Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Martes 26 de septiembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Cintia Lepere
Capital Federal - Argentina
Hace tiempo me dedico a escribir textos breves, un género de la narrativa que los que saben llaman "prosa poética". Pero la inspiración, la imaginación y la palabra fluye sin respetar géneros ni formatos, sin conservar parámetros.
Producto de la imaginación de quien las escribe y presas de las palabras, las historias toman caminos pocos predecibles cuando son escritas.
"Imagen, distorsión, reflejo y realidad" es un cuento. Mi primer cuento. He decidido publicarlo de a poco, tal como lo fui escribiendo. Espero, lo disfruten...

www.cintia-enprimerapersona.blogspot.com

Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Febrero 2008
Inadvertido II
Inadvertido III
Inadvertido
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Noviembre 2007
Mostrar datos Octubre 2007
Mostrar datos Septiembre 2007
Mostrar datos Agosto 2007
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

14/01/10 | 02:38: maria del carmen croceri dice:
cintia cuanto talento ,cuanta fuerza interior,me sorprende tu literatura tan audaz,porsupuesto has crecido mucho desde aquel primer cuento que fue premiado en lollla secundaria. hoy sos una mujer
14/06/08 | 11:05: La Condesa dice:
Te invitamos a ver las últimas 2 funciones de La Condesa sangrienta de Alejandra Pizarnik en el Espacio Teatral del borde, chile 630 domingo 21hs, podes hacer tu reserva al 4300-6201.Apurate el libro está por cerrar sus páginas
16/09/07 | 19:56: LILIA dice:
bien por los opuesto.
Vínculos
En primera persona
Angelito & Machájhuay Angelito & Machájhuay


La narración posee el rasgo inicial de un pistolero salido de la cárcel, que s&oacu... Ampliar

Comprar$ 45.00

Entrá a Radio La Quebrada

En primera persona


Lo que siento tiene una fuerza arrolladora que tiende a querer escapar de mí y hacerme explotar en mil pedazos. Como si los sentimientos, fueran un volcán en estado de latencia pero en constante alerta. Sin embargo, las palabras se convirtieron en un canal alternativo, una salida lateral ...




Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Imparcialidad



Aquel día le negó su alma. Se lo dijo con todo respeto y un pedido de disculpas de por medio. Y aquél sin entender le redobló la apuesta pensando que si no aceptaba, al menos lo enfurecería y entonces la historia escrita se repetiría y sería nuevamente el protagonista. Pero contra todo pronóstico se sintió halagado y prometió que lo pensaría, porque quizás, en el futuro, uno nunca sabe...
Una respuesta tan confusa como insólita para el caso; una decisión, que no causa ira, ni venganza, ni temor, ni nada...
El otro llegó orgulloso, henchido creyendo que el objetivo se había cumplido, que su voluntad todo lo puede... Y lo invitó a sentarse a su lado en la mesa, y le ofreció el pan y le llenó la copa. Pero antes de llevársela a la boca volvió a dejarla sobre la mesa y con sus mejores modales rechazó el pan. Descolocado y confuso, el otro, intentó entender tal imparcialidad...
La mañana lo encontró tendido sobre la cama, la vida lo había abandonado y ahora se encontraba a la espera de que algo pasara.
Aún no había visto aquella luz incandescente, ni las llamas del fuego eterno quemaban su espalda; por el contrario la habitación permanecía cerrada y ni dentro, ni fuera pasaba absolutamente nada...
Parado en el umbral de la puerta, aquel demasiado pensativo, no la abre, ni la cierra... el increíble desconcierto.
Por fin llega el otro, y aquel pensando que esa era la respuesta a todas sus dudas le cede el paso. Pero el otro también estaba desconcertado, entonces, tan solo avanzó unos pocos pasos.
Él esperaba tendido sobre la cama, inmóvil... es que nada ocurriría hasta que alguno de los dos diera una orden. ¿Cuál de los dos la daría? ¿Quién sería?
Y el camino a la eternidad resultó ser más serio e importante que una tonta disputa moral, y el destino de su alma estaba en el centro de la mesa, junto a un mazo de cartas que ninguno de los dos deseaba cortar. Repartirlas y jugar indicaría que había algo que apostar (algo que perder, algo que ganar) y no lo había.
El veredicto tardaba demasiado, así que intentó moverse, y descubrió que podía levantarse, y de puntillas, como adivinando que si hacia algún ruido interrumpiría tan importante partida se acercó a la puerta. Primero trató de escuchar a través de esta pero el ambiente estaba sumido en el más espectral de los silencios. Entonces espió por la cerradura, pero no percibió presencia alguna.
Espero tanto como su ansiedad se lo permitió y salió de la habitación en busca de su destino eterno...
Pero sobre la mesa estaba su alma y el mazo de cartas apilado a un lado. Entonces descubrió que ya no había rumbo ni destino para su alma... no había eternidad, ni luces, ni llamas...
No tardó en darse cuenta de que su imparcialidad era el motivo...
Porque en la vida no se puede quedar bien con Dios y con el Diablo.


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
23/09 | 22:09 Nunca quise que te fueras
16/09 | 23:46 Opuestos
09/09 | 23:51 Imparcialidad
03/09 | 02:03 En pretérito
01/09 | 19:03 Objetivo


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS