Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Viernes 18 de agosto de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Diseño web
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
Con el sol en las manos Con el sol en las manos


Los poemas de Dejistani buscan continuamente el equilibrio entre el interrogante y la respuesta. ... Ampliar

Comprar$ 40.00

Entrá a Radio La Quebrada
Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
"Cuando la Muerte se enamora" | Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 3 votos

                                  Cuando la Muerte se enamora”

 

D

 

 

 

 

e espaldas a la puerta, esperé su regreso. Impávido mi rostro, ni un solo músculo de mi cuerpo demostraba inquietud. Con  la mirada perdida en la lejanía a través del  cristal del bar, que como un inmenso cuadro me dejaba ver la quietud del campo en el ocaso. Bebí la copa de Ron, sorbo a sorbo, el tiempo hace mucho que ha dejado de preocuparme. El paso de los años me ha enseñado a no temerle. La paciencia y la calma son ahora mi mayor virtud. Bebo otro sorbo de Ron,  y comienzo a recordar…

 

“La había conocido veinte años atrás, una noche me crucé en su camino, desde aquel día, me sentí dispuesto a entregarme a sus brazos.  Resuelto estaba a entregarme a ella sin ninguna resistencia, totalmente convencido de que era lo mejor que podía pasarme. Pero entonces, ella decidió dejarme. Sin importarle cual era mi deseo, sin tener en cuenta mi desesperante necesidad de aferrarme a ella. Sólo contaban su egoísmo y sus caprichos, sus necesidades. Y se fue, dejándome allí parado; destrozando mi espíritu y mi corazón. Inmerso en la más profunda de las desesperaciones”…

 

Han pasado muchas cosas desde entonces.  Ahora, luego de tanto tiempo volveremos a encontrarnos.

                                    

De pronto, atravesó el umbral…

 

Hermosa como entonces, se aproximó a mí. Bajo la cálida luz del cuarto sus felinos ojos se fijaron en los míos y una delicada sonrisa se dibujó en sus labios, aún,  la recordaba así. Cínica y un tanto frívola la expresión de su rostro, pero tan bella, que otra vez comencé a sentir el influjo de sus encantos…

Al son de uno de sus temas preferidos, comenzó a arrimar su cuerpo perfecto y delicado junto al mío. Flotaba su perfume en la atmósfera del cuarto. Ella, danzaba en derredor mío suavemente, subiendo y bajando, rozando mi cuerpo. El tema se estaba reflejando en mi sentir. Su cuerpo giraba lentamente, se arqueaba y me envolvía, sensual y atrevido se traslucía bajo la sutil gasa negra del vestido. Sentí, en ciertos momentos de esos giros, sus senos tibios pasando por mi pecho y mi espalda. Sus manos ávidas, me acariciaban deslizándose desde mi nuca, hombros y pecho, hasta aferrarse eróticamente a mis muslos. Estaba cayendo lentamente bajo su influjo. Su mirada colmada de deseo me embriagaba. Pero, esta vez, era yo quien esperaba terminar con nuestro encuentro. La noche recién comenzaba y el alba, el alba se hallaba muy lejana todavía. Sus labios anhelantes, se posaron en mi boca. Sonreí casi maliciosamente. Seguía siendo tan mía. Que, aún sin proponérmelo, un deseo muy fuerte de vengarme se apoderó de mí. Pero dominé ese impulso, la aparté de mi cuerpo y dejándola extrañada ante mi reacción, levanté la copa y brindé por ella. Al hacerlo, sus ojos tomaron nuevo brillo. Me arrebató la copa y brindó por los años pasados y el amor. Me senté en el sofá para contemplarla. Con la copa en la mano, se tendió a mi lado cuán larga era, apoyó su cabeza sobre mis piernas y fijó sus ojos de gata enamorada en los míos. Le quité la copa y besé sus labios con toda la pasión que había albergado en mis adentros desde su partida; desde antes de haberme dado cuenta que ya no la deseaba. La besé largamente, hasta sentir que su postura de triunfo se desvanecía, temblaba de amor entre mis brazos. Entonces, al sentir su cuerpo estremecerse, me levanté alejándome lo suficiente para observarla, para gozar del placer que me causaba verla así, rendida ante mí.  Pudo adivinar mis sentimientos y se irguió de un salto. Su mirada gatuna se transformó en fuego. Esperé el zarpazo de su ira,  sin embargo, controló su arrebato y calmadamente dijo…

 

 -Te he amado, más que a todo, te he amado. Aquella noche, cuando te  ví por primera vez, experimenté como jamás lo había hecho, la necesidad   de sentirme mujer, y cambié por ti. Te cruzaste en mi camino suplicando que te ayude. No pude hacerlo. Al verte, algo extraño me ocurrió por primera vez. Y no pude responder a tu súplica, aún, cuando era el momento que siempre aguardo para lograr mi victoria. Contigo, había descubierto al amor. ¿Cómo podría hundirte en las profundas noches en las que vivo, si te ví sol, si te imaginé mil mañanas amándome en la frescura de tu lecho? ¿Dime, cómo podría, amándote  como te amo?

 Sus ojos cargados de llanto hasta las lágrimas, me contemplaban, mientras su voz sonaba con un tono de tristeza tal,  que me hizo sentir un miserable y me arrodillé ante ella. Todo el resentimiento que se había acumulado por más de veinte años se esfumó en ese segundo…

 

De súbito,  cuando me hallaba en acongojado abrazo aferrado a su cuerpo, profundamente apesadumbrado y rendido ante su angustia. Una horrorosa carcajada de ultratumba heló mi sangre. Su manos, que tan calidamente sentí entre las mías, se habían transformado. Entonces miré su rostro. La larga cabellera no existía, un frío manto la cubría igual que a su cuerpo. Su perfecto cuerpo era sólo un esqueleto bajo la mórbida mortaja, cuyos huesos podía sentir contra mi pecho. Me aparté de un salto. Su risa retumbaba por doquier. Quise correr. Creí volverme loco…

 Pero entonces, pude ver en el fondo de la cuenca vacía de sus ojos,  una luz de tristeza que dolía.

 

 Y comprendí…el final de la noche había llegado y con él, también el de mi vida.   

 

 

                                                                                                    Alibel Lambert 

 



Subido por Alibel Lambert
Comentarios - Escribí tu comentario
22/06/12 | 20:59: Alibel Lambert dice:
Hola Víctor Hugo!! Gracias por tu comentario!! Perdón por la demora en escribirte. Busqué tu poema como me lo recomendaste, pero no tuve éxito. Te pido por favor me la hagas llegar a alibel123@hotmail.com Abrazos!!

22/06/12 | 20:59: Alibel Lambert dice:
Hola Víctor Hugo!! Gracias por tu comentario!! Perdón por la demora en escribirte. Busqué tu poema como me lo recomendaste, pero no tuve éxito. Te pido por favor me la hagas llegar a alibel123@hotmail.com Abrazos!!

13/03/10 | 16:07: victor hugo dice:
Alibel...no puedo menos que felicitarte por tan esplendido y estremecedor relato, solo termino de leer algo cuando ese algo me atrapa, y el tuyo me atrapò. pero te pido algo... yo escribi algo parecido hace un tiempo pero en forma de poema, es largo, no lo tengo publicado en mi blog,esta escrito con la misma onda que el tuyo, el personaje es el poeta que se enamora del angel de la muerte,me gustaria que lo leyeras y lo criticaras. lo podes ver en www.grupo buho.com en el rincon "el desvan" se llama -maria negrura- y si pones ese nombre en el buscador te lo muestra. nuevamente te felicito por este estupendo relato, saludos hidrogenal (blog "pizza y champagne")

21/10/09 | 12:04: Alibel Lambert dice:
Me alegra mucho que te gustara Rosana. Gracias por tu opinión. Un beso

20/10/09 | 12:19: rosana dice:
Exelente. Me atrapò en el inicio y no lo abandonè hasta el final.

Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS