Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Domingo 24 de setiembre de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Escuchá Radio De Tango
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
La Calle La Calle
Historias de movileros

El "Movilero " es una raza especial de periodistas que ejercen esa noble profesión en la c... Ampliar

Comprar$ 42.00

Entrá a Radio La Quebrada
Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
El fantasma | Votar

¿Quién de ustedes, por medio de inquietarse,

puede añadir un codo a la duración de su vida?

Mateo 6:27

(Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

 

     Charlaron largo rato, pero no quiso hacer caso de las palabras del fantasma, y por lo tanto lo siguió. Persiguió su sombra durante todo el día, sin comer, sin beber, sin descansar siquiera. La noche llego de repente. El frío azotaba los huesos. La luna apenas prevalecía sobre la oscuridad nocturna. De súbito el espectro se perdió en los abismos de una fábrica abandonada. Sin dudarlo siguió su rastro, y entro a través de una abertura sin puerta. Sus ojos nada veían, mas a sus oídos llegaban como traídos por un violento torbellino, los gemidos y los lamentos de un alma agonizante. Provenían de allí adelante: de las tinieblas y del silencio. Caminando fue en busca de ellos, y por ellos dejaba guiar sus pasos. De vez en cuando emergían de las tinieblas horrendos alaridos. A veces traían consigo el dolor; a veces el terror mas exacerbado. Recorrían su cuerpo profusos escalofríos. Su semblante encontrabase duro como piedra y sus sentidos dominados por la pavorosa quietud del lugar. De un momento a otro deseo fervorosamente dejar de caminar, dar media vuelta e irse. Pero no podía hacerlo. Una fuerza que provenía desde lo mas profundo de su ser, y ajena de hecho a tal comprensible deseo, reducía su existencia al simple proceder que en ese instante llevaba a cabo. Y cada paso lo acercaba más. Y cada lamento aceleraba su ritmo. Y cada alarido erizaba su piel.

Transitaba ahora por un pasillo angosto, y allí adelante, no muy lejos de donde estaba, pudo admirar un tenue haz de luz blanca que descendía desde el techo. Dos figuras se destacaban bajo el débil resplandor. Una de ellas erguida y amenazante. La otra arrodillada y con la vista fija en el suelo. Rápidamente aminoro la marcha e intento que sus pasos no provocaran ruido alguno. Agacho su cabeza y observo atentamente en donde apoyaba sus pies. Alzo nuevamente su rostro y al hacerlo la desesperada prisa regreso a sus miembros. La silueta de pie llevaba un arma y sabia muy bien lo que esta se proponía hacer con ella. Era consiente de que nada podía realizar para evitar lo que allí sucedería, no obstante algo le decía que debía hacerlo, que debía intentarlo. Corrió raudamente con la vana pretensión de detener el tiempo. El ruido ensordecedor del disparo atravesó sus oídos y se apago en sus tímpanos. El olor a pólvora y a muerte lleno sus pulmones. Perplejo y con la conmoción aferrada a su ser, vio como la persona allí de pie alzaba nuevamente el arma y apuntaba contra su pecho. Se desplomo sobre el suelo casi sin vida. La sangre humedecía sus prendas y se secaba sobre su fría carne. El criminal esbozo una mueca de satisfacción, dio media vuelta y se perdió en la insondable oscuridad. Las fuerzas lo abandonaban presurosamente, mas pese a esto logro incorporarse sobre su hombro y admirar con asombro el cadáver allí tirado. Nada extraño encontró en sus vestiduras ni tampoco en su normal contextura física. Pero al fijar la vista en su rostro no pudo evitar sorprenderse. Pues el semblante que sus pupilas observaban pertenecía a aquel que había estado persiguiendo. Aquel cuyo andar errante lo había conducido a tal amargo destino. Y al verse allí, recostado sobre el suelo con una herida mortal a la altura de su estomago y la vida escapándosele en cada suspiro recordó las palabras del fantasma: “no te afanes en intentar cambiar aquello que tu mano no puede, solo inténtalo con esas cosas que a tu alcance están”, y se entrego a su final.

 



Subido por Pablo
Comentarios - Escribí tu comentario
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS