Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Lunes 20 de noviembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Fabiana Faisal
col mota Mocoretá corrientes - Argentina
El escribir significa libertad para mi, realización y entrega, el escribir significa ser verdadera, crear universos infinitos con mi imaginación y permitirme historias con finales felices, el escribir significa vivir siempre eternamente.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Julio 2014
esa mujer
Madre tierra
tu y yo
Mostrar datos Marzo 2013
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Mostrar datos Febrero 2008
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Diciembre 2007
Mostrar datos Noviembre 2007
Mostrar datos Septiembre 2007
Mostrar datos Agosto 2007
Escuchá Radio De Tango

Últimos comentarios de este Blog

29/07/14 | 21:06: Alberto dice:
Hola Fabiana muy bueno lo tuyo las mujeres en el fondo tienen una tigresa escondida ya lo se Arbi.
19/08/10 | 20:40: ricardo dice:
Hola yo considero y creo como asi la historia lo ha demostrado que nuestro himno es una cancion de honor y agradecimiento a quienes entregaron su vida por nuestra nacion, con victorias y derrotas en todo los sentido de la vida, antes de modificar algun termino de dicha cancion habria que hubicarse en tiempo y espacio en la que fue construido y no dejarse llevar por una estrofa aislada y mal asociada a una etapa oscura de nuestra historia y nos dejemos de rencores para que solo asi encontremos la union nacional, que sin invocar a nadie en especial fue lo que buscaba nuestro padre de la patria Don Jose de San Martin
06/02/10 | 04:48: Edgardo Donato Díaz (Mariposas Azules) dice:
Guadalupe. Es una bella composición, con un esperanzador mensaje que obliga a la reflexión. Me ha gustado mucho. Te dejo un abrazo. con respetuoso afecto.
Vínculos
Hojas de Cuentos Hojas de Cuentos


... Ampliar

Comprar$ 30.00
Escuchá Radio De Tango

todo sueno tiene derecho a ser real


historias, poesías, locuras en fin la libertad de escribir


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

La tristeza de Marcia



Sin ninguna simpatia Marcia se miró al espejo.
No lloró, ni grito, solo se contuvo, ya eran demasiadas lagrimas, demasiados odios, demasiado todo.
El vestido negro espanto con el listón rojo en su hombro izquierdo la delataba, es más decia a gritos su tristeza, pero no nos equivoquemos, no señores, marcia no iba a ningun funeral, claro que no, pero era como si lo fuese.
se encamino por la veredita forrada de hojas, era otoño, hacía frio y su chal perla se enredaba en sus brazos. Apretaba entre sus manos el monedero, su contenido una carta, una carta y palabras que no decían nada, pero herian demasiado, claro pues, seamos evidentes, Marcia estba sufriendo, e iba hacia ese sufrimiento.
Una mujer de cuarenta años, sin demasiadas esperanzas, con todas las esperanzas, cuenta los pasos y camina automata mientras sus pensamientos se escapan hacia algún recuerdo feliz, lo intenta y lo quiere.
Llega hasta la esquina de la calle central del pueblo, doña Ponderosa, está como siempre a las cuatro y treinta de la tarde pegada a su ventana, no es cuestión que los chismes se le escapen. Marcia la mira de reojo y siente como la mirada inspectiva de la mujer vigia la desnuda por completo.Marcia toma aire y sigue.
La iglesia del pueblo está colmada de gente, las rosas, que rosas! perfuman y ufanan el lugar. Nadie repara en ella, es alguien más. Solo unos ojos se centran en su caminar y esos ojos le temen, la esquivan. Alguien se cruza en su camino, ella se detiene.
_No lo hagas- le dice.
Marcia no lo escucha, ni lo entiende.
La mano se aferra a su brazo debil, la detiene, la giran, la atrapan.
_No lo hagas-le dice nuevamente.
Marcia baja su cabeza, no, eso no, una lágrima, se ha jurado no llorar.
_Es tarde marcia, ya es tarde-
Marcia aprieta su monedero, lo estruja, lo odia.
La gente aplaude, la marcha nupcial se enciende.
_Es mejor para los dos- le dice la voz- Aceptalo, el no te ama, ya eligio...-
Marcia siente el peso de su cuerpo pequeñito, en toneladas, las piernas dejan de existir, trata de llegar hasta el tapialcito de la iglesia. La gente comienza a salir,nadie repara en ella. entre la multitud, lo ve, sonrisa nueva, fresca, aferrado a una mano joven tersa,vomitandole la felicidad en la cara y ella es pura tristeza. El arroz consagra la unión de la joven pareja, la novia tira el ramo, maldición cae en las manos de marcia
quien las aprieta con terror.La novia sonrie, Marcia no llora. Se escurre entre la gente,lleva el ramo en su frente
hasta que lo tiene frente a ella, cerca, como tantas veces, como tantas noches, de amor, de pasión, de mentiras, de promesas, de una carta y pocas lineas, de "no puedo dejarla es una niña, me he comprometido, pero te amo, nuestra historia puede ser igual. tu eres mi mujer, ella será mi esposa. Te amo a ti, ella es solo una cuestión social. Tu eres mi vida, ella solo apariencias...Te amo Marcia", pero ese beso en las labios de ella, no es apariencia, esa felicidad asquerosa aferrado a su cintura, no es mentira, esa mirada deseandola no es fingida...
Marcia esta frente a él, lo mira y una sonrisa triste se dibuja en su rostro cansado, el le sonrie, pero una mueca de dolor desfigura su rostro...EL grito aturde el lugar...
El novio cae lentamente aferrandose al cuerpo de marcia quien de su monedero pequeño sacó una daga...
El clavel blanco se va tiñiendo de rojo y la tarde de otoño se va muriendo de a poco...hay que triste es el amor desangrado y las promesas vanas de un amor desausiado, que las penas de querer enloquecen hasta el más cuerdo, la pasión se desborda y se muere por un beso, de la mujer y el amor, de la mujer y el dolor...

Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
25/11 | 22:38 Por si me voy...
22/11 | 20:58 Peregrino
23/11 | 17:56 María y la noche
23/11 | 17:49 El cuento que nos contaron
22/11 | 15:45 Hijo
18/11 | 14:50 visión de amor
15/11 | 11:56 La Escuelita de los sueños
14/11 | 20:56 La felicidad


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS