Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Martes 19 de septiembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Cintia Lepere
Capital Federal - Argentina
Hace tiempo me dedico a escribir textos breves, un género de la narrativa que los que saben llaman "prosa poética". Pero la inspiración, la imaginación y la palabra fluye sin respetar géneros ni formatos, sin conservar parámetros.
Producto de la imaginación de quien las escribe y presas de las palabras, las historias toman caminos pocos predecibles cuando son escritas.
"Imagen, distorsión, reflejo y realidad" es un cuento. Mi primer cuento. He decidido publicarlo de a poco, tal como lo fui escribiendo. Espero, lo disfruten...

www.cintia-enprimerapersona.blogspot.com

Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Febrero 2008
Inadvertido II
Inadvertido III
Inadvertido
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Noviembre 2007
Mostrar datos Octubre 2007
Mostrar datos Septiembre 2007
Mostrar datos Agosto 2007
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

14/01/10 | 02:38: maria del carmen croceri dice:
cintia cuanto talento ,cuanta fuerza interior,me sorprende tu literatura tan audaz,porsupuesto has crecido mucho desde aquel primer cuento que fue premiado en lollla secundaria. hoy sos una mujer
14/06/08 | 11:05: La Condesa dice:
Te invitamos a ver las últimas 2 funciones de La Condesa sangrienta de Alejandra Pizarnik en el Espacio Teatral del borde, chile 630 domingo 21hs, podes hacer tu reserva al 4300-6201.Apurate el libro está por cerrar sus páginas
16/09/07 | 19:56: LILIA dice:
bien por los opuesto.
Vínculos
En primera persona
Deliciosos cigarrillos mentolados Deliciosos cigarrillos mentolados


¿Qué se nos cuenta aquí? Como ocurre siempre en literatura, si los temas imp... Ampliar

Comprar$ 29.00

En primera persona


Lo que siento tiene una fuerza arrolladora que tiende a querer escapar de mí y hacerme explotar en mil pedazos. Como si los sentimientos, fueran un volcán en estado de latencia pero en constante alerta. Sin embargo, las palabras se convirtieron en un canal alternativo, una salida lateral ...




Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

El ritual de las máscaras



Cada uno ocupó el lugar que previamente había seleccionado en el círculo convenido como ámbito de común acuerdo. Era la forma más sencilla de aceptar que los equivocados eran más de uno; que el ritual era inevitable y necesario. La inmunidad era una posibilidad que se agotaba, y el instinto de supervivencia les impedía romper la rueda. No era el destino, era una elección menos libre que obligatoria. Y con la pena de lo que no fue pero podría haber sido se resignaron a aquel pequeño espacio reservado que solo podrían conservar si actuaban de la forma correcta.La ceremonia comenzaría y cada uno llevaría a cabo el papel acordado, la caracterización que con tanto esmero habían logrado casi a la perfección y que se encontraban en condiciones de representar sin previo ensayo. Tan incorporada como un verdadero yo que jamás conocerían, que se ahogaba, se desangraba, agonizaba... y que sin embargo, aún no se decidía a morir aunque empecinados no dejaran de intentar matarlo. Metodología aprobada con honores, la naturalización de las ideas ajenas a flor de piel.Uno a uno fueron cubriendo sus rostros con máscaras que de tan gruesas y opacas ocultaban para siempre las expresiones de dolor que inevitablemente causaban. Era una muerte realmente extraña. Era la concepción, el embarazo... era como parir un mutante, un ser amorfo, distante...Las contorsiones corporales hablaban del efecto esperado, el interior lo rechazaba por extraño. Un viaje introspectivo delataría la mentira y se sentirían culpables por ellos mismos.El fuego aún ardía en medio del circulo, tenía hambre de almas como cualquier hoguera. Los participantes de desvanecían alrededor del fuego con las máscaras puestas contorsionándose, delirando...Cuando las cenizas comenzaban a esparcirse con la brisa que sopla justo antes de que el amanecer se convierta en otro día, los participantes se incorporaban pero ya no se quitaban las máscaras. Las lágrimas sólidas para ser perennes, y la risa fornicada con esteca, horneada a altas temperaturas, camuflada con esmalte, tan artesanal como poco natural. Porque con el ritual de las máscaras, aunque poco auténtica, la vida se les hacía menos vulnerable.

Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 2 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
06/09/07 | 15:33: alicia dice:
"La historia parece así como una propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las cosas". Rodolfo Walsh.
asusanago@hotmail.com
 
Últimas entradas del mes
23/09 | 22:09 Nunca quise que te fueras
16/09 | 23:46 Opuestos
09/09 | 23:51 Imparcialidad
03/09 | 02:03 En pretérito
01/09 | 19:03 Objetivo


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS