Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 19 de agosto de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Diseño web
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
Tabaco y dos terrones Tabaco y dos terrones


"... pero el niño
tiene un cuaderno abierto en la parte aguda del blanco
y sus ojos se... Ampliar

Comprar$ 20.00
Escuchá Radio De Tango
Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
La rueda en espiral | Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 4 votos

Tal como venía desarrollándose desde hace años, la convención se inauguró con la presencia de casi todos los convocados. A pesar de las ausencias de la razón, que se encontraba ocupada en la construcción de estructuras de pensamientos tan complicadas como ella misma y la paciencia, que aún no había llegado y lógicamente nadie la esperaría, se procedió a la lectura del acta que abría la sesión. Con la intención de que no hubiera superposición de facultades, la palabra buscó reparo en la justicia para encontrar una solución definitiva al único tema propuesto para ese año. El sí, presente en la reunión y convencido de su trascendental importancia en los avances de la humanidad, había solicitado, al igual que en los años anteriores, la inmediata expulsión del no. Las innumerables pruebas que tenía en su poder ya habían sido presentadas tiempo atrás, pero la esmerada justicia, con razonamientos válidos y equilibrados, las había descartado una por una a medida que avanzaban los juicios a través de los años. Con esfuerzo sobrehumano el no defendía su falta de ánimo negando con firmeza que el sí buscara la superación de la especie y el bienestar general, sino que, por el contrario, con sus planteos de autodeterminación dejaba al descubierto una oscura intolerancia al disenso. Intentando por todos los medios posibles acercar insalvables posiciones, el amor había suplicado a la justicia su contemplación para no tomar en cuenta el arrogante pedido del sí. Sin embargo y en presencia de la mayoría de las palabras, tejiéndolas con su habitual convicción, el sí despejó el camino de las dudas afirmando que la persistencia del amor únicamente era posible a través suyo. En cambio, acusaba al no de llevar implícita en su naturaleza la negación a todo el universo involucrando al amor y por consiguiente favorecía el nacimiento del odio. Animado por las ausencias tanto de la razón como de la paciencia y ante la inevitable inclinación del amor hacia aquellas palabras motivado acaso por su sentido de legítima supervivencia, la justicia condenó al no a quedar excluido de los términos aceptados por el idioma y su significado de vida se desvanecería hasta el olvido gracias al doloroso argumento de la precipitada sentencia.
El afán de victoria y la euforia contenida del sí durante tanto tiempo de represión a causa del no, se esparcieron por la inmensidad de ese planeta. Fue entonces que de su mano, el amor no tuvo barreras para ser aceptado y con el paso de los años su ferviente religiosidad iba fortaleciéndose en cada amanecer. Se encargó de pintar de verde las palabras, dibujar el vuelo de los pájaros que surcaban el celeste del cielo en infinitos laberintos y cuando las sílabas se convertían en voz, el aire vibraba al mismo ritmo que las emociones. El sí, contemplativo, vio surgir de sus manos una enorme gracia divina que le permitía satisfacer el hambre de deseos y el amor fue el primero en tener su bendición. Su eterna disposición al cambio lo volvía imprescindible.
De la misma manera en que el amor fue aceptado, comenzaron a ingresar, favorecidas por la falta de adecuadas fronteras, la ambición y la codicia, que desde hacía tiempo venían reclamándose entre las necesidades insatisfechas y los deseos de superación. Con la ausencia del no, los precarios límites y las desvencijadas defensas se derrumbaron ante el devastador paso del sí, que traía en su enérgico regimiento un rancio amor condenado al olvido por ser de fácil adquisición, junto a una deslumbrante envidia promovida por las más débiles autoestimas. De una manera estruendosa y convincente, la invasión más importante en territorio del no fue llevada a cabo en cuestión de horas por el violento despliegue de poder de las fuerzas del sí, abriéndose camino entre los desmantelados puestos de resistencia, distribuyendo afirmaciones en todos los sentidos e ignorando con derroches de seguridad el ingreso de la soberbia que paulatinamente iba desplazando al amor hasta las casi inexistentes fronteras del no. El odio, al ver el desenfrenado impartir de justicias e injusticias, decidió poner en práctica su estrategia de compensación y, tácitamente admitido por el sí, infiltró sus ideas entre los fieles seguidores. Infinidad de sublevaciones originadas en la envidia, alentadas por el odio y sostenidas por la codicia, causaron una revolución en las propias filas del sí. Muy lejos de edificar un entendimiento de partes, la guerra ya había criado y educado a sus hijos en medio de los innumerables ejércitos que se habían desprendido del propio sí, sembrando batallas de todos contra todos, intentando mantener el control del poder que para ese tiempo ya se había derramado en forma de lava hirviendo que brotaba con estallidos desde la misma tierra.
Según relatan los escritos de la época, se pudo saber que el no, ajeno al conflicto en que se hallaba sumergido el sí, fue rescatado por el ejército vencedor en un último intento de tomar el control. El supremo jefe del ejército sublevado y ahora único presidente del nuevo imperio le informó al sí que por razones de reorganización nacional, en el día de la fecha había sido reemplazado por el yes. El no, a pesar de haber recuperado su fundamental significado, lamentó apenado la cruel destitución del sí, tal vez temiendo una muerte inevitable.

Ricardo Cardone

Subido por Ricky
Comentarios - Escribí tu comentario
19/08/07 | 13:23: Cintia Lepere dice:
¡Me gustó muchísimo tu cuento!

10/08/07 | 05:13: Ricky dice:
No, es solamente ese. No me sale escribir. Cuando no sale no sale.

09/08/07 | 21:58: Susana dice:
Muy bueno Ricardo, hay más?

Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS