Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 27 de mayo de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Entrá a Radio La Quebrada
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
Tres relatos bíblicos y otros cuentos Tres relatos bíblicos y otros cuentos


David Slodky
Nació en Salta, en 1946, donde reside actualmente. Es L... Ampliar

Comprar$ 40.00

Escuchá Radio De Tango
Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
TODO POR LOS SUEÑOS... | Votar

Clara tenía los ojos grandes, las pestañas largas y eso causaba una suerte de fascinación en quienes se quedaban boquiabiertos contemplando esos dos cocos pulidos y brillantes.
A clara le gustaba escribir historias locas que la gente le inspiraba, como el cuento sobre Celina, la almacenera de la cuadra a quién describiera como a una obsesiva madre caníbal del nuevo milenio; o el relato sobre Juan, que narraba una extraña enfermedad mortal que éste habría adquirido por su asquerosa manía de comerse los mocos; y cosas de ese tenor.
Chicos y chicas desfilaban por el portón de la casa de Clara al llegar la tardecita, y se sentaban en el cerco de material a escuchar las producciones artísticamente singulares de la muchacha. Todos le decían que tenía que escribir un libro con todo eso y que por lo menos lo tenía que pasar en word, o una carpeta, quizás en limpio pero en algo que fuera comprensible para el lector.

Un día pasaba por la vereda doña Ñata, tía de Clarita, y se quedó pasmada oyendo esos relatos alocados. Ñata tenía fama de insidiosa y envidiosa, la verdad que no era muy querida por la familia, pero a Clara no le importaba, porque en realidad no le importaba casi nada.

Los días pasarón y la tía un día vino de visita.
- Hola tía, pasá, pasá...
- Hola nena, ¿cómo estás? ¿Está tu madre?
- No tía, fue al mercado, pero esperala que ya debe estar por llegar. Vení, sentate y tomamos unos mates.
La tía aprovechó la ocasión para contarle lo que le parecieron sus relatos.
- Vos sabés que te estuve escuchando el otro día ahí con los chicos, y me quedé con la boca abierta. ¡De dónde sacás esa inventiva nena...!
- Já! No es nada tía, ni siquiera pienso...
- Cómo que no, yo te escuché! Escribís bárbaro, che! ¿De dónde vienen tus ideas?
- La verdad tía... no me siento a “inventar”, esas cosas suceden... en mis sueños, yo sólo agarro lo que tengo a la mano y lo copio enseguida para que no se me vaya de la cabeza.
La mujer se quedó pensando un rato.
- Ay Clarita!
- ¿Qué pasa tía?
- Tengo miedo de que pierdas el don...
- ¿Qué decís? ¿Qué don?
- El de escribir...
- Pero te dije no es un don ni nada, no exageres, son sueños que transcribo, nada más!
- Si, pero es que podés dejar de soñar... Mirá, yo sé que hay cosas que vos no creés, pero esta vez escuchame. Nunca, pero NUNCA te toques la cabeza al despertarte, porque se te van a borrar todos los sueños!
- Ja já! Tenés cada superstición más tonta, tía!
- En serio nena... Ojalá que no pase, perderías ese don!

Como cada madrugada, la laboriosa mente de Clara hilvanaba sueños sabrosos que la hacían moverse en la cama y hasta balbucear unas palabras. Enseguida despertó alocada buscando en la oscuridad una lapicera, fibra, lápiz o algo para escribir. Nada en la mesa de luz, ni sobre la cómoda o la tele. Mas allá le pareció ver un marcador tirado bajo la ventana y se agachó a tomarlo, pero al levantarse se golpeó duramente la cabeza con la hoja abierta de la ventana y agarrándose fuertemente cayó sobre la cama en un grito de dolor.
Vinieron sus padres y su hermano al cuarto. Pronto estaban todos en el auto camino al hospital.
Dos horas después, estaba vendada y recostada sobre una camilla, le habían puesto cuatro puntos, antibióticos y analgésicos. Minutos después, apareció la tía Ñata enterada del asunto. Al verla recordó lo que le había dicho la tarde anterior en su casa, y se sentó de golpe en la camilla porque recordaba haberse agarrado la cabeza, pero del sueño que la llevó al accidente, nada.
Los vaticinios odiosos de la vieja tía solterona se habían cumplido esa madrugada y eso la perturbaba.

Pasaron los días, las tardes, las noches, y ya nadie se juntaba en su portón para oir historias. “La magia”, “el don”, se habían extinguido.

Una noche no pudo más con sus pensamientos y salió de la casa. Hacía frío pero no le importaba. Salió en camisón como poseída o hipnotizada, cruzó la vereda, la esquina, la calle, sin mirar y tampoco nadie la veía.

Golpeó la puerta ajada y gris de la que había sido la casa de su abuela. Volvió a golpear enajenada hasta que el grito de Ñata interrogaba desde el dormitorio:
- ¿Quién es?
- Abrime soy Clara!
Ñata caminaba lerdo pero tenía la impresión de que era algo urgente, y esta vez, se apuró. Abrió la puerta y la hizo entrar.
- Sentate querida... ¿qué te pasa?
- Vos lo sabías, lo deseabas....
- Qué decís, no entiendo nada!
- Decime la verdad, cuando me viste con mis amigos esa tarde en la vereda te carcomió la envidia, ¿no es cierto? Me viste acompañada, querida, admirada, joven, y quisiste destruir todo eso, ¿no? Ahora miráme bien!

Clara le agarró la cabeza por las orejas, la trajo hacia ella, y así cara a cara con su tía abrió aún más los ojos, que parecían dos huecos enormes y oscuros queriendo devorar a la mujer. Ñata sucumbió ante esa mirada penetrante y extrañamente todo su cuerpo comenzó a expeler un vapor, deshidratándose, consumiéndose hasta quedar reducida a un cuerpo seco, similar a una pasa de uva.
Clara salió de la casa. Regresó a su cuarto en una especie de sopor que la obligó a dormir. Y soñó.

Al final de ese año publicó el primero de sus best sellers: “Ojos asesinos”. Después vinieron: “Sueños del más allá” y “ La edad de los repollos”.


* Nunca dejes de soñar!




Subido por Viviana Sanchez
Comentarios - Escribí tu comentario
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS