Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 16 de diciembre de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Entrá a Radio La Quebrada
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
Huracán en la garganta Huracán en la garganta


"Huracán en la garganta" muestra el don extraordinario de una escritora que sabe encontrar... Ampliar

Comprar$ 25.00

Entrá a Radio La Quebrada
Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
Encuentro | Votar

Allí sentado en un viejo banco de madera, en la antigua estación de trenes, esa que se repite exactamente en dimensiones, formas y colores, en cada ciudad del interior yo leía, “estimado cliente” decía aquel folleto de propaganda, “`por esta semana únicamente”. ... Y entonces, percibí como una melodía que me obligó a levantar la cabeza y fue en ese instante que la vi pasar. Rauda como una estrella constelada, eran como las diez de la mañana de un enero abrasador, la piel húmeda resistía el calor duplicado por el asfalto de la playa y las vías, costaba respirar ese aire que quemaba y pesaba en cada exhalación. A lo lejos, por sobre la altas copas de los árboles, las montañas con sus picos inmaculados por las nevadas se veían entre oscuras nubes de lluvia, imponentes y asombrosamente frágiles, como su figura, como su mirada. Fue entonces que algo me paso en ese instante en que mis ojos se cruzaron con los suyos, una mágica sensación de sonidos de campanas una alegría casi sobrehumana, incontenible, incomprensible, me atravesó, humanizándome haciéndome sentir viento, tierra y un hombre con nuevas esperanzas. Así, eufórico y absolutamente confundido y asustado, apure mis pasos, hubiera querido que mis piernas fueran alas y tener mil ojos para seguir su figura que con tanta gracia, entre las otras gentes se desplazaba, en estas condiciones la seguí como unas tres cuadras de repente desapareció de mi mirada, me apure tanto que prácticamente corrí para buscarla, llegue al lugar donde la vi por última vez y me detuve y como un loco mis ojos la buscaron, en realidad era como si todo mi cuerpo escudriñara cada figura cada esquina cada rincón de esa calle que estaba desolada, y así, desesperado me quedé unos momentos mientras mis sentidos se ordenaban, dentro mío, mi corazón en cada enloquecido latido de mi pecho se escapaba mi boca estaba seca y un gusto agridulce la inundaba, entonces, fui al café de la esquina busque y busque, en su barra entre sus sombrías mesas y no la encontré, algo se rompió dentro de mí, una devastación carnal creció desde mis entrañas. Mi razón me decía ¿qué me pasa?, si no la conozco, ¿por qué sentía que la vida se me escapaba?. Cuanta desazón tenía mi alma. Que vínculo misterioso devastó en segundos mi vida alborotando mis ganas, llenando todo de luces y de sensaciones tan bellas tan extrañas, así, desconsolado di vueltas y vueltas recorriendo seis, siete o diez cuadras y nada. Su figura esbelta y llena de gracia ya no estaba pero en mí quedo grabada, y sentí como una lluvia en mi alma que de a poco de pena me inundaba,... me ahogaba. Triste, cansado, sin norte como extraviado y sintiendo que algo me faltaba, intente un gesto para cambiar la cara pero mis golondrinas ya no estaban, hubiera querido ser viento para subir a la montaña, y como un águila esconderme allí a llorarla y cada día poder bajar al valle a buscarla pero no soy viento y no soy águila y solo puedo recordarla. Ni una sola palabra, solo fue una simple mirada una tenue sonrisa y eso vasto para encenderme como un fuego, para herirme como una daga. Todo el aire las calles y las plazas se inundaron de su gracia, percibí su presencia pero ella ya no estaba. Hace años de esto, y sin embargo a veces cuando paso por la vieja estación algo me ocurre, y otra vez la recuerdo, y se encienden mis luces, y la busco de nuevo, y sufro la pérdida de la no encontrada. Entonces, la supe mía, cósmicamente predestinada, fue lo que vi en su mirada y eso todavía me acompaña, y por eso aun hoy su ausencia y su misteriosa llegada desata inviernos en mi alma. Hubiera querido ser viento para poder acariciarla y sentir su fragancia o ser sol para sentir su piel y su pelo, o ser aire para que su cuerpo me atravesara, o un sabio para comprender este encuentro que me hizo sentir como un niño con fiestas en el alma globos de colores golosinas y guirnaldas yo tuve esa mañana. Este fue mi primer encuentro con el amor hecho de madera, fuerte como el acero cálido como un abrazo y eterno como la hierba que en cada primavera vuelve llena de ganas. Ese que también te mata o te restaura o te desbarata ese que te hace todo y también nada. Fin Ricardo Reyes San Juan Argentina 2008

Subido por Antonio
Comentarios - Escribí tu comentario
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS