Ir a la página de inicio de Escribirte
Portada | Biblioteca | Blogs | Foros | Tienda | Suscripción | Contacto | Especiales | Difusión cultural | Canales RSS RSS
Autores Obras Textos Entrevistas Informes Audioteca
 Buscar en el sitio   
| Lunes 18 de diciembre de 2017
Escribí un comentario Enviá este artículo Votá este artículo
Texto al 100% Aumentar texto
Promesa de una nieta de inmigrantes Informes RSS Informes

Promesa de una nieta de inmigrantes

En el libro El destierro de la reina, cuya acción transcurre en Belgrano, la escritora Ana Bisignani cuenta la historia de su abuela española.

Por Martín Rodrigo Villasante

Foto: Eva Fisher

Montañeses al 2600, entre Roosevelt y Manuel Ugarte, a una cuadra de la Avenida del Libertador y Monroe. Un jardín con árboles de rosas chinas muy alabado por los vecinos. Una mujer que llega a Buenos Aires después de un largo, largísimo viaje. Después de haber partido en la primavera de 1908, en un barco carguero italiano desde Almería, provincia de Andalucía tan pobre como alegre. Chile era la primera escala. Para llegar a Mendoza, ella debió cruzar la cordillera de los Andes, a veces montada en el lomo de una mula, a veces sentada en una silla de mimbre sostenida por unas roldadas. Pisó Buenos Aires cansada. Llevando a cuestas las primeras huellas de una historia que su nieta Ana, mucho tiempo después, se prometía escribir.
“Esa nieta soy yo. Estoy cumpliendo con una promesa que llevo conmigo desde niña”, aclara Ana Bisignani, autora del libro El destierro de la reina (Ediciones Corregidor), presentado hace algunos días en la XXXV Feria Internacional de Libro de Buenos Aires. Mostró por primera vez en público este trabajo ante la presencia de varios amigos de esa infancia transcurrida junto a su abuela en Belgrano y de los escritores Jorge Torres Zavaleta y María Granata; miembros del Centro Cultural de Andalucía; la poetisa María del Mar Estrella; la profesora María Teresa Pochat, y el periodista español José Luis Alvarez Fermosel.
“En aquel entonces, toda esa zona era un baldío; la calle Roosevelt se llamaba Guanacache y la Avenida del Libertador, Blandengues – apunta la escritora, vestida con un saco rojo tan intenso como el del clavel que aparece en manos de la dama nostálgica que ilumina la tapa de la obra -. Yo no heredé nada de esa casa de mi abuela, Eugenia en el libro, salvo los recuerdos que están volcados en estas 190 páginas. Hay referencias a canciones populares españolas y tangos (será porque mi madre era una cantante excepcional), poesías y datos históricos todavía latentes.
Como escribí en el prólogo, me fue preciso escribir esta historia, que no es una biografía rigurosa porque al faltar mi madre se enardeció mi pluma, que necesitó revivir a todos para siempre”.
Bisignani coloreó con trazos de fantasía una historia cierta en la que el fenómeno migratorio atraviesa de modo casi imperceptible, velado, a los personajes.
“Es una historia verídica ficcionada, sobre todo en cuanto a las muertes. A Eugenia la casan en Chile con Federico, un español minero mucho mayor que ella. Llegan a la Argentina y se afincan en el barrio de Belgrano, donde se vive una puja constante entre los recuerdos de Eugenia y los de su esposo murciano, más fino, que arrastra un hijo qur tuvo en Chile con una india, lo cual en aquellos tiempos era considerado algo terrible, una vergüenza. Después, un hijo de Eugenia y Federico nacerá demente. Un hijo demente y otro, bastardo. El padre no quiere al demente y ella no quiere al bastardo. Por las noches, Eugenia y Federico se encienden en la cama, pero durante el día todo es el uno contra el otro”.
Después de tres libros publicados, este es el primero del que Bisignani se siente absolutamente orgullosa.
“Creo haber logrado lo que pretendía, tanto por el contenido como por la estética. He pulido mucho la parte literaria. Me he corregido muchísimo. Soy muy apasionada y de la misma manera escribo”. Quizá por esa razón le ha llevado tanto, nada menos que cinco años, escribir este último. “Como me importa, y mucho, el idioma, he intentado hacer una filigrana de cada oración. Cualquier frase es dable de ser mejorada, pero uno tiene que decir basta. De lo contrario, se vuelve una obsesión. Estoy de acuerdo en que hay que escribir para la gente, como se dice en muchos ámbitos, pero eso no impide que el lenguaje tenga que ser superficial o estar mal escrito. A la vez, tampoco hay que subestimar al lector, por lo que encontrar el equilibrio justo siempre resulta apasionante.
La legibilidad de un texto, es decir, que esté bien construida la oración, habla bien del escritor. La profundidad temática no es rechazada por la gente. No se la explota, en realidad, porque no hay muchos que deseen ahondar en sí mismos”.
El poder plasmar sus ideas en hojas que vean la luz es un sueño para quien escribe sin una rutina, “cuando estoy en vena”. Para quien desde siempre locura por la escritura. “Ya a los 12 años pensaba que escribir un libro era lo máximo a lo que podía aspirar”. Se manifiesta satisfecha y muy, muy agradecida. “Es cierto que después de tantos años de docencia (empecé en 1979) he dado mucho de mí, aunque debo reconocer que mis alumnos me han dado más, mucho más a mí”.
Según el periodista español José Luis Alvarez Fermosel, “Bisignani alcanzó su objetivo, manejando hábilmente una trama sin demasiadas complicaciones, pero hay luz, calor y color. Si se tratara de un cuadro, podríamos decir que es una espléndida acuarela. Los personajes están muy lejos de ser de cartón piedra y de ahí que cobren vida y los veamos, y los oigamos, y sigamos su andadura vital, que es tan digna, y sus avatares, y nos parezca escuchar los latidos de su corazón. Los corazones de varios de sus personajes están heridos por el zarpazo de la inmigración: una fiera implacable que aleja del terruño a los seres queridos y convierte al inmigrante en alguien que no es de un sitio ni de otro, en definitiva”.
Días y noches pasó Bisignani con el llanto atragantado, con las lágrimas navegando en un pañuelo.
“Mucho llanto hubo, sí, porque configurar este argumento actuó como catarsis. Hice un gran esfuerzo para reflejar mis sentimientos. Por un lado decía No puedo seguir leyéndolo, porque me llegaba al corazón; por el otro, me ganaba la profesión”.
La literatura, esa forma de arte que, según ella, hace mejores personas.
“Porque desarrolla pensamientos e ilusiones, proporciona ideas de cómo son otras culturas, amplifica los ecos de la imaginación”. Mundo misterioso e insondable. Sin fronteras ni cadenas. Como el alma misma.

Publicado en La Nación el 7 de mayo de 2009



Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  -  Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores -  Escribí tu comentario
Aún no han escrito ningún comentario. Escribí el tuyo



Entrá a Radio La Quebrada

Otros informes de Escribirte.com

"Día gris, hoy te aborrezco"
¿Por qué necesitamos entrenarnos como lectores eficientes? ¿Por qué necesitamos entrenarnos como lectores eficientes?
Palabra de poeta en Buenos Aires Palabra de poeta en Buenos Aires
Los factores no literarios y la literatura de ficción Los factores no literarios y la literatura de ficción
Yourcenar Yourcenar
Umberto Eco opina sobre la supervivencia del libro y el diario impreso Umberto Eco opina sobre la supervivencia del libro y el diario impreso
La vanguardia literaria en América Latina La vanguardia literaria en América Latina
José Saramago, la sociedad a la vista o crónica de una mañana y un intento de mirada por los alrededores José Saramago, la sociedad a la vista o crónica de una mañana y un intento de mirada por los alrededores
Cesare Pavese o la guerra más cruel de todas Cesare Pavese o la guerra más cruel de todas
Andrei Platonov o la tragedia del escritor como ingeniero del alma Andrei Platonov o la tragedia del escritor como ingeniero del alma
Mabel Pedrozo. Cuentos excelentes Mabel Pedrozo. Cuentos excelentes
Clarice Lispector o la búsqueda del deslumbramiento Clarice Lispector o la búsqueda del deslumbramiento
Semblanza de algunos escritores Semblanza de algunos escritores
Mario Benedetti Mario Benedetti
(1914-1998). Octavio Paz, perfección y transparencia (1914-1998). Octavio Paz, perfección y transparencia
Santoro, hoy Santoro, hoy
La sombra fuera de Lovecraft La sombra fuera de Lovecraft
Lovecraft y el evanescente reino de los olores Lovecraft y el evanescente reino de los olores
Un poeta mayor Un poeta mayor
La melancolía y la literatura La melancolía y la literatura
El primo Juan El primo Juan
Cara y cruz Cara y cruz
Ignacio Xurxo y Humberto Constantini, dos amigos escritores Ignacio Xurxo y Humberto Constantini, dos amigos escritores
La de antes La de antes
Ser escritor: un espejo donde mirarse. Ser escritor: un espejo donde mirarse.
La literatura en tiempos de crisis La literatura en tiempos de crisis
Bestiario Bestiario
¿Qué es la literatura indie? ¿Qué es la literatura indie?
El conde Lucanor El conde Lucanor
El destierro de la reina, de Ana Bisignani El destierro de la reina, de Ana Bisignani
Incienso de madrugada triste Incienso de madrugada triste
La palabra mágica La palabra mágica
David Álvarez Morgade, poeta David Álvarez Morgade, poeta
Dos siglos de mujeres en las letras Dos siglos de mujeres en las letras
Manifiesto para una nueva literatura independiente Manifiesto para una nueva literatura independiente
Gracias por el fuego de la poesía y de la vida, Mario Gracias por el fuego de la poesía y de la vida, Mario
''Gracias por todo el fuego'' Maestro Benedetti. ''Gracias por todo el fuego'' Maestro Benedetti.
María del Carmen Suárez: Eva en el espejo. Una novela inolvidable María del Carmen Suárez: Eva en el espejo. Una novela inolvidable
Librero, un oficio en extinción Librero, un oficio en extinción
Nira Etchenique, pagana y dichosa Nira Etchenique, pagana y dichosa
Franz Kafka, un desconocido escritor Franz Kafka, un desconocido escritor
Rafaela Pinto. Eucaristía feroz Rafaela Pinto. Eucaristía feroz
Sociedad & literatura Sociedad & literatura
Una carpeta entre dos poetas Una carpeta entre dos poetas
Thomas Mann Thomas Mann
Homenaje al poeta Francisco Squeo Acuña Homenaje al poeta Francisco Squeo Acuña
''Otra vuelta de tuerca'' ''Silvia'' como enigma y Gólem de palabras ''Otra vuelta de tuerca'' ''Silvia'' como enigma y Gólem de palabras
El papagayo y el anillo de oro: alquimia y chamanismo en ''La isla'' de Luisa M. Levinson El papagayo y el anillo de oro: alquimia y chamanismo en ''La isla'' de Luisa M. Levinson
Marechal y Bukowsky Marechal y Bukowsky
El fantasma del deseo El fantasma del deseo
A 15 años de ese 3 de noviembre de 1994, en que partió el poeta Armando Tejada Gómez A 15 años de ese 3 de noviembre de 1994, en que partió el poeta Armando Tejada Gómez
Profeta del viento II Profeta del viento II
La obra del poeta Armando Tejada Gómez debe estar en las escuelas La obra del poeta Armando Tejada Gómez debe estar en las escuelas
Que lo parió! entre tanta “mierda”, se nos fue el Negro Fontanarrosa Que lo parió! entre tanta “mierda”, se nos fue el Negro Fontanarrosa
Vida privada de la tradición Vida privada de la tradición
Justicia poética Justicia poética
Armando Tejada Gómez Armando Tejada Gómez
Miguel Ángel Bustos Miguel Ángel Bustos
Alrededor de Santoro Alrededor de Santoro
Pablo de Rokha Pablo de Rokha
Julio Huasi Julio Huasi
Carta cuenta Carta cuenta
Marcas de género y de cuerpo en cuatro poetas argentinas Marcas de género y de cuerpo en cuatro poetas argentinas
Diseño web

Canal RSS Blogs

Enrique Coria-Radio del Pueblo A-M 830 LUNES 15 HS.
Weñun Mapu Meu-Enrique Coria Radio del Pueblo-A-M 830-6/10/2017
Hoy 15 horas Weñun Mapu Meu-radiodel pueblo A.M 830
Enrique Coria ..Radio del Pueblo A-M 830 Weñun Mapu Meu-wenumapuradio.
Enrique Coria ..Radio del Pueblo A-M 830 Weñun Mapu Meu-wenumapuradio.
Entrá a los Blogs
Entrá a los Blogs
En La Otra Puerta

Canal RSS Guía de Servicios

Puerto de Letras

Canal RSS Foros

Juramento
Mímesis del vuelo
Ellos
Leyes del alma
Oda cósmica
Entrá a los foros
Entrá a los Foros

RSSCanales RSS
Ahora podés tener a Escribirte
en tu sitio web

Más información

Canal RSS Trivias

¿Cuál es el título del cuento en el que Cortázar nos relata la lucha de alguien por ponerse un pulóver?
El otro cielo
Axolotl
No se culpe a nadie
Libros nuevos y usados en internet
Fotografía y plástica
A

 Artes visuales

Suscribite

¡Suscribite a nuestro boletín!
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS