Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Lunes 25 de septiembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Abrapalabra Taller Literario
Lanús - Argentina
Taller de escritura, lectura y análisis crítico y
degustativo de las palabras y las metáforas.

Integrantes: Betty Capella, Roberto Cerello, Fabián Di Lernia, Alejandra Fariña, Silvia Fornaro, Miguel Fraguela, María Centurión y Julián Pagano.

Coordinadora: Andrea Testa


Encuentros: Sábados de 17:30 a 19:30 Hs

Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Septiembre 2012
CASTIGO
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Mostrar datos Febrero 2008
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Diciembre 2007
Mostrar datos Noviembre 2007
Mostrar datos Octubre 2007
Mostrar datos Septiembre 2007
Entrá a Radio La Quebrada

Últimos comentarios de este Blog

29/01/13 | 21:13: daniel coletta dice:
muy muy bueno y además, conmovedor. Yo desee lo mismo cuando tenía 7
06/01/12 | 23:44: Miguel Fraguela dice:
¡Excelente Fabián! Gran poder de sintesis para describir la distancia entre la esperanza y lo que no se puede alcanzar. Este cuento es una pintura. También a mí me conmovió.
17/12/11 | 09:00: Elena A.Navarro(Falta tiempo para tanto decir) dice:
Muy bueno el relato con un final extraordinario, conmovedor
Vínculos
Palabras Escritas Vol.1 Palabras Escritas Vol.1
Revista de Integración Cultural

Número dedicado a Augusto Roa Bastos cumpliendo su sueño.


Ampliar

Comprar$ 25.00
Escuchá Radio De Tango

ABRAPALABRA


En este blog encontrarás los textos producidos por los
integrantes del taller, ya sean con consignas previamente
dadas o textos libres.
Creemos y sostenemos el "trabajo de escritura" y "el
aprendizaje en grupo".
Escucha y debate son nuestras herramientas para darle
alas a las palabras; para que poesías, cuentos, ensayos,
sean, además de un hecho estético, un acto de comunicación.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Sobre un chorro de Luna



Sobre un chorro de luna la rosa roja.

Tenía la sangre demasiado caliente. Ponía pasión, vehemencia en todo lo que hacía. En las reuniones secretas que se realizaban en el subsuelo de la casa de Roberto Gil, su novio, los hombres la escuchaban con respeto e interés.
La persecución a los periodistas era despiadada. Había que destruir la idea.
Las botas se paseaban por la ciudad martillando al pensamiento, para aturdirlo, para que durmiera un sueño sin ideas, sin gritos, sin reclamos. Un sueño donde la palabra “libertad” fuese una terrible pesadilla… pero, ¿Cómo lograrlo? Las botas estremecen sin encontrar la droga que adormezca el pensamiento, que congele la idea, que enfríe la sangre de Roberto Gil y de Luciana Roldán, su novia.
Podrían desaparecer en un abrir y cerrar de ojos; pero las botas saben que hay mil pupilas sobre sus botas y que no solo al país le rendirían cuentas.
Las botas se paseaban por la ciudad si luz, a oscuras, martillando el pensamiento y al asecho...
Luciana Roldán vestida como hombre había dado un largo rodeo antes de penetrar en su casa, se sentía cansada, el día había sido difícil; pero la noticia del vecino país: “iban a luchar juntos”… era necesario mantener la información en absoluto secreto. Temía que la felicidad se desprendiera de los poros, que la noticia la comunicara a los gritos, que su corazón lanzara un aullido inquietando a las botas y decidió bañarse en agua tibia a ver si conseguía serenarse.
No encendió ninguna lámpara.
Caminaba descalza envuelta en un toallón sin hacer ruido. No sabía como vestirse. Quería sorprender a Roberto.
Jeans y zapatos planos… era lo que usaba casi siempre; va siempre. Abrió el guardarropa y comenzó a mover las perchas: la blusa blanca… era buena elección, le quedaba bien y hacía contraste con su pelo negro. Le pareció ridículo ponerse una falda, ella peleaba con sus compañeros de hombre a hombre: luchando hombro con hombro no iba a andar de señorita justamente esa noche.
En pocos minutos Roberto golpearía la puerta y era mejor que un vestido, colocar el vino sobre la mesa y festejar la buena nueva. Lo esperaría desnuda con el pelo suelto y el corazón brincando de alegría.
Roberto Gil llamó a la puerta y entró en punta de pie para no hacer ruido, le dijo que no imposible pasar desapercibido cuando se tenía a la luna de enemiga. Ella no le respondió, llenó los dos vasos con vino “brindo por la amistad del país vecino y por la lucha que emprenderemos eran buenas las noticias que traía, que había descubierto el lugar donde se reunía y creía que lo estaban siguiendo: era juntos.”
La luna entró como si nada y con descargo le tocó la punta de los pechos; entonces el la vio chorreando luna cual diosa enigmática del tiempo.
Habían luchado juntos, juntos habían huido.
Habían descubierto juntos la conspiración del enemigo y juntos habían derrotado.
El la admiraba con respeto; pero la amaba por sobre todo sentimiento. Y entre tanta estratagema, luchas idas y venidas había olvidado de mirarla.
Él sentía que emergía de un tiempo de gritos y aullidos, de un tiempo sin Dios y sin silencio. Las manos de la diosa salpicaron el rostro con le vino e inicio una danza, una carrera, un hechizo y en el paroxismo del deseo.
Aulló:” ¡libertad!” con tal vehemencia que las botas se acercaron a dejarle una rosa roja sobre el pecho que chorreaba luna.

Betty Capella

Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
11/02/08 | 14:16: Roberto dice:
Querida Betty NO puedo escribir otra poesía sobre vos, ´porque vos sos toda la poesía.Huele a inciencio Revolucionario, aquel que auyenta la mediocridad y la muerte de las ideas. Un beso Rober
Robercerllo@hotmail.com
 
Últimas entradas del mes
04/09 | 08:59 CASTIGO
11/09 | 12:58 La luz de una vela
20/09 | 12:19 Ensayo-error
20/09 | 12:18 Cuidalos de lo que les hago
20/09 | 12:18 (sin titulo)
20/09 | 12:17 Perfecto
20/09 | 12:17 (Sin titulo)
18/09 | 21:10 LA LUNA,EL ZORRO Y BUDA
05/09 | 15:52 Insectario Relacional
05/09 | 15:50 Me da igual
05/09 | 13:00 CUANDO CAE LA TARDE
27/09 | 10:51 EL DRUIDA
24/09 | 18:37 Pasados lejanos
24/09 | 11:17 sin anestesia
15/09 | 17:28 Fantasma
21/09 | 10:48 creatividad


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS