Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 16 de diciembre de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Publique su taller
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
Palabras Escritas Vol. 3 Palabras Escritas Vol. 3
Revista de Integración Cultural

Dedicado a Augusto Roa Bastos cumpliendo su sueño "Palabras Escritas" se ... Ampliar

Comprar$ 25.00

Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
Atrapando peces con las manos. | Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 1 voto

 

Es su primer día en el prostíbulo de Flores. Camina de un lado hacia el otro en la precaria habitación, comiéndose la piel de sus dedos, sintiendo lo que las otras chicas, que llevan más tiempo, le dijeron que iba a sentir. También le dijeron que nada de besos en la boca y a pensar en otra cosa. Cualquier otra cosa. Se mira una vez mas en el espejo y este le devuelve una imagen ajena. Se observa el conjunto de encaje negro fundiéndose en su piel morena, su pelo negro hasta los hombros, el rosa del lápiz labial brillando en su rostro norteño, sus ojos café chisporroteando de nervios. Estira su brazo tocando el espejo, como si quisiera preguntarle algo al reflejo que ve. El tiempo parece no pasar. Se arrodilla sobre el piso, levanta el colchón y saca  un cuaderno en donde escribió una carta para su madre. Trata de poner atención a lo que escribió, de repasar palabra por palabra. No vaya a ser cosa que se le haya escapado algún detalle y que todos en el cerro se enteren. Ella es decente en las tierras donde creció. Comienza a leer con ojo clínico:

Estoy contenta. Al fin pude conseguir trabajo. Me lo consiguió una amiga que me hice. Se llama Alejandra y hace unos años que ya esta en Buenos Aires. Trabajo para un abogado haciéndole los tramites que el no puede, llevando papeles que el me da a un lugar que le dicen tribunales. !Si vieras lo grande que son los edificios acá¡ y este tribunales es enorme. Esta lleno de gente llevando y trayendo cosas como yo. Están todos de corbata. La mayoría corre, como si llegaran tarde a los trabajos o a sus casas y algunas veces hasta me empujan y todo. Nadie se saluda con nadie, será supongo porque nadie se conoce entre si.
Por suerte esta Alejandra que puedo hablarle a ella.
Buenos Aires es enorme, pero las distancias no son como las de allá. Acá todo esta como pegoteado, pero de a poco me voy acostumbrando.
En unos días me van a pagar y te la voy a mandar por un correo especial !Acá hay de todo¡ Como me gustaría que estés acá!, Hay teléfonos por todos lados,  computadoras, negocios de ropa que si los vieras Má... Esta toda esa ropa de las revistas. Todos los negocios están abiertos hasta tarde y nadie cierra para la siesta y Alejandra me contó que algunos están abiertos toda la noche.
Hace dos días me llevo a lo de las computadoras y me mostró la Internet y no lo vas a  creer, pero !aparecen fotos de nuestros cerros!, pude ver en la pantalla de la computadora algunos ríos de los que jugábamos con Pequi y Concepción a capturar pececitos con las manos.¿Te acordas, Má? La vez que pequi pudo agarrar uno y nos quedamos todos mirándolo, lo dorado que era y como brillaba...
Y aparecen fotos de cascadas y hasta en una se ve algo de la casa de la viuda Alicia y también se ve el camino de las flores que tantas veces fui al galope con el Mancio antes de que salira el sol. En la Internet esta todo. Te juro, Má. Me puse a llorar como una tonta cuando vi todo eso.
Me acuerdo Má que me dijiste que si me cansaba de tanto cemento, fuera a ese lugar que se llama Los bosques de Palermo y estuve ahí ayer, pero no tiene el mismo pasto, no se siente el mismo olor. Los árboles acá parecieran que están como tristes. Pero yo estoy contenta, Má. !!Quisiera verles las caras cuando reciban esta postal!!
 Aunque a la noche no se puede ver el cielo, antes de acostarme rezo por cada uno de ustedes
Acordote de hacerlo trotar cada tanto al Mancio, que ya esta medio grande. Dale un beso mío a Papá, a el pequi, a Concepción y a mi primita ¿si?. A milagros regalale la postal que te mando, decile que es el obelisco y que todas esas luces son como las estrellas que se ven en los montes y también decile...

 Siente los pasos y guarda otra vez la carta. El corazón le quema y se expande por su plexo. Trata de disimular la respiración agitada.
El tipo corre la cortina y entra sin decir nada. Tiene unos cincuenta y pico de años, quizás más. Se afloja la corbata y levanta el mentón con aires de importancia. Ella sigue las instrucciones y se saca el encaje negro, recostándose sobre la cama. El le pregunta la edad mientras se desabotona la camisa. "Ventidos", responde ella. El le sonríe y termina de quitarse la ropa. Sus compañeras le dijeron que pensara en otra cosa, cualquier otra cosa. Abre las piernas y trata de imaginar que lo hace para subirse al lomo de Mancio. Siente el peso del otro cuerpo, la presión entre las piernas. Le duele y mucho, pero también le advirtieron que "El cliente tiene que sentirse a gusto", asi que decide no quejarse y seguir imaginando que cabalga en los caminos de su tierra, alfombrada de hierbas y flores. El tipo le pasa la lengua por el cuello. Ella lo siente pero, también siente el viento de los cerros enredarse en su pelo negro.
El tipo se mueve más rápido y transpira, mientras ella ve como el amanecer lo tiñe todo de naranja y la última estrella que queda, aun brilla como un botón de plata.
El tipo le aprieta los muslos y jadea balbuceando: "Guachita linda. ¿Me sentís?.¿Eh?..Guachita"
A ella ya no le duele. Puede ver como el fuego del sol derrite la escarcha, que ahora es rocío.
El se mueve con más y más fuerza, pero ella ya no lo siente.
Le  susurra al oído: "Linda putita sos ¿eh?", pero ella ya no lo escucha.
Mancio toma agua bajo la sombra de un sauce mientras ella ríe feliz,  chapoteando en los ríos del norte, tratando de capturar pececitos con sus manos.



Subido por Hernan Bongiorno
Comentarios - Escribí tu comentario
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS