Ir a la página de inicio de Escribirte
Portada | Biblioteca | Blogs | Foros | Tienda | Suscripción | Contacto | Especiales | Difusión cultural | Canales RSS RSS
Autores Obras Textos Entrevistas Informes Audioteca
 Buscar en el sitio   
| Domingo 25 de junio de 2017
Escuchá Radio De Tango
Escribí un comentario Enviá este artículo Votá este artículo
Texto al 100% Aumentar texto
Fernando Sorrentino Entrevistas RSS Entrevistas

Fernando Sorrentino

"Este mundo es bastante raro y supera, y con creces, las creaciones de la más audaz imaginación literaria".

Por Juan Pomponio

En una tarde de invierno donde el sol ha desaparecido para darle paso al frío que llega profundo, me toca escribir una pequeña introducción sobre uno de los grandes escritores que ha producido la Argentina, llamado Fernando Sorrentino. Nacido en Buenos Aires el 8 de noviembre de 1942, desarrolló sus primeros pasos como él dice: "en el cuadrilátero psicológico limitado por las avenidas Santa Fe, Juan B. Justo, Córdoba y Dorrego", donde jugaba al fútbol en los potreros y alguna vez se agarró a las piñas.

Ha escrito innumerables cuentos, relatos y libros desde: La regresión zoológica Buenos Aires, Editores Dos, allá por el año 1969 hasta nuestros días en donde acaba de publicar La venganza del muerto (Alfaguara), reedición y ampliación de un antiguo volumen para chicos, El forajido sentimental (Losada), que contiene una serie de ensayos, y actualmente se trabaja en las Siete conversaciones con JLB (Jorge Luis Borges) que se está traduciendo al búlgaro y saldrá publicado este año. Recomiendo con vehemencia a todos aquellos amantes de la lectura que no conozcan el trazo literario de Fernando Sorrentino, puedan acercarse a su obra y descubrir la calidad de un enorme trabajo dentro de la literatura de nuestros tiempos.

Pensando en tu infancia y adolescencia, quisiera saber cuál fue tu primera lectura y el impacto que produjo en tu realidad de aquel entonces.

Cuál fue mi primera lectura no podría determinarlo. Pero creo recordar que, cuando cumplí seis años, mi madre me regaló un ejemplar de Alicia en el País de las Maravillas; no era la edición del texto "verdadero" sino un libro de formato muy grande, para niños chiquitos, con muchas ilustraciones, algunas de las cuales elevaban sus cartulinas dando la ilusión de que tenían varias dimensiones. Hasta imagino que ese libro era de la Editorial Molino... Bueno, es probable que esa fue la primera vez que tuve un libro en mis manos.

En cuanto al impacto que me produjo..., sin duda que me encantó, pues, desde que aprendí a leer (antes de ingresar en la escuela primaria), una especie de imán me atraía hacia cualquier texto más o menos literario. Por ejemplo, los cuadernos escolares de mi infancia incluían dos láminas en colores (antes y después de cada pliego), que trataban, no sé, de física, de botánica, de historia..., etc. Pero también solían traer fábulas de Iriarte o de Samaniego, o fragmentos del Martín Fierro o del Fausto de del Campo, etc., etc. Y yo, con voracidad, solía engullirlos e inclusive aprenderlos de memoria.

A riesgo de extenderme en demasía, me gustaría decir que fui leyendo todo lo que caía en mis manos (Constancio C. Vigil, Salgari, Verne, Rider Haggard, Conan Doyle, etc.), hasta que un día... tuve mi primera y más intensa iluminación literaria. Eso ocurrió cuando empecé a leer David Copperfield, la maravillosa novela de Dickens.

Yo tendría doce años, pues sé que eso ocurrió a fines de 1955, antes de la epidemia de poliomielitis, y, a pesar de mi corta edad, de inmediato sentí que entre Dickens y todos los autores que yo había leído hasta entonces había un enorme salto cualitativo en favor de Dickens: "¡Esta es la gran literatura!", podría haber exclamado yo en ese momento (si hubiera poseído algún concepto literario). Lo cierto es que, a partir de ahí, empecé a saber comparar y fui aprendiendo a discernir los valores estéticos de unos y otros autores.

¿Cuándo te diste cuenta de tu potencial para la escritura y sentiste la necesidad de comenzar a escribir?
Es que ni me di cuenta ni dejé de darme cuenta. Siempre he tratado de escribir (incluso desde la escuela primaria), pero he cometido muchísimas torpezas de ejecución. Digamos que me he sentido más o menos conforme (y subrayo más o menos, porque también ahí subsisten, aunque en menores dosis, ciertos defectos "antifuncionales", como el exceso de palabrerío) a partir de Imperios y servidumbres (1972), que es mi segundo libro y donde advertí la conveniencia de no "hacerme el canchero" con la escritura: advertí que el orden narrativo, la precisión semántica y la sobriedad sintáctica eran más eficaces que las seudonovedades y "audacias" que suelen acompañar al escritor primerizo (o meramente tonto).

¿En algún momento de tu vida pensaste en dejar el camino de las letras para dedicarte a otra actividad?
Durante más de cuarenta años he trabajado como humilde profesor de lengua y literatura en diversos colegios secundarios. Aunque los salarios distaban de ser brillantes, esa actividad me permitió estar siempre en contacto con temas de mi agrado (tal vez por una oscura perversión, sucede que también me gustan muchísimo los vericuetos de la lingüística y hasta de la simple gramática). Y, paralelamente, digamos a ratos perdidos, fui escribiendo mis relatos, y, en general, tuve la fortuna de publicar todo lo que escribí. De manera que nunca se me pasó por la cabeza abandonar la docencia, pues, en mi primera juventud, fui empleado de oficina, y me pareció hallarme prisionero de una especie de pesadilla, de la que huí despavorido apenas obtuve mi título de profesor.

 ¿Cuáles fueron los autores argentinos que más te impactaron y nos recomendarías para leer?
Hay un libro en particular y hay un autor de muchos libros que son inagotables. ¿Qué quiero decir con el adjetivo inagotables? Quiero significar que, en cada nueva lectura, vuelvo a encontrar sutilezas, matices, resonancias, que no había advertido antes. Es como si el mismo libro, cerrado, volviera a evolucionar entre una y otra lectura de las que yo realizo. El libro en cuestión pertenece al siglo XIX y es mi amado Martín Fierro, escrito por José Hernández (a quien me une la admiración que le tengo y el hecho de que ambos somos escorpianos). Y el escritor autor de muchos libros es -parece innecesario decirlo- Jorge Luis Borges, a quien leo y releo, y vuelvo a leer y a releer.

También puedo recomendar muchos cuentos magistrales de Cortázar (sobre todo los pertenecientes a sus primeros libros): "Casa tomada", "Continuidad de los parques", "Final del juego" (¡maravilloso relato, un cuento perfecto!). Pero sus últimos libros, en general, no me han gustado, y mucho menos ese mamotreto, inconexo y tartamudo, apto para complacer a la cándida gilada "intelectualosa", titulado Rayuela.

Tal vez por deformación profesional, al leer cualquier texto, suelo decirme "Yo esto lo habría escrito de otro modo, o con otras palabras, o con otra construcción, etc.". Sin embargo, cuando leo cuentos o novelas de Marco Denevi, siempre estoy completamentede acuerdo con él: he pasado horas agradabilísimas leyendo Rosaura a las diez, Los asesinos de los días de fiesta, Falsificaciones, Un pequeño café, Hierba del cielo, etc. Sin embargo, también en este caso debo decir que sus últimos libros en general no me han gustado.

Por supuesto, hay otros autores que me agradan, pero los tres que nombré son mis preferidos. Tampoco hay manera posible de que yo elogie a Eduardo Mallea (inverosímil y vanidoso), a Osvaldo Soriano (superficial y demagógico) o a Juan José Saer (tan majestuoso como somnífero).

¿Podrías darnos tres recomendaciones para aquellos escritores que recién comienzan a transitar el camino de la literatura?
No sé... No hay dos personas iguales, ni siquiera parecidas... Si pienso en mí mismo, les diría que traten de arreglarse solos. Que lean y que escriban y que comparen sus escritos con los escritos de quienes se supone que saben. Que confíen en su propio criterio y, sobre todo, que no anden mostrando sus manuscritos a otras personas para pedir opinión ajena: toda opinión ajena no es más que eso: una opinión, y lo más probable es que esté equivocada y que termine por confundir al que pide esa opinión. Yo nunca mostré mis originales a nadie; siempre me pareció más funcional ponerme un balde en la cabeza para no mirar a los costados, escribir sin consultar a nadie y, a mi modo, bancarme el resultado de mis propias decisiones y elecciones.

¿Por qué se hace tan difícil llegar a las grandes editoriales?
Se hace difícil o se hace muy fácil, dependiendo del contenido del texto: es muy fácil publicar, por ejemplo, un libro sobre los grandes amores de los astros y estrellitas del cine nacional... Hay feroz antagonismo entre comercio y cultura, y el comercio es banca, y la cultura, punto.

¿El recuerdo más claro de tu infancia y que te gustaría relatarnos?
No hay nada especial. Tuve una infancia normal, en un hogar de clase media baja, dentro de una familia muy afectuosa. Mi vida se desarrolló dentro del cuadrilátero "psicológico" limitado por las avenidas Santa Fe, Juan B. Justo, Córdoba y Dorrego: uno podía trasponerlas, pero entraba en otro barrio: Las Cañitas, la ex Villa Alvear, Villa Crespo y Colegiales. En fin, jugué al fútbol en la calle y en los potreros, alguna vez me agarré a piñas por cuestiones de infracciones violentas tanto recibidas como ejercidas, hice la primaria y el secundario en establecimientos de mi barrio (Escuela Florencia G. de Peña -Bonpland y Nicaragua-, Escuela Juan Crisóstomo Lafinur -Gorriti entre Bonpland y Carranza-, Colegio Nacional N.º 4 Nicolás Avellaneda -El Salvador y Humboldt-) y fui, y sigo siendo, un consecuente hincha de la AKDé celeste y blanca. En fin, no hay en mi vida acontecimientos notables: nunca escalé el Everest, nunca me casé con Claudia Cardinale, nunca fui piloto de Fórmula 1: o sea una existencia tan gris como tantas otras...

(Acá podrías hablar de todos tus proyectos, tus libros publicados recientemente, todo lo que vos quieras difundir. Lo dejo a tu gusto.)
Con respecto a nuevos libros, en el primer trimestre de este año 2011 publiqué La venganza del muerto (Alfaguara), reedición y ampliación de un antiguo volumen para chicos, y El forajido sentimental (Losada), que contiene una serie de ensayos, sin excluir algún toque humorístico, sobre mi idolatrado Borges. Las Siete conversaciones con JLB se están traduciendo al búlgaro e imagino que aparecerán este año. De modo que no puedo quejarme de esterilidad. Por lo demás, jamás he escrito "profesionalmente", con disciplina y horarios; escribo cuando tengo ganas, y cuando noto que el texto no se me resiste. Si se me rebela, me digo "Este no es para mí", y lo abandono: no quiero trasmitirle al lector la fatiga del narrador cuando insiste en algo que no sale bien.

¿Vender millones de ejemplares como Best Sellers o seguir transitando un anonimato apacible escribiendo lo que uno realmente ama?
Por empezar, yo no sabría escribir un best seller, pues no puedo ponerme en la cabeza de las personas que leen esos libros: puedo decir que la estupidez no es mi fuerte. Hace muchísimos años, y cuando a mí no me conocía nadie, me ofrecieron que escribiera una reseña sobre un best seller norteamericano. Me habría resultado beneficioso hacerlo, pues me lo pagaban y era un modo de verme, como solía decirse, "en letras de molde"... No recuerdo el título del libro pero sé que trataba de los controladores de vuelos de los aeropuertos... Bueno, me resultó tan insoportable, que no pude avanzar más allá de la página 30, y preferí devolverlo y privarme del pago (que no era para rechazar en aquel momento de semiindigencia de mi vida).

De manera que, como tengo una concepción hedónica de la literatura, como lector y como narrador, siempre he leído y he escrito conducido por el abominable y frívolo principio del placer. Y no pienso cambiar de idea.

¿Existe la diferencia entre un poeta y el escritor? ¿Cuáles son?
No creo: simplemente son vertientes o géneros distintos dentro de la literatura, y algunos escritores están más capacitados para un género que para otro. Yo, como lector, amo la poesía pero, en cuanto creador, no tengo la menor aptitud poética: por eso, no intento escribir poesía, pues ¿para qué agregar más fealdades al mundo?

Fernando Sorrentino, ¿Qué mensaje nos dejarías hoy desde tu visión de la realidad del mundo que nos toca vivir?
No podría dejar ningún mensaje. Los razonamientos abstractos, generales o muy amplios me están vedados. Solamente capto y puedo elaborar en mi cerebro los hechos puntuales. En este sentido, sí podría decir que este mundo es bastante raro y supera, y con creces, las creaciones de la más audaz imaginación literaria.



Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  -  Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores -  Escribí tu comentario
Aún no han escrito ningún comentario. Escribí el tuyo



Diseño web


Más entrevistas


Entrevista al escritor holandés Herman Koch Entrevista al escritor holandés Herman Koch

"Me gusta mostrar la hipocresía"


Entrevista a Osvaldo Bayer Entrevista a Osvaldo Bayer

Historiador, escritor, periodista


Fernando Sorrentino: ''La narrativa es el arte de inventar mentiras verosímiles'' Fernando Sorrentino: ''La narrativa es el arte de inventar mentiras verosímiles''


Héctor Tizón Héctor Tizón

"Un juez no puede ser un ignorante de la literatura" En No es posible callar, el escritor y magistrado reflexiona sobre el lugar del artista y carga contra la globalización.


 Noé Jitrik: Noé Jitrik:

Leer un texto como una música


Ana María Shua Ana María Shua

"Lo que me preocupa de la literatura es el texto, el soporte no me interesa en absoluto"


Juan José Saer Juan José Saer

"Para mí la literatura es una propuesta antropológica"


Ricardo Piglia Ricardo Piglia

"La experiencia artística es una pausa en la lógica de la realidad"


Entrevista al escritor argentino Hugo Mujica Entrevista al escritor argentino Hugo Mujica

"El contacto con la poesía es tan existencial que apenas caben palabras en la separación del contacto y uno".


La revolución no cumplió La revolución no cumplió

Entrevista con el escritor cubano Leonardo Padura, autor de El hombre que amaba a los perros.


Un hombre claro Un hombre claro

Entrevista a Edgar Borges


Rescatando la fantasía. Entrevista a Lorena Falcón Rescatando la fantasía. Entrevista a Lorena Falcón

"En una época donde la mayoría de los libros que se publican son de autoayuda o novelas que se regodean en la crisis actual, muchos olvidan e incluso desdeñan la fantasía"


Entrevista a la escritora Genma Sánchez Mugarra Entrevista a la escritora Genma Sánchez Mugarra

Genma, bilbaína de pro, adora el arte. La música y la literatura se unen en su mundo de letras y notas. La historia y la docencia son otras de sus pasiones. Pero ante todo, impartiendo y escribiendo, transmite. Sabe llegar e inculcar el amor a las palabra


Carmen María de Jaén Carmen María de Jaén

Una entrevista a la escritora española para conocerla un poco más


Entrevista a una mujer de las letras Entrevista a una mujer de las letras

Bella Clara Ventura, una escritora/poeta desde los orígenes del tiempo, cuando las letras no existían, sólo en el murmullo de los arroyos y en el canto de los pájaros.


El maestro Ramiro Lagos El maestro Ramiro Lagos

Es un verdadero lujo tener la realidad de semejante poeta universal y poder leer sus palabras plenas de historia.


Un hombre que camina la poesía Un hombre que camina la poesía

Gran Entrevista al poeta uruguayo Roberto Bianchi, una personalidad de las letras.


Por ''Culpa de los muertos'' hay un autor ausente. Por ''Culpa de los muertos'' hay un autor ausente.

"Culpa de los muertos" (Editorial Rubeo,Barcelona, 2008) describe la vida de cinco estudiantes de medicina de Corrientes en la década de la dictadura militar de la violenta Argentina de los '70.


Antonio Barnés Vázquez. Antonio Barnés Vázquez.

"Yo he leído en Virgilio". La tradición clásica en el Quijote.


Hugo Ditaranto Hugo Ditaranto

"La poesía es estado afiebrado, de necesidad, algo que no podés evitar, es un vómito, una centella, un rayo que te pega y lo tenés que largar, no hay otra forma".


Teuco Castilla Teuco Castilla

Leopoldo "Teuco" Castilla, poeta "Como si la casa entera fuera hecha de palabras".


Marcos Silber Marcos Silber

"Felizmente una gran cantidad de editoriales apuestan a la edición y difusión de títulos extramarketineros".


 Danielle Roger Danielle Roger

"Cuando soy lectora dejo de ser escritora, no se puede ser ambas cosas a la vez, si sucede esto la lectura será deficiente".


Manuel Lozano Manuel Lozano

"Salvo excepciones, creo que la ficción que se está haciendo en Argentina es penosa"


Confidencias de Escritores Confidencias de Escritores

Norberto Barleand: "Los poetas no sólo miran, ven, son los cantores del paisaje, del amor, el dolor, el hambre o la ternura".


María del Carmen Suárez María del Carmen Suárez

"Los poetas jóvenes están muy sometidos a la poesía del norte o de Francia"


Fortunato Ramos Fortunato Ramos

"Destinen la atención a la educación"

Entrá a Radio La Quebrada

Canal RSS Blogs

PULPERÍAS, BARES Y CONFITERIÁS EN EL TANDIL DE ANTAÑO
WENUMAPURADIO A-M 830 RADIO DEL PUEBLO
Nace una madre - (Mariela)
2° Encuentro del "Cabildo Argentino de Dialogo Interreligioso"Buenos Aires
MIEMBRO DEL EQUIPO DE PROFESIONALES DE LA PRIMERA ESCUELA DE EXORSISMO Y LIBERACION DE LA REPUBLICA ARGENTINA EVARISTO PONTICO-
Entrá a los Blogs
Entrá a los Blogs
En La Otra Puerta

Canal RSS Guía de Servicios

Taller de Escritura Creativa

Canal RSS Foros

Oda cósmica
Ante la hoja en blanco - Elegía
Para Marría Luisa Carmen
Los dos caballos
Cuando de repente un verso
Entrá a los foros
Entrá a los Foros

RSSCanales RSS
Ahora podés tener a Escribirte
en tu sitio web

Más información

Canal RSS Trivias

¿Cuál es el título y a qué autor pertenece el cuento que comienza: Mañana sería Navidad, y aun mientras viajaban los tres hacia el campo de cohetes, el padre y la madre estaban preocupados.
La culpa suprema, de Leopoldo Lugones
El cuento de Miseria, de Ricardo Güiraldes
El regalo, de Ray Bradbury
Libros nuevos y usados en internet
Fotografía y plástica
A

 Artes visuales

Suscribite

¡Suscribite a nuestro boletín!
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS