Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Domingo 24 de setiembre de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Escuchá Radio De Tango
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
Los caminos de Juana Los caminos de Juana


... Ampliar

Comprar$ 25.00
Entrá a Radio La Quebrada
Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
Justo | Votar

Cuando el nacimiento de Justo fue anunciado, ella sintió un dejo de envidia. Ese sentimiento mortal, pecado capital, que come el alma y el corazón y se esparce como yerba mala por todo el cuerpo, y que normalmente, va acompañado de ese otro sentimiento mortal, la culpa, que se instala y se queda para siempre.

Sin embargo, eso no le impidió bregar por su nombre: “Justo”. Justo por Justo José de Urquiza, justo porque era preciso su nacimiento, justo porque abogaban constantemente por los derechos ajenos aún en detrimento de los propios, y Justo como un regalo de virtud: la más preciada, la más sagrada, y la más cercana a la inalcanzable sabiduría.

Un hombre justo no tiene enemigos. Un hombre justo sabe “dar a cada uno lo suyo”, y un nombre es el primer regalo que recibe un ser humano al nacer.

Como el que hacen las hadas madrinas en los cuentos clásicos, cuando obsequian a los recién nacidos reales dones para enfrentar la vida, por cierto siempre inútiles para protegerlos de su destino macabro, sin la nueva intervención del hada madrina.

Ella deseaba tener muchos hijos. Porque eso era algo que hacía bien. Tenía una, la más valiente, la más inteligente, la más buena y la más noble de las criaturas que conocía. La Princesa. Tan igual a ella, que no cabían ahora dudas de que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios.

Pero eso no pasaba. No venían más hijos que la Princesa que bendecía de sus días y, por eso, la anunciación resultó fue genial. Ahora había un hijo, ajeno, pero hijo, y muy cercano para querer y modelar. Y encima, varón. Todo un misterio. Todo un desafío. Por eso también era Justo. 

Así que, tan grande era su poder de seducción y convencimiento que, augurando que el nombre le traería suerte, Justo fue Justo, y el nombre reservado para el hijo varón, se fue a otra familia que conmovida, decidió que ella fuera la madrina: Todo fue justo: Justo fue Justo y ella fue el Hada Madrina.

La Princesa, contrariamente a su comportamiento habitual, recibió la noticia encantada. El hecho resultaba trascendente, porque justo, justo, hacía tiempo que demandaba un hermanito –como si se comprara en le súper- y no estaban dadas las condiciones mínimas y elementales para que esa circunstancia aconteciera, especialmente porque no había papá, con lo cual por estrictas razones científicas, la cuestión se complicaba bastante, aunque la ciencia había avanzado tanto, que siempre se podía recurrir a Papá Probeta.

Así que Justo cayó justito. Y así siguió cayéndose  justito adentro de la zanja de la puerta de la casa, justito sobre la torta de la Princesa, justito sobre la maqueta del Hermano. Justito delante de la novia en el preciso instante del primer beso. Justito, justito, se cayó de la cama la primera noche de amor.

El augurio de la madrina parecía chiste, porque a Justo le salía todo justamente al revés. El destino estaba marcado.

Aún así, con los genes temerarios y testarudos de su padre, el corazón inmenso heredado de su mamá y ese capricho de ser feliz que de prepo le metió el Hada, se empecinó en torcer su suerte y luego de innumerables e inesperados tropiezos, Justo, para orgullo inconmensurable de padre y hada, se dedicó a la Justicia y se recibió de abogado.

Claro, Hermano y Princesa habían padecido la profesión de sus padres, porque les tocó la mala, pero Justo llegó justito cuando el negocio florecía, y, en vez de traer un pan bajo el brazo, el muy  avezado se vino con unos poderes fiscales que exprimieron el cerebro de los letrados, y llenaron los bolsillos de las familias.

 Así que Hermano y Princesa fueron artistas, pero Justo fue un trabajador incansable por la Paz. Tuvo una innata percepción de la equidad, supo siempre distinguir el bien del mal, y siempre supo elegir para donde inclinarse.

Justo encontró el amor en medio de una audiencia de mediación en brazos de una contraria destrozada por los avatares de la vida.

Por ello, con Justicia declinó el patrocinio eligiendo a la mujer en lugar de la causa, porque ya no había imparcialidad posible.

La contraria le robó impunemente el corazón y la lucidez, lo dejó sin palabras, le bloqueó el raciocinio y le alborotó las hormonas de tal forma, que se olvidó del derecho, del código y de las normas de procedimiento, y con toda justicia se fue con ella para vivir eternamente el amor de novela que todos deseamos disfrutar en la vida.

Y, como en los cuentos, letrado y demandada fueron felices para siempre.



Subido por Vanesa
Comentarios - Escribí tu comentario
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS