Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 25 de mayo de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Entrá a Radio La Quebrada
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
Literatura Americana Femenina Literatura Americana Femenina
Abordaje Psicosocial

La mujer es preservadora de vida, las escritoras nos dan un mensaje de apasionamiento que apuesta... Ampliar

Comprar$ 25.00

Entrá a Radio La Quebrada
Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
"El Fantasma" | Malo Malo - 2 votos

“El Fantasma”

 

 

 

 

E

ra una noche tibia de principios de abril. Una paz profunda invadía el aire. Nos encontrábamos solos, la noche y yo. Era un momento ideal, en él podía volar en alas de lo arcano, de lo irreal, con mis sueños, con mis deseos, con mis anhelos, sentía aquel mundo tangible. Aunque sabía que este sentir nacía desde mis adentros, desde ese interior quimérico e incierto, que se gestaba en mí, tras el deseo de una forma de vida diferente; colmada de aconteceres fantásticos que poblaran toda mi existencia. Se acrecentaba la noche, desde las sombras llegaban a mis oídos los sonidos comunes. Cuando, de pronto, algo alertó a las nocturnas aves que dormitaban sobre el viejo roble, erguido en medio del no muy lejano cementerio, se agitaban alborotadas. Yo desde mi ubicación no podía divisar nada que provocara aquello. Aunque, ciertamente, me hallaba algo lejos, sentado en el marco de la ventana de mi habitación, en la planta alta de mi ancestral casa. Sin embargo, sí pude sentir sobre mi piel, el inconfundible frío que sólo produce la proximidad de la muerte. Observé entonces, con más detenimiento, buscando detrás de la arboleda del pequeño bosque que cerca el lugar, entre las sombras de las estatuas, cruces y criptas de aquel antiguo cementerio en plena destrucción por el paso del tiempo, pero no pude divisar nada extraño. Entonces, decidí entrar en mi habitación, aquella ventisca helada arremetía contra mí obligándome a dejar mi sitio, para buscar el cálido refugio de mi casa. Quise revelarme, el extraño presentimiento de algo inesperado me inducía a quedarme. Pero la ventisca, con más fuerza, castigábame ahora. Estaba entumecido por el frío, entonces, me dispuse a entrar, cuando de pronto, divisé una imagen fugaz, de un blanco transparente, que vagaba entre las negruzcas y tétricas tumbas. Aún así, no experimenté terror alguno. Me di cuenta que necesitaba, desde muy adentro, creer en aquel submundo perdido en las tinieblas; una fuerza misteriosa me arrastraba a ello. Me quedé inmóvil, contemplando aquel fantasma. Su vestido largo y sutil, flotaba suavemente con la brisa, iluminándose con los rayos blancos de la luna, al igual que los largos rizos de su claro cabello. Era una imagen fantástica. Jamás, de los años que tengo, había visto u oído sobre algo así. Me hallaba próximo al encantamiento. No podía reaccionar, es más, no deseaba hacerlo. Pues sabía,

Que llegado el caso, perdería el misterioso hechizo que la bella ánima parecía infundir en mí, y no quería permitir aquello. La sensación que experimentaba aquella noche, deseaba, desde lo más profundo, fuese eterna. Al cabo de fugaz momento desapareció, cubriendo de soledad al mausoleo a mí. Permanecí allí varios minutos más, esperando su regreso. Pero no sucedió. Esta ansiedad perduró por días y, cada noche, volví a mi sitio a esperarla. Luego de un tiempo, decidí no sentarme más en la ventana, creo que penaba que ella había podido verme, y por ello se ocultaba. Yo soñaba con ella. Durante varios meses dejé de contemplar el cementerio. Una noche creí enfermar por el dolor de ya no verla. Como en una telaraña me sentía atrapado. Solo, vagaba por la casa. En mis delirios, cada sombra tomaba en los rincones la apariencia nefasta de la muerte. Llegué a encender cada una de las luces de mi casa. Ya no dormía, pues en los sueños, también la imagen de la muerte me acosaba. Hasta que, cierta noche, sentí que una brisa fresca me envolvía. Fue entonces, cuando inmaculada luz blanca surgió desde uno de los muros de mi alcoba y, envuelto en ella se corporizó su espíritu y volví a verla. Suavemente se acercó a mí, tomó mis manos sin dejar que su tierna mirada se apartase de la mía; al contacto con mis manos pude sentir las suyas, frágiles, delicadas y muy frías. Luego giró y sin soltarme, me guió por el camino. Una extraña bruma comenzó a cubrirlo todo lentamente, aún mi casa. Nos alejábamos cada vez más, acercándonos al cementerio. Atravesamos los portales y, al hacerlo, comenzaron a surgir desde las tumbas las ánimas, se arrimaban, tétricas y semi-descarnadas, se corporizaban. Tuve deseos de huir apresuradamente, más ella sujetaba mi mano, y su mirada, implorante, me pedía que siguiera sus pasos. Lo hice. Así llegamos hasta una antigua cripta cuyas puertas de reja enmohecidas, se abrieron para darnos paso. Adentro se hallaban dos féretros antiguos cubiertos por mantos de encaje centenario. Se detuvo frente a ellos y, lógicamente, yo también lo hice. Más busqué sus ojos, no podía entender lo que quería. Entonces, tiró de los mantos hacia el suelo, quedando los cajones descubiertos y, a través del pequeño vidrio de sus tapas, pude reconocernos en el rostro de los muertos.

 Ella volvió a sonreír tiernamente, entonces comprendí, por qué el aspecto abandonado de mi casa, y mi forma de vida diferente, quimérica e incierta…

 

 

 

 

                                                               Alibel Lambert



Subido por Alibel Lambert
Comentarios - Escribí tu comentario
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS