Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Viernes 24 de noviembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Manuel Domínguez
Ourense - España
Soy despistado, imaginativo y bastante pasota.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Diciembre 2007
MENSAJE EN UNA BOTELLA
TE ENCONTRÉ
UNA INMENSA FORTUNA
EXTRAÑOS EN LA NOCHE
TE ESPERAN EN CASA
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

29/09/11 | 12:13: CONSULTAR- NET dice:
Buen día. Le informamos que la Sra Margarita Arzayús escritora –productora de Trenton NJ USA invita a usted y sus relaciones a analizar su propuesta para participar hasta el 15 de octubre en la Publicación de Relatos breves y Poemas ( libres) de Autores de Iberoamérica con una de las mas prestigiosas editoras de California USA .con llegada internacional y venta con cobro puntuales de derechos con reserva de su propiedad intelectual y disposición de su obra. En su blog encontrará toda su información www.arzayusescritos.blogspot.com. Atte. CONSULTAR- NET Servicio de Orientación, Contactos y Gestiones. Internacionales.
15/01/10 | 13:28: Edgardo Donato Díaz (Mariposas Azules) dice:
Realmente bueno. Muy bueno. Excelente diría yo! Transmite con crudeza y sobriedad, esas sensaciones que asaltan frente a una depresión. Me ha gustado mucho Manuel. Te dejo un abrazo. Con respetuoso afecto.
24/10/09 | 20:56: rolando dice:
Seguí buscando, Manuel... También podés ponerlo vos, el mensaje, digo... Me gustó mucho! Y además, te escribo porque soy nieto de gallegos de Ourense, y me vino una cosa... Te invito a conocer mi blog "lapacienteimpaciente", quizá te guste. Saludos. Rolando Martiñá
Vínculos
Literatura Americana Femenina Literatura Americana Femenina
Abordaje Psicosocial

La mujer es preservadora de vida, las escritoras nos dan un mensaje de apasionamiento que apuesta... Ampliar

Comprar$ 25.00

Escuchá Radio De Tango

Abracadabra


Relatos de ficción, inéditos y originales, escritos por un servidor.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

TE ENCONTRÉ



TE ENCONTRÉ
Llevaba Días presintiendo que lo acechaba. Eran pequeños detalles que le erizaban el vello del cuerpo y le estremecían por completo. Al principio pensó que eran sólo imaginaciones suyas, pero ahora tenía la completa certeza de que había dado con él.

Inclinado como un grifo sudoroso sobre el colchón empapado rompió a llorar.

- Es inútil huir-gimió un lamento-. Siempre dará conmigo.

Era otra ciudad, otro trabajo, un nuevo rostro camuflado entre la multitud; incluso una nueva imagen, otro corte de pelo, nuevas costumbres... y recuerdos.

Pero lo había encontrado de nuevo y lo había vuelto a envenenar.

Inoculado de ponzoña, notó como las fuerzas le desamparaban y el sorprendente dolor se esparcía sobre cada una de sus células.
Con un pesado movimiento logró encender el aplique de la mesilla. El reloj indicaba las tres de la mañana. Derrotado se abandonó sobre el lecho.

Casi fue incapaz de levantarse a la mañana. Presa del dolor y del veneno, gracias a un sobrenatural esfuerzo, logró enfundarse el traje del día anterior. No desayunó, ni se afeitó, ni se lavó... Tan sólo se frotó los ojos y se atusó su pelo negro, corto y abundante. Contempló su imagen desaseada en el espejo del aparador de la entrada, Sus ojos abultados y enrojecidos. Sobre su rostro descompuesto por el sufrimiento se extendía un borrón azulado de precoz barba.
Miró el reloj. Llegaba ya muy tarde. Recogió la cartera con esfuerzo, como si estuviera elaborada de plomo y se atrevió a salir.

Era una deliciosa mañana de finales de primavera, repleta de colores y aromas, repleta de alegría y bulleantes transeúntes camino de su trabajo.
Pero para él la mañana transcurría en blanco y negro, difusa a causa de la rara niebla que lo rodeaba. Cabizbajo y dolorido, avanzó por aquel mundo plano y mal sintonizado, lejano y ajeno como un programa de televisión.

Las aceras eran de cemento fresco y el aire de hormigón vaporizado. A los pocos pasos tuvo que detenerse para recupera fuerzas. Su cuerpo tiritaba y sintió pánico al verse en medio de todos aquellos peatones, distantes y hostiles, que no dejaban de mirarlo con odio cuando pasaban a su lado.

Estaba aterrorizado. Sin pensarlo otra vez, emprendió el camino de regreso a su piso. Allí se sentiría más seguro.

Se tomo de un trago un sorbo de whisky; eso atenuaría el dolor. Después se libró de los zapatos y la chaqueta. Agotado por tanta actividad realizada, se abalanzó sobre la cama y rompió a llorar.

Rendido ante la evidencia lo asumió: Nunca podría escapar. La depresión lo había vuelto a encontrar.

Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
15/01/10 | 13:28: Edgardo Donato Díaz (Mariposas Azules) dice:
Realmente bueno. Muy bueno. Excelente diría yo! Transmite con crudeza y sobriedad, esas sensaciones que asaltan frente a una depresión. Me ha gustado mucho Manuel. Te dejo un abrazo. Con respetuoso afecto.
e.donato.diaz@gmail.com
 
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS