Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Domingo 24 de septiembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Cielos e infiernos
Ricardo Cardone
Buenos Aires - Argentina
Enfermo ya de tantas discusiones con su perfil tan alejado de cualquier molde específico, siempre se muestra dispuesto a negárselo a los demás los días en que éste se rebela. De hombros que tienen prohibido caerse y pecho negado al abatimiento, suele suceder en su interior una lucha de clases entre una decente elegancia reflejada en su mente y una indecencia absoluta en su vestir, capaces de desconcertar a cualquier novato explorador de almas gemelas. Sumergido en una mezcla de aristócrata de barrio y último eslabón de la cadena evolutiva, aflora a la superficie con esa actitud inmutable que despliega frente al temor, valerosa cobardía de quedarse de pie ante el escalofriante devenir de la realidad. Su vida está reflejada en sus manos y en lo azul de su mirada. Si, azul. Lo blanco del ojo, para él, es azul.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Abril 2009
Vacíos
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Diciembre 2007
Mostrar datos Septiembre 2007
Mostrar datos Julio 2007
Mostrar datos Junio 2007
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

05/01/11 | 15:59: mariana dice:
Me gusta la descripción me lo imagino y aún más el final.
02/09/09 | 11:30: Marilen Zweifel dice:
\"VACÍOS\":hermoso poema Ricardo . Espero que sigas publicando . Marilen-sahumerio de vainilla-
25/08/09 | 21:07: Sol dice:
¡En qué paño muere abierta la otra herida!
Vínculos
Teleblog
Cielos e infiernos
Alma de Tango Alma de Tango


Un libro escencialmente tanguero en el que se mezclan sonetos de Ángel Marino Gonzá... Ampliar

Comprar$ 37.50

Cielos e infiernos


Tomá un tiempo, el que quieras, desmenuzalo como si fuera arena entre los dedos, desterralo, rociá el aire con el polvo, sentenciá al viento a que lo lleve lejos, bien lejos. Tomá un tiempo cualquiera y, de a poco, casi sin darte cuenta, te habrás librado de su pasado.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Todos somos canayas



Todos somos canayas
Todos somos canayas. Y canallas. Porque sí señor, porque olvidamos. Si nos faltan jugadores no nos importa. Hacemos como dijiste, dos líneas de cuatro y a tirarla para arriba. Vos quedate por ahí en el medio, cerca de Cardaña para que te cubra que nosotros acá te aguantamos. Al primero que te quiera encarar Wilmar lo atiende y si es cabeza dura, si la pisa sordo a la tribuna y a los tobillos, con la cabeza mirando nada más que la pelota, lo paramos nosotros. No le van a quedar ganas de cruzar el mediocampo, vas a ver. Acá estamos bien parados, negro, justo detrás tuyo. Somos mucho más que cuatro. Escuchá cómo grita la tribuna. No les importa cuántos somos, saben que a este partido lo damos vuelta. Corazón y pases cortos negro. Tenemos que jugar más juntos, por eso quedate ahí que nosotros nos cerramos de atrás. ¿Te acordás de Lacus Vendelinus, ese venusino que trajiste allá por el dosmilnosecuanto? Acordate de cómo jugaba. Ya sé, me vas a decir que no anduvo, pero el tipo no jugaba mal. Jugaba a otro fútbol, negro, estaba acostumbrado a jugar entre las marcas, a meter y meter. En el siglo 20 se jugaba distinto, negro. Jugaba el Diego y se los pasaba por arriba a todos, pero ahora es otra cosa. Ahora hay que apretar los dientes y meter pierna. Y por eso estamos acá, para meter pierna y corazón, negro, porque acá vamos a dejar la vida si es necesario. De esta cancha vamos a salir revoleando las camisetas a la tribuna, ya vas a ver. Porque acá jugamos todos, los bosteros, los gayinas, los cuervos, los canayas y los leprosos aunque ni vos mismo lo creas. No nos pesa la camiseta, mirá cómo la estamos transpirando. Así que si te das vuelta y mirás para atrás será para recibir un pase. Y parala, ponela al pie y levantá la cabeza. Wilmar está al lado tuyo. Y mirá si se nos da. Y mirá si el que tenés enfrente al fin se come un amague y encarás. Encarás como en el 86, primero con uno que se queda parado esperando que los de atrás te agarren, después con el otro, siempre por la derecha, y picás corto y queda otro más mirándote el número. Y ahí levantás la cabeza de nuevo y lo ves al venusino que sigue corriendo a tu lado y te abre los brazos pidiéndotela, entonces amagás el pase pero no, seguís derecho al área, te metés, y mirá si se da negro. Y yo te miro desde atrás pisando la línea del mediocampo y no lo creo. O sí, lo creo. Porque siempre lo creí. Te lo dije, te lo dije, una íbamos a tener. Y la tuvimos negro, y ahí estás, en el área, revolcando a la defensa. ¡Penal!, gritamos todos. Y esta vez era yo el que corría hasta la tribuna a gritárselo como un loco. Y después vinieron los entreveros, las agarradas con el referí. Y ahí estábamos todos otra vez, rodeándolo para que ponga la pelota en el punto de penal y no se le acerque ningún contrario. Porque lo cobraste vos referí, todos te escuchamos. No, negro, lo pateás vos. Vos tenés que estar tranquilo. Acordate del chancho, de lo que te decía el mono en las inferiores, acordate de Garbelli, negro. Acordate de Mainardi. No escuchés a nadie y reventale la red. Mirá cómo festeja la hinchada. Está enloquecida. Al venusino se lo llevan en andas. Y a vos negro, a vos te llevamos en el corazón. Si tenemos que hablar con quien sea, vamos a hablar con quien sea, aunque sea Dios o San Pedro. Pero quietos no nos vamos a quedar. Hicimos tantas cosas en la vida que una más podemos hacer. Si tenemos que aprender a dibujar, aprenderemos a dibujar, aunque sea por un tiempo. Para aguantar, negro, nada más que para aguantar. Acordate de lo que te dice uno que ésta no te la podía dejar pasar. Acordate negro, acordate que una se te va a dar, por pura revancha, como en el 2007. ¿Te acordás?.

Ricardo Cardone

Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 6 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
29/04/08 | 18:44: Elizabeth dice:
Me emocioné mucho con ese texto para el Negro. Me gustaría contactarte porque estoy haciendo un documental sobre él. Si podés, escribime a este mail: ambiamonte@hotmail.com y muchas gracias por una imagen tan linda del Negro como estrella de fútbol. Qué sueño hermoso! que lindo sería, y que linda vida nos dió.
ambiamonte@hotmail.com
 
06/09/07 | 11:07: alicia dice:
"¡Leendo homeje, Don Ricardo! Ej azí". Mendieta.
asusango@hotmail.com
 
09/08/07 | 08:00: Norberto dice:
Esta excelente el texto. Un muy buen homenaje al GRAN NEGRO. Gracias por escribirlo y compartirlo. Un Abrazo
norbmart@msn.com
 
30/07/07 | 16:18: María Teresa dice:
Genial. El negro es y será irreemplazable.
marite_2009@gmail.com
 
Últimas entradas del mes
18/09 | 11:49 El no cae


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS