañero sin duda le quedaría mucho peso que transportar en sus espaldas.

Ahora llevaba ya diez años trabajando para él, en su imperio, y me consideraba también su único amigo. Nadie supo nunca como aquel niño pobre, aquel peón de albañil ignorante, pudo amasar semejante poder y fortuna en tan poco tiempo.
Pese a lo cual, solitario y sin familia, vivía en la absoluta estrechez.. Ermitaño del trabajo, vestía como un vagabundo, se alimentaba frugalmente, y hasta dormitaba en un camastro anejo al despacho. Ese era su hogar.
Quizá tanta avaricia fuese el resultado de la miseria que arrastro desde niño, de las frustraciones que se depositan en el alma hasta petrificarla por completo; del dolor y la necesidad, de la vida transformada en un castigo que cala en lo más profundo de los huesos y espanta la felicidad del cerebro.

Un día me citó en su despacho y me recibió con una gravedad inusual, incluso para un hombre tan circunspecto e incapaz de desprenderse de una sonrisa. Tras informarme del trabajo de sus contables me señaló la cifra que aparecía al final del grueso informe que manejaba.

- Es el resultante de mi fortuna personal: depósitos, propiedades, acciones, bonos etc..., y el valor estimado de mis empresas.

La cifra era desorbitada y tardé varios minutos en darle formato en mi mente y ubicar los puntos de separación entre números para poder traducirla y darle significado.

- ¿Qué te parece? –Me preguntó. Pero mi boca se abría a la par con mis ojos y me quedé atónito y en silencio mirándola.

- Creo que es una cifra adecuada. –Me informó pausadamente, asintiendo con la cabeza, y comenzó a relatarme una extraña historia.

Se trataba del secreto de su inmensa fortuna, de la fortuna que se le había negado por herencia y destino y parece ser que tanto había anhelado desde que dejó prematuramente de ser niño.
Al principio pensé que bromeaba, pero sería la primera vez en todos esos años tan serios, y su rostro acartonado y solemne y su mirada amarga y profunda me indicaron que no se trataba de ninguna broma, amén de que tan poco propenso era a ellas que sería la primera vez en todos aquellos años que se permitiría tal ligereza. Muchas veces había oído esa historia. Era una leyenda que se corría en el mundillo económico y financiero, y que sin duda fue inventada debido a su fabuloso olfato hacia los negocios. Pero solo era eso, una leyenda quizá fruto de la envidia a la que jamás le di el menor crédito y tampoco lo haría esta vez. Quizá a mi amigo le faltase un tornillo... ¡no!. Conocía demasiado bien el lúcido funcionamiento de su cabeza, pero decidí seguirle la corriente.


- ... y así fue como, harto de tanta necesidad, vendí mi alma al diablo a cambio de la riqueza. –Finalizó su relato, al que siguió un largo silencio.


-Está bien –asentí irónicamente por fin-. Te creo. Esto quiere decir que en el otro mundo sólo te espera el infierno –él lo confirmó con la cabeza-. Eso es lo que quiero decir. Una vez vendida el alma, al menos disfruta de lo que te quede de vida aquí. Puedes hacer de los años que te quedan, que sin duda serán muchos, un auténtico paraíso. Todavía eres joven y sin embargo mira a tu alrededor: En este despacho transcurre toda tu vida. Hasta comes y duermes en él. No necesitas trabajar como un esclavo y vivir como un miserable. Eres inmensamente rico, podrías disfrutar de palacios, viajes, coches, joyas, hermosas mujeres... y sin embargo vives como un amargado. No recuerdo nunca ni un solo capricho de cincuenta centavos que te hayas permitido...

- Por eso te he llamado –me interrumpió-. Quiero que vendas todas mis empresas y realices todas mis participaciones, propiedades y valores. Lo quiero todo en metálico. –Añadió sonriente.

Fue entonces cuando lo entendí todo. Era la primera vez que lo había visto sonreír y hasta me carcajeé interiormente de la broma que me había gastado sobre su alma. Sí... Había llegado el final: El momento de disfrutar de su inmensa fortuna.

- Has llegado al final de tu camino, amigo mío –le dije mientras me dedicaba a pasear por la habitación reflexionando en alto-. El justo momento para retirarte y ser feliz. De disfrutar de esa felicidad que solamente puede dar el dinero fruto de un patrimonio tan extraordinario y que desconocemos los demás en tal grado.

- Sí. Ha llegado el momento de olvidarme de todas estas preocupaciones y de aprovechar el dinero para ser feliz. –Me confirmó con alegría.

- Además de multimillonario todavía eres joven –continué con mi paseo y cavilaciones en voz alta-, el mundo se te abre por completo... Sí..., mujeres, palacios..., todo tipo de caprichos... ahhhh.... –Continué imaginando todo aquello con sana envidia, imaginando como sería el futuro mundo de un Dios del dinero- Pero dime... ¿Por qué necesitas tanto dinero en metálico? ¿Vas a comprarte un país entero para retirarte?

- No –negó con la cabeza-. Necesito el dinero para recomprar mi alma al diablo.

Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS