Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Lunes 25 de septiembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
TINUS
Florentino Diez
Ingeniero White - REPUBLICA ARGENTINA
Soy eminentemente tanguero.
Jubilado Bancario
Nací el 16 de octubre de 1935
MI ESPOSA: Ángela Ventura
MIS HIJOS: Claudio Aníbal y Andrea Claudia
MIS NIETOS: Leandro Matías, Hernán Maximiliano, Braian Gabriel y Agustín Emiliano.


Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Diciembre 2012
Amor, paz y trabajo
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Enero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Mostrar datos Febrero 2008
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Diciembre 2007
Mostrar datos Noviembre 2007
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

14/04/15 | 23:06: Chalo Tascheret dice:
tengo 78 años y muchos ha que no tenia todo el texto de este magnifico poema , sabia parte de el , pero tratare de memorizarlo todo y guardarlo en mis muchos lindos recuerdo que guardare en mis memorias ,,,,,, gracias
17/11/14 | 02:01: luis oscar dou dice:
tengo 83 años y, aunque se de que trata el poema, hay una parte de la letra que recuerdo y no la encuentro en esta versión que dice: no silbes Lisandro, no ves que tus silbos parecen aullidos de perros. Recuerdos vagos de mi adolescencia.
23/09/14 | 19:40: Gladys B. Alarcon dice:
Linda poesia. Supe de ella por un grupo de amigas argentinas con quienes compartimos el gusto por los libros, la poesia, la pintura, en fin ARTE. La pagina: La Magia de la Lectura en Facebook. Lo invitamos. Tanguera de escuchar tangos desde que estaba pequenia. Me encanta la musica y lo invito a la pagina Musica de ayer de hoy y de siempre. Ecuatoriana viviendo en USA hace poco. Tambien jubilada, con 2 hijos y 1 hija, 3 nietas, 1 nieto y 2 bisnietas. Saludos.
Vínculos
Polisapo en el camino Polisapo en el camino


... Ampliar

Comprar$ 15.00

TINUS


Este espacio estará dedicado a notas de cultura general, pero con inclinación a la música nacional, entendiendo como tal el tango y el folklore


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Obras sociales..?



Obras sociales..?
(por el doctor Lespido Pido)
Los concurrentes en su mayoría eran personas mayores. Una obra social, había convocado a una reunión para explicar las nuevas disposiciones para mejorar la atención a los afiliados. Y se hacía hincapié en la importancia del médico de cabecera, que era algo así, como el reservorio de la historia de cada paciente y por lo tanto quien estaba en mejores condiciones que nadie, para resolver las cuestiones de salud, encaminar los diagnósticos, derivar a los pacientes al especialista correspondiente, porque era quien conocía al paciente, aun más allá del mero hecho médico de atención.
Se recordaba cuando el médico de familia, en cada barrio, atendía a los vecinos, desde su nacimiento y estaba en conocimientos de no sólo sus antecedentes de salud, sino de toda la familia, chequeando antecedentes de padres y abuelos.
Fue cuando una señora mayor, que una réplica del personaje Mamá Cora:
“Pero eso ahora no se puede hacer”
El médico que hablaba, con un gesto de contrariedad, preguntó:
“Por qué..?
“Porque antes un médico familiar nos duraba toda la vida. Y según me dijo mi vecina, esa que está separada y cuando pasa la esquina, la llenan de silbidos, ahora los médicos de cabecera, no son el que tiene el consultorio a la vuelta de casa, porque no figura en el listado de la obra social”
“Es cierto – repuso el médico – el médico de cabecera debe adherirse a la obra social. Pero le ofrecemos un listado de médicos clínicos, donde usted por elige el que crea más conveniente”
“De la lista que tiene ustedes… - agregó la supuesta Mamá Cora – pero no me dejan que el Raulito el hijo de mi comadre, sea mi médico de cabecera”
“Pero, abuela – explicó el facultativo – dígale que se adhiera a la obra social y entonces puede ser su médico de cabecera”.
“¿Cómo, se tiene que afiliar, como antes, de prepo? – se enojó la señora y agregó – y yo no soy su abuela. Y la libertad de trabajar?
”Perdón señora. Le dije abuela cariñosamente – el médico ya estaba algo nervioso – pero son las reglas establecidas”.
“¿Establecidas por quién? El derecho de trabajar está en la constitución – contestó firmemente la señora – y sobre la constitución, no hay nada…
………..
Los médicos en la mesa, vieron que se desviaba peligrosamente la cuestión del fin que ellos trataban de darle a la charla.
Pero antes que pudieran contestarle, la señora continuó: “Porque lo que ustedes hacen es que elijamos un médico de cabecera o nuestro ginecólogo, en teoría, en el plan que imaginaron quienes adoptaron este procedimiento está bien, pero la práctica es muy distinta. Esta vecina, la separada, me decía que cuando eligió los médicos indicados, el ginecólogo a los dos meses, dejó de atender a los afiliados a la obra social, y tuvo que elegir a otro, por la misma causa. El de cabecera, en dos años que la atendió, no la vio nunca y su secretaria fue la que le confeccionó las recetas que necesitaba o las derivaciones que pedía. Cambió el doctor de cabecera y a los tres años tuvo que cambiarlo otra vez, porque renunció. Y seguramente, los señores y las señoras que están aquí tendrán historias iguales a las que relato, porque es lo que está pasando continuamente. Entonces diganló claramente intentan un sistema de salud, que es impracticable, porque las condiciones que le ofrecen a los médicos, desde las obras sociales o desde la asociaciones médicas, no son las adecuadas, para un plan a largo plazo…”
Un aplauso subrayó las palabras de la señora y se levantaron voces de apoyo. Se escucharon frases como “Tiene razón”, “A mí me pasó lo mismo”, “Médico de cabecera, de dónde?” y se transformó todo en un tumulto que obligó a levantar la reunión.

A mi familia le pasó algo parecido. Dos médicos de nuestro pueblo, nos atendieron, asistieron y curaron, durante mucho tiempo hasta que las obras sociales, pasé por cuatro, determinaron el nuevo esquema que se plantea en el relato anterior. Y de un listado expuesto tuve que elegir, un médico que no conocía y mi señora un ginecólogo también desconocido, porque los que tradicionalmente, nos atendieron, dependiendo de tres obras sociales, no trabajaban para la obra social. Otro tanto me pasó con el cardiólogo, que deberíamos haberlo cambiado, pero no lo hicimos y seguimos con él, por supuesto pagando la consulta, ya que en los hechos, resulta nuestro médico. El que nos conoce. Sabe nuestros puntos débiles en salud y a quien consultamos permanentemente. Los médicos de cabecera, cambiaron en cuatro años en igual cantidad de médicos, por deserciones de los mismos.
El ginecólogo de mi señora tampoco atendía por la obra social y hubo que dejarlo, pese a la idoneidad y confianza que nos había demostrado. Lo mismo el especialista urológico, que primero me atendió, ordenando ecografías y análisis y el que lo reemplazó, por no seguir adherido, sólo nos prescribe análisis. Así que no sólo cambia el médico sino que decrece la calidad de atención. Reíte de la medicina preventiva.
En este ir y venir de las obras sociales, también mi señora desde hace años se trata con una endocrinóloga, que tampoco se avino a la obra social.
Esta profesional, le pidió una serie de análisis y estudio ecográficos, para controlar la medicación que le había suministrado y adecuarla a las nuevas realidades.
Al pretender autorizar las prescripciones, fui duramente recibido por el empleado de la obra social, quien disculpándose me decía que la doctora sabía que no puede pedir estos controles, que porque me hacía pasar el mal rato a mí. Luego terminó de hablar, le dije que me autorizara lo que correspondía y no lo que no, vería como me las arreglaba.
Me entregó las órdenes para los análisis y desechó los estudios ecográficos, diciéndome que le pidiera al médico de cabecera que los transcribiera.
Concurrí al laboratorio y tuve que dejar los pedidos de análisis, para que los auditara el colegio respectivo. Días después el bioquímico me dice que parte de los análisis estaban autorizados y otros no.
Al insistir que no era capricho, el pedido me reiteró que no podía hacerlos ya que la auditoría, los había rechazado.
Otro laboratorio que visité, me aseguró que de una u otra forma los iba a realizar. Pero que debía pedirle al laboratorio inicial que anulara los pedidos de autorización que había solicitado, ya que de lo contrario ellos no podrían cobrarlos.
Me pasaron los números de autorización, pero resultó insuficiente y tuve que retirar y entregar para su baja todos los pedidos.
Luego de unos cuantos días de estar insistiendo, logré recuperar, los pedidos ya con sus bajas. Pero estaba todo vencido por fecha. Por lo que tuve que esperar hasta un viernes venidero, que es cuando está mi médico de cabecera, para repetir toda la papelería. Con ella en mano, quise autorizarlos con el bono correspondiente, pero me informaron que debían tener el visado de la auditoría de bioquímicos, cuando en la vez anterior no me las habían solicitado. Con la buena voluntad del nuevo laboratorio conseguí solucionar todo ese mismo día, cuando habían transcurrido casi 60 días, del primer trámite.
Por cuerda separada, mi señora había concretado las ecografías, retirándolas y entregando todo a su doctora.
Todo parecía haber concluido, cuando desde la secretaría de ecografías, la llaman a mi señora diciéndole que se habían confundido, entregándole las ecografías de otra persona con el mismo apellido, pero distinto nombre.
La doctora en tanto, se había asombrado porque las ecografías no respondían al pedido que había hecho y ya estaba recomendando una urgente derivación dados los resultados de ese estudio. Con el agravante que a la otra persona cuya patología requería una urgente intervención de un especialista y además era de la zona inmediata unos cien kilómetros de esta ciudad.
Los papeles volvieron a quienes correspondía y se restableció la normalidad.
Aquí debo hacer una salvedad, en cuanto a las farmacias, y el cuidado que tienen para la entrega y el control de medicamentos. En esos días como si los errores y distracciones hubieran sido pocos, en la farmacia le entregan a mi esposa, un específico distinto al que decía la receta. De inmediato, se puso en marcha un mecanismo de control que prontamente localizó el error y la misma farmacéutica corrió hasta encontrar a mi señora y advertirle el problema y cambiarle el remedio.
Esta es la medicina preventiva o invasiva que nos protege?


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
01/02/08 | 12:15: santiago dice:
Luego de leer con suma atenciòn tu descripciòn de las idas y vueltas que les toca pasar a miles de personas,y principalmente a jubilados,no podemos menos que reaccionar ante tanta inoperancia de parte de quienes como PROFESIONALES DE LA SALUD,solo incluyen en su quehacer (en una gran mayorìa)que rèdito econòmico le otorga el trabajar en tal o cual Obra Social.Es lamentable.pero no hay que callarse mas.Tal vez nos hemos callado muchos años y no hemos tomado el timòn de las cosas.Hoy con la experiencia de los años somos capaces de decir SIIIII....o NOOOOOO....-En mi caso particular donde estoy pasando una situaciòn especial de salud de mi esposa,MI OBRA SOCIAL FELIZMENTE HA CUMPLIDO CON CRECES LO PACTADO CON SUS AFILIADOS. Pero evidentemente no todas son iguales. VAMOS TINO NO BAJES LA GUARDIA.Un placer.(te invito a visitar mi blog"·detras de la montaña" Hasta pronto
eseceveprod@hotmail.com
 
Últimas entradas del mes
03/09 | 19:02 Cueldad, soberbia, emgaño y amor
24/09 | 14:23 LEY DE MEDIOS SIN LIBERTAD O LIBERADORA...
24/09 | 13:57 CON LA IMAGEN, LA PLUMA Y LA PALABRA
15/09 | 15:54 LA ARGENTINA INSOLENTE
10/09 | 17:49 TIERRA ARADA
10/09 | 14:48 LEY DE MEDIOS - I
10/09 | 14:46 LEY DE MEDIOS
09/09 | 11:15 "PRONÓSTICOS"
06/09 | 17:12 PROYECTO DE LEY DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL
18/09 | 19:22 MARIO BENEDETTI
10/09 | 16:55 MISTERIO...
01/09 | 22:04 EL ADIÓS


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS