Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 29 de abril de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cine En este foro encontrarás gente apasionada por el cine.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Escuchá Radio De Tango
Entradas
Poque sabes... Miryam C. de Seia
Pequeños poemas
Pequeños poemas
Sigilo
OFICIO
Alumbramiento
Memorial
Mutación
Perfección
decargas
Mar y transe
Demórate
Cine Imperdible!!
Aclaración
Un humilde homenaje a Andrei Tarkovski
Vencí al derrumbe Vencí al derrumbe


Vencí al derrumbe es una novela donde su autora mezcla las tragedias de la vida con la poesía, la co... Ampliar

Comprar$ 30.00
Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
Perfección | Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 2 votos

Amaneció lloviendo, tal como acostumbraba los primeros

días de abril, tomo la gabardina gris , el paraguas plegable.

    En su mano izquierda la llave , para salir de casa siempre es

en la izquierda, para entrar se necesita la derecha. Una mirada

meticulosa de abajo hacía arriba, como su madre le había

recalcado, la casa en perfecto orden , cada cosa en su lugar,  un

preciso espacio para cada objeto. El  día le parecía justo,
 

 Había pasado largo tiempo posponiendo la búsqueda,
 
la noche anterior la había pasado en vela. El propósito no podía

ser dilatado, sopesado cuidadosamente, meditado todas las

consecuencias.
 

   Desde que la encontró, en unos de sus paseos por la cercana

aldea al pie de la montaña, envolvió la cabeza en su chaqueta de

lana, obedeciendo una voz interior era el mensaje que estaba

esperando. La había depositado en un jarrón de boca ancha,

formol hasta el borde, sello de cera para su conservación. En

días sucesivos buscó en Kilómetros a la redonda , no había ni

rastro del cuerpo, nada ,ni prendas ni ropa, ni señal de a quién

podría pertenecer . Una cabeza no se pierde tan fácilmente.....

 Seguro se trataba de un crimen, tal vez arrojada desde un

vehiculo en marcha , tal vez perdida en la prisa del arrebato

criminal. Ya tenía rasgos de descomposición , el ojo izquierdo

desprendido, siempre los ojos se corrompen antes que el resto.

   Era de un varón de edad indeterminada , pero no anciano.

La tenía aprendida de memoria, le sabía los ángulos, la mueca,

la aspereza de la tez, el pelo hirsuto, la boca carnosa y pálida.

  Una lengua demasiado grande y morada, delataba el sufrimiento

final, la muerte le sorprendió, sin tiempo para arrepentimientos.

   Quizás se lo merecía, la venganza siempre es cruel,

la expresión crispada , ahora encima del librero habla sin silabas

conversa sin sonidos, demanda un cuerpo.

   Fausto sale silenciosamente, hoy es el día señalado, volverá .

Al otro lado de la ciudad hay cuerpos, muchos cuerpos aún sin

enterrar. Enciende su Honda Accord , dá marcha atrás, el

limpiaparabrisas barre su cristal , Sólo tiene que compaginar 

unos hombros , un torso proporcionado, unos miembros que le

pidan sin hablar, en definitiva una obra por terminar.

   Ya mañana descansará, la obra se debe siempre terminar.

 

Flor G.S.



Subido por fFor Garia Sanchez
Comentarios - Escribí tu comentario
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS