Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Lunes 25 de septiembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Myrian Castillo
Barranqueras - Argentina
Simplemente escribiendo desde el río.

Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Abril 2009
Una ballena perdida en el Paraná
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Escuchá Radio De Tango

Últimos comentarios de este Blog

11/04/09 | 23:18: Myrian dice:
Gracias Luis por tu cuento
11/04/09 | 23:02: luis dice:
la ardilla llamada ana, era la más sociable del grupo de pequeños peludos. Una tarde, después de un apanzada de nueces, se alejo del grupo a dormir sobre una halla, su sombra era la mas fresca de todas... se le hizo noche y se dirigio a saltos breves a su madriguera, pero fue avizorada por un buho. Ana se sintió muerta, pues no veía hacia donde sus saltos la transportaban... sintió el aleteo sobre su cola y luego una garras frente a sus ojos, imploró a sus creencias para no ser devorada, pero el buho ni la tocó siquiera... el ave era vieja, casi ciega y sorda. Ana masticó rapidamente sus plumas y la dejó sin volar, vengándose de esa manera de todos sus amigos muertos por esta ave de rapiña. La noche pasó rápìdo... el sol aparecio entre los árboles, frente a la madriguera de ana, unas cuantas plumas, regalo de los lobos por el suculento festin que Ana les había regalado
31/05/08 | 16:13: Graciela(JAQUE MATE EN LA COMARCA) dice:
REcién te veo Myriam!! me gusta tu estilo chaqueña!! me encanta! Esta Muñeca de Papel está tan bien desarrollad...muy bueno! La palabra exacta en el momento exacto. Breve, tenso, bello. Pasá por mi comarca cuando quieras. Estoy de "vacaciones" de "mis palabras", pero allí mis textos esperan visitas. Un abrazo Graciela
Vínculos
el umbral
Culpa de los muertos Culpa de los muertos


Corrientes, Argentina de los fines de los 70. Un grupo de estudiantes de medicina buscan las resp... Ampliar

Comprar$ 65.00

Escuchá Radio De Tango

Cromosoma XX


Trabajos realizados en mis torridas noches literarias.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

La hormiga






Belén era una hormiguita muy aventurera le gustaba ver el paisaje, jugar y pasear.
Un día estaba tan aburrida que no sabía que hacer, entonces se puso a pensar, pensando, pensando, se le ocurrió ir al bosque.
Cuando llego allí, sorteando muchos arbustos, escucho un ruido, Belén la pequeña hormiga comenzó a temblar de miedo, tomo aire y se armo de valentía pregunto con la voz mas fuerte que tenía -¿quién anda ahí?
Rugió un león sin dientes, que también temblaba de miedo, por que al mirar para todos lados no veía a nadie, sin embargo Belén lo veía y quedo blanca de miedo.
El león pregunto - ¿quién anda ahí?
La hormiguita con la voz, más fuerte que tenía dijo: ¡yo!
El león miró nuevamente a todos lados, mientras sus patas le temblaban, allí la vio, y comenzó a reír, la hormiguita también al ver que el león no tenía dientes, y se hicieron muy buenos amigos, el león la llevo en su lomo por todo el bosque, y colorín colorado vayamos a dormir.


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 2 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
11/04/09 | 23:18: Myrian dice:
Gracias Luis por tu cuento
lizalucia@hotmail.com
 
11/04/09 | 23:02: luis dice:
la ardilla llamada ana, era la más sociable del grupo de pequeños peludos. Una tarde, después de un apanzada de nueces, se alejo del grupo a dormir sobre una halla, su sombra era la mas fresca de todas... se le hizo noche y se dirigio a saltos breves a su madriguera, pero fue avizorada por un buho. Ana se sintió muerta, pues no veía hacia donde sus saltos la transportaban... sintió el aleteo sobre su cola y luego una garras frente a sus ojos, imploró a sus creencias para no ser devorada, pero el buho ni la tocó siquiera... el ave era vieja, casi ciega y sorda. Ana masticó rapidamente sus plumas y la dejó sin volar, vengándose de esa manera de todos sus amigos muertos por esta ave de rapiña. La noche pasó rápìdo... el sol aparecio entre los árboles, frente a la madriguera de ana, unas cuantas plumas, regalo de los lobos por el suculento festin que Ana les había regalado
luisazocard@gmail.com
 
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS