Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Martes 23 de mayo de 2017
Ir a la página de inicioIr a los Foros
Todos los foros   Cine   Cuentos   Educación   Escritores   Literatura   Música   Poesía   Tango
Foro de Cuentos En este foro podrás subir cuentos y narraciones en general.
Menú principal
Foros
Nueva Entrada
Escuchá Radio De Tango
Entradas
HIMNO AL SOL DE AKHENATÓN
LUCHA Y VENCERÁS
LOS CUBOS DE TIAWANACU - por José Alvarez López
FÍSICA Y CREACIONISMO - por José Alvarez López
TOPONIMIAS DE CÓRDOBA- por Orencio Julio Correas
EL ATOLÓN DE ATLÁNTIDA- por José Alvarez López
AKHENATÓN Y SU CIUDAD INDUSTRIAL
EL ACUERDO
DECIRES
DECIRES
DECIRES
ATLÁNTIDA - por José Alvarez López
El bosque de las crisálidas
EL TESORO DE TUTANKHAMON
Monerías
EL SISTEMA SOLAR por José Alvarez López
EL CERO Y LA CONSTANTE DE ESTRUCTURA FINA por J. Alvarez López
CIENCIA CALDEA por José Alvarez López
APOCALIPSIS (Estilo y Poemática) por José Alvarez López
EL HOMBRE-DIOS - por José Alvarez López
JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ por Guillermo Borioli
Cuando el Pájaro Dejo de Cantar
Una moneda en el riel…
EL NÚMERO 137 - por José Alvarez López
EL CASO DEL METRO - por José Alvarez López
AKHENATÓN Y EL ATONISMO - por José Alvarez López
VALIENTE MUJER
MORIR DE AMOR
VELOCIDAD DE LA LUZ EN LA GRAN PIRÁMIDE-por Jose Alvarez López
PIRÁMIDES DE ASIA por José Alvarez López
LA RULETA DE LA VIDA
EL PAPA Y EL SHA (by Portecat)
LA MUERTE RITUAL - por José Alvarez López
LA PIRÁMIDE DE PALENKE por José Alvarez López
EL LEGADO ETRUSCO por José Alvarez López
DEUS LUDENS por José Alvarez López
LA ESTANCIA DE JESÚS MARÍA
´LOS PATRIARCAS BÍBLICOS por José Alvarez López
EL GORRION Y LA LECHUZA
LA BIBLIA CUÁNTICA por José Alvarez López
P A U L E T
BIOGRAFÍA DE JOSÉ ALVAREZ LÓPEZ
LAS RUTAS DE LA CÁBALA -- por José Alvarez López
Nueva Iniciativa para Escribir Cuentos y Libros!!!
publicaciones de cuentros
Segunda oportunidad
E-LIBRO DESCRIBE CÓMO es escribir con EL CEREBRO hackeado
Romance de la niña y el duende
Tácito amor en los ciclos de la vida"
CARBONCILLO
ATAQUE FINAL
La novela Fantástica
SIESTA EN EL MONTE
"Furiosa"
¿Que necesita...?
Una Broma
Mi tierra, mi cielo...
Justo
La Directora
NIÑO DIOS
NADIE
ENCICLOPEDIA DE LA DIALÉCTICA SEXUAL
HORAS FINALES
MAUPERTIUS
MAUPERTIUS
UN POCO DE METAFÍSICA
EL NUEVO REY
LA BUENA NUEVA
COHETERÍA ESPACIAL
EN ALGUN LUGAR DEL AYER - Carlos Contesti
El fantasma
LA CRECIENTE
NOSTALGIA
DESPUÉS DEL GRANIZO
sombras nada más
EL TATITA JOSÉ
interno 47
LA VÍSPERA
LA NUEVA AURORA
UNICA SALIDA
PALABRAS DE UN CONDENADO A MUERTE
EL TREN DE LAS CUATRO
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AMOR TRAS EL CRISTAL - Carlos Contesti
AL ATARDECER, LA CASA
PIQUETERA
"El Fantasma"
"A los ojos de él"
Fue
"El Sueño"
AHORA EXISTO PARA TI - Carlos Contesti
"Otra Oportunidad"
"Cuando la Muerte se enamora"
Madre Natura Enojada.
LA MAESTRA RURAL
Esto es un asalto
UN FANTASMA EN LA MAQUINA - Carlos Contesti
JAQUE MATE
los mirones
Pequeña tierra viva
La maquina del azar
Dos Misterios reales
TEMERDUVIA
Epitafios
¿ POR QUE ?
El Cambio
EL TREN
LA IDEA
NEGRO SIDERAL
UNA NOCHE DE VERANO Y MAR
Arbol amigo
AQUELARRE
Con el Corazón Vacío
Con el Corazón Vacío
Encuentro
sexo frustrado
TIPOLOGÍA DE UN GÉNERO HÍBRIDO CON CONTORNOS DIFUSOS
Tragedia corta
Fotorelato Yo estoy aqui
Experiencia compartida
Misa de cuerpo Presente
Esos eran machos
Una pequeña duda.
Atrapando peces con las manos.
Domingos tristes como tetas caidas
PARANOIA II
PARANOIA I
A TODOS LOS ESCRITORES QUE PUBLICAN EN ESTA PÁGINA
PARIAS
Otro día en el prado.-
Fragmentos II
DRACULA ANONIMO
CIRCULO PERFECTO
LA CHICA DEL CORAN
LIBERACIÓN FINAL
El sonido del desastre
Los del otro lado.
FRAGMENTOS
El Gigantosaurio
EL Camino
Creencia
Sin nombre
Sueño
Navidad en Iraq
El libro
El Crucificado
DOMINGO
Los Ancianos
Sobre Camaleones en la Guerra
Vacio
CONTRAINDICACION: SUEÑO.
Un Abrupto Despertar
El Musical Derrumbe de las Máscaras
EL FRANCOTIRADOR
:.:..:... Yo Soy Dios ...:..:.:
Breve relato sobre una aventura en parque Chas
..:.:.El Arlequín.:.:..
¿Y si las Sombras Pensaran?
la muela
UNA VEZ MAS
HISTORIA COTIDIANA
PAPA NOEL EXISTE
MABEL URQUIJO
A LA LUZ DEL AYER
VIAJE AL CIELO
CADA NOCHE UN MUNDO DISTINTO
Justo...
Lo peor...
A destiempo...
MALDITO HEROE....
Historias imaginarias:
sueño?
25 de Mayo de 2008
EL VIAJE FINAL
PAJAROS EN LA CABEZA
EL FABRICANTE DE ALAS
SOMOS DIFERENTES
Hasta luego... capitán (A Aberto Olmedo)
Cuentos para el alma:
EL FRANCOTIRADOR
TODO POR LOS SUEÑOS...
EL SOL
LA CASA GUARDADA
Escribir
"TIEMPO"
El Hombre que sabía
Tarzàn no murío, esta vivo en el subte linea"D"
Cumpleaños no deseados: JA.JA.JA…
Trampa íntima
Devenir
El Cóndor por Angeles Rosique
Los colores rebeldes
ENSAYO SOBRE TALLERES LITERARIOS EN ARGENTINA
Detención de tiempo
El ritual de las máscaras
La rueda en espiral
Bandoneón Bandoneón


 


El autor logra describir la idionsincracia de los habitantes de una naci&oac... Ampliar

Comprar$ 55.00

Escuchá Radio De Tango
Escribí un comentario Escribí tu comentario Enviá este artículo Envialo a un amigo Votá este artículo Votá este texto CompartirCompartir Texto al 100%Aumentar texto
LA VÍSPERA | Votar

LA  VÍSPERA

…………………..

Llegada la víspera Alma recorrió el paraje de siempre y allí buscó entre los elementos conocidos, un llamado que pudiera retenerla. Pero los talas se retorcían sobre la greda bordeando con desolación al antiguo arroyo. El valle mostraba su cara desértica. La tierra ignoró la presencia del agua y el manantial que atrajera a los viajantes, ofrecíale en esta hora, caparazones olvidados por numerosos caracoles.       

Ella fue acercándose hasta la roca que limitaba aquel paisaje. El horizonte se teñía de ocre, cuando voces infantiles la llamaron. Bajaban velozmente por el sendero de la cuesta, hasta prenderse de su falda. Desde varios días antes los niños lugareños observaban a su joven maestra jardinera, sin hablarle, queriendo dibujar su imagen en las memorias de ellos. Adelantándose a la partida, le sonreían con sencillez, igual a quien se detiene ante un recuerdo.          

Alma se vio entonces muy lejos de esa infancia, ubicada en una imagen sin cuerpo, como una presencia del pasado. El suelo ya no existía. El juego de los niños, era la época que ella abandonaba. Pasó las manos sobre aquellas mejillas rojas y paspadas por el viento serrano, para alejarse al fin de su primera escena. Había deseado esa partida. Las casas de cemento ciudadanas surgieron ante su imaginación, extendiéndole sus brazos enguantados. Habíase ido ya en el pensamiento, desde tiempo atrás, había partido antes de ese día. Los niños así lo sentían.  

LA   PARTIDA

…………………

Alma despidióse de su madre de crianza sin exteriorizar ninguna pena. Los niños la acompañaron por el camino y sus caritas redondas, fueron las únicas en despedirla. El hermano de leche la saludó con la mano en alto, mientras ella apoyaba su frente contra el vidrio de la ventanilla del ómnibus, que la transportaría hasta la ciudad. El motor rugió. La serranía repitió su eco. Los árboles se apartaron del camino. Uno de los niños abandonó el grupo y su mano sucia recogió un boleto arrojado sobre la calle de tierra. Luego regresaron todos juntos hasta el juego que habían interrumpido.         

El viaje continuaba. Ella detuvo la vista sobre la muñequita de paño verde que bailaba frente al asiento del conductor, sostenida por un hilo de lana. Las vibraciones del ómnibus la adormecían, y bajó la cabeza. El trayecto ofrecía inesperadas curvas a la somnolencia de los viajantes. Una sacudida de mayor violencia la hizo caer hacia adelante. La muñequita parecía sonreírle detrás de su cara bordada. Alma admiró sus ojos de lentejuelas verdes, luego volvió a apoyarse contra el respaldo.           

El sueño la fue transportando hasta el paisaje de su valle …Caminó por él… Y allí, sobre una roca que limitaba la colina, divisó un asiento de ómnibus. Sentóse en él, dirigiendo su vista hacia el camino que atravesaba la cuesta. Otra pasajera ocupó el lugar vacío.   
—¿Qué miras? ¿Qué te inquieta Alma? Debes tener paciencia, faltan todavía muchas horas para llegar— le dijo la recién venida que hablaba sin despegar los labios      

Ella la observó un momento ¡Y la reconoció! La muñeca estaba sentada a su lado y el brillo de las lentejuelas que formaban sus pupilas, heríale la visión.    

—Estoy esperando a los niños que siempre me buscan en este lugar— contestóle la joven     

—Ya no vendrán— díjole su acompañante     

—Pero ...¿Por qué has roto el cordón que te mantenía frente a todos los viajeros? Tu danza encarna la ilusión de vida, en medio de la inercia de este viaje— le inquirió Alma     

La muñeca sonrió con toda la boca, y un manojo de lana asomó por la costura abierta.          

—Para acompañarte, jovencita, pues te vi melancólica... Esos niños se encuentran ya muy lejos. Te apartaste de ellos y vas en busca de un mundo que te aguarda. Ahora estoy yo a tu lado. Te vi tan entristecida que descendí para consolarte— le respondió la figura de paño     

El asiento volvió a conmoverse, los ocupantes del vehículo abrieron bruscamente sus ojos. El ómnibus se detuvo para dejar subir a nuevos pasajeros. La figurita de paño verde y lentejuelas, colgaba otra vez frente al conductor... Alma entrecerró los párpados, mientras su acompañante continuábale hablando      :

—Tu valle se ha vaciado, es sólo una imagen. Pronto llegaremos—continuó diciendo la muñeca de lana verde           

—Mi vida está más vacía aún— expresó la joven —En ella todo ha quedado en forma de recuerdo. No habrá más juegos, ni hermano de leche, ni niños en mi derredor.

 

—No, todo ello ha concluido para ti. Pero sí una vida universitaria que te aguarda, con todo su  misterio.

 

 —Este viaje es demasiado largo ¿Por qué no regresas a tu sitio? Todos extrañarán tus movimientos. Eres para nosotros, los pasajeros, la imagen de la vida. Nuestra energía subsiste en potencia, los viajeros llevamos la sangre acumulada en el letargo de la espera— ella cruzaba sucesivamente los brazos, sus pies jugaban          

—Tranquilízate Alma, ya llegarás. Soy tu Guardián. He ocupado el centro de aquella muñeca para que no te espante mi rostro verdadero.        

—¿Eres muy feo?— ella se apartó con temor 

—No. De ninguna manera. Mi realidad es solamente sorprendente, para la visión de quienes han caminado durante años, sobre las calles de greda.        

—¡Quiero verte! ¿Dónde te escondes? ¿Detrás de estos ojos de lentejuelas verdes?  

Las tomó Alma con su mano arrancándolas y al desprenderse… cayó sobre ella un torrente de humo. La obscuridad envolvió el sueño.        

LA   LLEGADA



—¡Estación de Córdoba! ¡Terminal! gritó la voz del conductor, mientras los pasajeros se aprestaban a recoger sus maletas del “guardaequipaje”

El vehículo quedó desierto. Solo Alma continuaba de pie sobre el pasillo del ómnibus, sin decidirse todavía a descender. Buscaba la muñeca verde como si la necesitara, deseando que bajara con ella.           

—Ya hemos llegado— le volvieron a decir —¿Esta valija es suya? ¿No conoce la ciudad? ¿A dónde tiene que ir?    

—Me esperan en esta dirección— contestó Alma mientras le extendía un trozo de papel escrito

 

—Esta calle se halla a cinco cuadras de aquí, tomando esa dirección— díjole el chofer          

Luego ella se encaminó hacia el sitio señalado. El conductor del ómnibus y el guarda, viéronla alejarse.          

—¿No sería bueno colocar una muñequita de lana colgada del vidrio parabrisas?— preguntóle el guarda al chofer    

—Cierto, compraremos una de lana, como mascota, alegrará nuestros monótonos viajes— contestóle él       

—He pensado en una muñequita vestida de verde.     

—¿Cómo un gnomo? ¿Por qué te vino esa idea?        

—Porque así va vestida esa señora que camina atrás de la jovencita que acaba de bajar. Va vestida de verde y con lentejuelas brillantes. Lleva un extraño vestuario, como el de los gnomos, pero es una señora. 

—¿Dónde? Yo no la veo.       

—Atrás de ella, muy junto a ella… como si la siguiera.           

—No...No la veo…. Veo a la chica sola.       

— No está sola. Allí van las dos, míralas bien... ambas doblaron ya esa esquina.        

—La jovencita estaba sola.     

—No, no estaba sola, bajaron juntas. 
-------------------------

Alejandra Correas Vázquez



Subido por Alejandra Correas Vázquez
Comentarios - Escribí tu comentario
12/09/09 | 21:45: MARTA JUANA dice:
Alejandra, me encantó tu narración, tiene mucha ternura,me trajo recuerdos de infancia, donde Yo también parti lejos de los míos....

Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS