Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Viernes 26 de mayo de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Entrá a Radio La Quebrada
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
Pasajero de un tren veloz Pasajero de un tren veloz
Poesía Práctica

Pocas veces reparamos en sentir y analizar el mundo que nos rodea, así como nuestro mundo ... Ampliar

Comprar$ 20.00

Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
AL ATARDECER, LA CASA | Votar

                                       AL ATARDECER, LA CASA

 

La casa negra, con tan solo una ventana. Una ventana llameante, se ve plantada sobre el solar vacío, a la luz del ocaso, con el cielo rosado cómo testigo de su soledad.

Apoyados los codos en la barandilla de la entrada, quedé mirando el espectáculo y me figuré enseguida que mí alma se había empezado a mover, a deslizar en la noche que se aproxima.  Las sombras se alargan, entre las inmóviles ramas de los delgados arbolitos, que tratan de sobrevivir junto al banco con el asiento medio podrido. Ese banco, que en los días de mí juventud ocupaba al atardecer, especulando y soñando con las alas livianas que me llevarían hasta las estrellas mismas.

¡Mí joven soledad!

¿Qué me pasa? Me siento perdido, derritiéndome en el aire pesado del ocaso. Nunca tuve tantas ganas de llorar. Ahí está, en lo más hondo de mí pecho, la angustia de revivir un pasado que no debería volver.  Tendría que quedar con las calaveras de cráneos desnudos a salvo de parientes y la corrosión reptante. Debería quedar sellado dentro de la negra vasija del tiempo.

Lejanos los perros con variados ladridos fracturan el silencio. Ranas invisibles aúnan su cántico ocasionando un coro desparejo.

Inmóvil, miro hacía la ventana que derrama la luz cómo gota dorada de miel. Me estremezco.  Abro la chirriante verja, y avanzo a través de los desperdicios que cubren el suelo, igual que las almas de los muertos, han quedado herederos de un mundo brutal.

Con sonido vibrante, empujo la puerta carcomida por las polillas, entramos, mi sombra y yo.

Los tejidos corroídos de las paredes no pueden ocultar el abandono y un picor en los ojos riza la lágrima que no se puede detener y cae desvergonzada por mí mejilla.

Excrementos de paloma, algunas de ellas, aves disecadas con sus alas marchitas se confunden en el polvo.

La tristeza, cómo entonces, en aquellos días lejanos, sonríe y aparta el rostro.  Respiro hondo.  Es necesario que haga una separación entre le movimiento y la razón. Tengo que olvidar lo que sucedió aquí, más allá de la muerte vale la pena nacer.  Tengo que transcribir una copia en limpio y dejar atrás los fantasmas.

Me digo a mí mismo mientras estoy parado en la oscuridad: -¡Sal de mí precioso ser! Agárrate con fuerza a un tallo, a la ventana, aférrate a cosas, a la primera lámpara encendida, a un ladrillo caído, no pienses en la juventud presuntuosa que te llevó a cometer tantos errores.

Mira sin pasión, es una vieja casa a punto de derrumbarse.

Ya no están las florecillas lilas iluminadas por esa luz fabulosa de la luna en lo alto, ni las sendas del parque, ahora agrandadas por el recuerdo, ya no queda nada de eso.

Hay paredes descascaradas, ojos agrandados que lloran lágrimas sucias desde los cielorrasos agrietados, baldosas rotas que dejan asomar tallitos verdes, último vestigio de vida entre tanta muerte.

Ya no está el hombre que me llama con vozarrón de trueno, ni se escuchan las enérgicas zancadas, ni sus ojos llameantes de furia o de amor desviado. Hace mucho que lo vi morir. Me convertí de ese modo en un ángel salvaje, ejecutor, que saliendo de la bruma de engaños, desperté a la realidad y clavé dos amparado garfios en su pecho.

El niño con quien fuiste tan severo quedará perdonado si yo obtengo tu perdón. En la aislada fortaleza donde conservamos una pizca de razón, me avisa que ya se terminó, no es más que una casa de ladrillos viejos, cal y arena que no quiso ser testigo de la barbarie.

Entro al fin en la habitación y encuentro una lámpara de kerosene parpadeando, que mira con un ojo llameante.  Hay diversa basura, una cama que no es cama del todo, una lata abollada, papeles sucios, un par de sillas rotas y un espejo bisqueante. ¡Lástima!

Algún indigente quedará sin techo.  Esta casa me pertenece y estoy dispuesto a venderla.

 

 

 

                                                                              CAVALLERO Susana



Subido por Susana Cavallero
Comentarios - Escribí tu comentario
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS