Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Miércoles 22 de noviembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Cintia Lepere
Capital Federal - Argentina
Hace tiempo me dedico a escribir textos breves, un género de la narrativa que los que saben llaman "prosa poética". Pero la inspiración, la imaginación y la palabra fluye sin respetar géneros ni formatos, sin conservar parámetros.
Producto de la imaginación de quien las escribe y presas de las palabras, las historias toman caminos pocos predecibles cuando son escritas.
"Imagen, distorsión, reflejo y realidad" es un cuento. Mi primer cuento. He decidido publicarlo de a poco, tal como lo fui escribiendo. Espero, lo disfruten...

www.cintia-enprimerapersona.blogspot.com

Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Febrero 2008
Inadvertido II
Inadvertido III
Inadvertido
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Noviembre 2007
Mostrar datos Octubre 2007
Mostrar datos Septiembre 2007
Mostrar datos Agosto 2007
Escuchá Radio De Tango

Últimos comentarios de este Blog

14/01/10 | 02:38: maria del carmen croceri dice:
cintia cuanto talento ,cuanta fuerza interior,me sorprende tu literatura tan audaz,porsupuesto has crecido mucho desde aquel primer cuento que fue premiado en lollla secundaria. hoy sos una mujer
14/06/08 | 11:05: La Condesa dice:
Te invitamos a ver las últimas 2 funciones de La Condesa sangrienta de Alejandra Pizarnik en el Espacio Teatral del borde, chile 630 domingo 21hs, podes hacer tu reserva al 4300-6201.Apurate el libro está por cerrar sus páginas
16/09/07 | 19:56: LILIA dice:
bien por los opuesto.
Vínculos
En primera persona
Palabras Escritas Vol.1 Palabras Escritas Vol.1
Revista de Integración Cultural

Número dedicado a Augusto Roa Bastos cumpliendo su sueño.


Ampliar

Comprar$ 25.00
Entrá a Radio La Quebrada

En primera persona


Lo que siento tiene una fuerza arrolladora que tiende a querer escapar de mí y hacerme explotar en mil pedazos. Como si los sentimientos, fueran un volcán en estado de latencia pero en constante alerta. Sin embargo, las palabras se convirtieron en un canal alternativo, una salida lateral ...




Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Inadvertido III



Había llegado el día. Esperaba ansioso. Fumé uno tras otro mis cigarrillos obsesionado con el instante en el que llegaras sacudiendo tu largo cabello azabache, simulando una sensual espontaneidad. Pero, al igual que yo, habías estudiado y ensayado una y otra vez cada uno de tus movimientos. Sabías lo que pretendías de los demás y no te permitías margen de error. Con aires de improvisación ejecutabas la escena vez tras vez, igual que siempre.
Caminaste algunos metros hasta quedar rodeada de gente. Le sonreíste seductora y altanera a un grupito de chicos que se excitaron con solo verte. Te diste cuenta que te observaban con esa mirada ingenua de adolescente inexperto. Y cuando el deseo arrastró consigo a la imaginación comenzaron a pensar, como escenas de una película pornográfica, todo lo que harían contigo. Y vos les sonreíste, por puro gusto, de pura puta. Se quedaron con la imagen de tu sonrisa congelada en su mente, el único consuelo que les dabas a quienes deliberadamente condenabas al olvido.Esperé que tomaras unos cuantos sorbos de tu copa. Caminé en línea recta y quedé paralizado. No te diste cuenta, me dabas la espalda. Entonces hice lo que tantas veces. Recorrí con la mirada tu silueta deteniéndome en la sinuosa curva que demarcaba el límite entre tu cintura y tus caderas. Deslicé lentamente la yema de mi dedo índice por tu espalda, entonces volteaste en busca del rostro del osado. Me miraste a los ojos y te mordiste el labio inferior. Entonces me acerqué hasta quedar a unos pocos centímetros de tu boca, sentía tu respiración agitada sobre mi rostro y me acerqué un poco más. Miraste sobre mi hombro y me hiciste a un lado suave, pero con firmeza. Te arrojaste a los brazos de un tipo al que nunca había visto. Lo tomaste de la mano, y cuando creías que nadie te veía, te fuiste del lugar. Y yo, otra vez, te seguí.
(Continuará)


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
19/11 | 01:39 Imagen, distorsión, reflejo y realidad (Quinta parte)
12/11 | 21:50 Imagen, distorsión, reflejo y realidad (Cuarta Parte)
05/11 | 01:19 Imagen, distorsión, reflejo y realidad (Tercera parte)


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS