Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 27 de abril de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Publique su taller
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
Manualidades y artesanías para trabajar con personas discapacitadas Manualidades y artesanías para trabajar con personas discapacitadas


El contenido de este libro es puramente didáctico presentando el uso de diferentes t&eacut... Ampliar

Comprar$ 20.00

Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
El Gigantosaurio | Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto

EL Gigantosaurio

Recuerdos de Catamarca y Santiago del Estero.

El Dinosaurio estiro su largo cuello. Algo lo habia despertado. Sin comprensión miro el largo trazo del cometa que habia entrado la atmosfera de su hogar. Millones de años mas tarde un grupo de mineros en búsqueda de berilo o de mica descubrieron sus huesos.

Todos sabian que el alcalde de Lavalle coleccionaba huesos y trastos indios. Un sufrido burro fue elegido para recibir la pesada carga. La mandibula del dinosaurio era casi tan grande como el pobre animal. A paso cansino, burro, dinosaurio y hombre empezaron la larga caminata a traves de subidas y bajadas, después de cruzar un par de vados, transitar por senderitos entre espinillos y pencas catamarqueñas las polvorientas calles del pueblo empezaron a delinearse. El minero sacudio el polvo del camino de sus cansados hombros, hasta el burro parecio sacudirse para estar mas presentable.

La transacción completa, el burro ya sin carga quedo atado a raquitico algarrobo y el hombre entro al almacen. El cuarto del costado con su piso de tierra barrida contenia unas pocas sillas y mesas descuageringadas. En un costado un viejo televisor de marca Aero-Mar reflejaba en su gastada y apagada pantalla la figura del minero, la mesa adonde se habia sentado y la botella de ginebra que le hacia compañia. Excepto por el hombre y el televisor el lugar parecia abandonado no solo por sus ocupantes, sino tambien por la suerte.

A tres cuadras, en la vieja casona de adobe, el alcalde admiraba los restos del dinosaurio que acababa de comprar. La mano del funcionario, tan gastada como los huesos de la criatura no solo muerta sino tambien extinta, recorria la gigantesca mandibula como tratando de comunicarse con el pasado. La vida era dura en su localidad. Poderse rodear del pasado milenario era lo unico que lo mantenia vivo. Los comunicados de Buenos Aires por cierto no conducían a la longevidad. Illia acababa de ser derrocado, otra junta se acababa de hacer cargo de las suertes de pueblerinos y baqueanos por igual.

Como simpre que algo asi sucedia los gauchos y las chinas de la zona, igual que el y los otros leidos de los pueblos y caseríos de la zona se pegaban a la radio y con deseperacion nacida de tanta experiencia esperaban que la voz quejosa de Cafrune o de Libertad Lamarque reemplazaran Bethoven y Mozart. Hasta que eso no pasara, hasta que la musica popular desalojara la clásica, nadie se podia quedar tranquilo. Nadie podia volver a las mañanas de café con leche o mate dulce o las noches de caña y cuentos de riquezas no obtenidas, de historias no completadas, de luz mala o de fantasmas alumbrados por estrellas y lunas.

‘Contame, contame,’ gemio el alcalde. ‘¿Monstruo del pasado, como fue tu vida? ¿Tan rara, tan solitaria como la mia? ¿Tan extraña como la de mis gentes? Sabes, la esposa de mi hijo se suicido. Quien la puede culpar, quien puede aguantar este viento, estos soles, estos frios, este pais. Mi hijo no la puede olvidar. Ha puesto la llave del panteón en su llavero, y a veces se va a dormir alli, abrazado al féretro. A veces pienso se ha vuelto loco. Otras veces pienso quizas esta mas sano que yo. No se que voy a hacer con tanto hueso viejo. Uds si que eran gigantes. Sabes, tengo el diente de uno de tus parientes que es mas grande que una damajuana de 20!’

‘Señor, Señor." La voz de la cocinera lo devolvió al patio de quebradas baldosas y profundo aljibe. ‘La cena esta servida.’

 



Subido por Jorge Eduardo Alberto Arbones
Comentarios - Escribí tu comentario
26/01/09 | 15:48: Hernan Bongiorno dice:
Me encanto tu cuento. La historia simple pero a la vez compleja...nose, es un punto de vista mio, pero un cuento excelente y muy bien narrado

12/01/09 | 08:35: Ricky dice:
Excelente Relato. Felicitaciones.

Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS