Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Miércoles 20 de septiembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
JAQUE MATE EN LA COMARCA
Graciela Errecart
Buenos Aires - Argentina
Escribo desde siempre, en español y en francés. ´
Cuentos relatos poemas. Algunos premios me halagaron, publiqué, también fui invitada a hacerlo; traductora, alguna vez actriz, hacedora de pequeñas esculturas, defensora acérrima de la palabra.

Soy rojo y negro, a veces blanco.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Junio 2011
Confesión al cuerpo
HOLA A TODOS. MIS SERVICIOS DE FRANCÉS.
Sin nombre
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Enero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

03/08/11 | 22:49: laura e dice:
Hola Graciela, gracias por pasar por mi blog, trato de subir fragmentos que realmente me gustan. Aca tambien entre tus palabras escucho esa musicalidad. abrazo laura.
18/11/10 | 21:43: GRaciela dice:
GRacias Corcho por tu agradable comentario. No sé cuál es tu blog. ´ Hasta pronto, Graciela (jaque mate en la comarca)
18/11/10 | 01:46: corcho dice:
Muy linda tu narrativa, muy linda.
Vínculos
gitanosenlaalmohada
cruzagramas
Angelito & Machájhuay Angelito & Machájhuay


La narración posee el rasgo inicial de un pistolero salido de la cárcel, que s&oacu... Ampliar

Comprar$ 45.00

Escuchá Radio De Tango

JAQUE MATE EN LA COMARCA


Los textos publicados en este blog están protegidos por el Régimen de la Ley 11723, bajo un Nºde registro a mi nombre, en la Dirección Nacional del Derecho del Autor.
"Transforma tu cuerpo en visión: hazte mirada",(Jelaluddin Rumi,1207/1273)


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

EL ULTIMO AÑO



EL ULTIMO AÑO
Ellos estaban parados uno detrás del otro. Con sus gruesas capas azules y las coloridas bufandas de lana.
Habían logrado una formación perfecta, como él quería.

Estaban acostumbrados al frío, pero aquella mañana, el aire hubiese podido ahogarlos; una cortina helada impidiéndoles respirar.
El patio del colegio sólo nieve; las paredes de grandes piedras rectangulares, un manto blanco e inexpugnable,la ladera glacial de una montaña,el fin del mundo.
Esa era la sensación generalizada entre los alumnos; lo único que deseaban era poder entrar lo antes posible al lugar.
La columna de humo que emergía furtiva y ondulante desde la chimenea del establecimiento,la única imagen que los gratificaba.

Él apareció desde atrás, con paso ligero y silencioso. Todos se sorprendieron, ya que lo esperaban como lo hacía año trás año por la puerta principal del colegio.
Aquélla era la última vez que ésto sucedería. Cercano y tangible, el final de la carrera.
Felizmente, dejarían de verlo por siempre. Sensación unánime entre los miembros del apretado grupo de adolescentes. Aquél hombre, rechazado por toda la comunidad escolar, regía la institución desde hacía treinta y cinco años; heredero directo y único hijo del fundador de la misma.

La pequeña figura del director se acodó entonces cerca del portón de entrada, frente al grupo de quince jóvenes ansiosos por irse de allí de una vez por todas. Como siempre lo hizo, el primer día y sólo el primer día, les sonrió entreabriendo sin mezquindad los labios delgados y rugosos.
Sus dientes habían cambiado demasiado con los años. Se veían amarillos, muy oscuros, casi marrones.
Vestido de negro, con la capa también negra, como siempre, la cara blanca como el día. Luego de la sonrisa pronunció las palabras de rigor.
Los chicos, impacientes,esperaron las consabidas : "Ahora pueden pasar. Este año ocuparán el aula número tal o cuál. Bienvenidos nuevamente; a estudiar y que tengan un buen año".
Todo se repetía matemáticamente. Idéntico discurso, omnipresente su característica indiferencia hacia los alumnos, un desierto de sentimientos, la ausencia en el hacer y en el decir.
Sólo era un cúmulo de discursos. Palabras huecas, gestos esquivos; una autoridad plena de inseguridades. Una vida plagada de fracasos y soledad.

Pero a ellos ni les molestaba pensar en todas las carencias y falacias de aquél ser miserable. Sabían que a pesar del desprecio y el desamor que él les demostraba, en apenas nueve meses, dejarían de verlo para siempre.

Presentían la tibieza de la sala al entrar, cuando el "démon noir", como solían llamarlo, les dió un par de órdenes insólitas.

Debían sacarse las capas, doblarlas en cuatro y colocarlas junto a ellos, sobre la nieve.
Segundo paso, hacer lo propio con las bufandas, ubicándolas luego sobre las capas; de ese modo cumplirían el objetivo: transformarlas en almohadas; fugaces.
Luego, deberían acostarse uno al lado del otro en el mismo orden que guardaban en la fila y cuidando de apoyar bien las cabezas sobre la ropa dispuesta con tal objeto; no era cuestión de comenzar el año con quince alumnos enfermos...

En medio del más absoluto desconcierto, los jóvenes cumplieron las órdenes del superior.

Una vez que todo y todos se encontraban en el lugar correcto, el director se quitó los guantes de cuero y los tiró al piso.
Estos parecían dos palomas negras; muertas y abandonadas en medio de la nieve; con la vida tan lejos como la mirada del hombre que entonces comenzó a caminar lentamente hacia el grupo. Lo hizo como quien va a realizar la inspección de los soldados en un campamento militar.

Súbitamente al hallarse frente a ellos, abrió su capa y extrajo de los bolsillos de su sobretodo un par de armas.
Con la rapidez y puntería de un experto, y aún más que esto, ejecutando holgadamente lo increíble, sin darles tiempo al menor movimiento, les disparó con rigor,un tiro en la frente, a cada uno de ellos.

Graciela

Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 4 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
03/05/08 | 20:36: roberto(viajero nocturno) dice:
Leer esto me ubica sin poder escapar del lugar que citas y causas sensaciones en mi por la capacidad de describir con justeza lo que buscas.No me imaginé un final así nunca lo cual me deja asombrado pero me gustó demasiado. Lo haces muy bien.
jotarom77@yahoo.com.ar
 
20/04/08 | 12:51: Victor Bé dice:
Y, ya lo sabía.Faltaba qu empezaras. Cuanto hace que no nos vemos??Gracias por invitarme a tu comarca.Pero flaca, despacio..El último año me dejó así..con la boca abierta...qué cretino el tipo! qué loco! qué bien lo hacés! sintético, descriptivo en su justa medida, final de efecto que gusta y cómo! Bises bises ma chère collège! Victor Bé
victorbesaez@gmail.com
 
17/04/08 | 15:07: Moe (3corta2) dice:
Que lindo director Graciela, se ve que era un buen tipo. jajaja Moe
moerocker@hotmail.com
 
17/04/08 | 06:25: Viviana Sanchez (Blog Abanico de luces/Foro Poesía) dice:
Buenísimo, efectista, con un final escalofriante. Magnifique!
enfermeria@amplast.com.ar
 
16/04/08 | 18:17: Catalina Bas (otoño) dice:
Graciela: tus relatos, ¡cómo siempre!, de fuerte contenido. Gracias por compartirlos, y por haber visitado mi blog. Un beso enorme...Catalina
catalinagut@yahoo.com.ar
 
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS