Ir a la página de inicio de Escribirte
Portada | Biblioteca | Blogs | Foros | Tienda | Suscripción | Contacto | Especiales | Difusión cultural | Canales RSS RSS
Noticias Efemérides Autores para conocer Recomendados Agenda Concursos Lugares Servicios Ventas Trivia
 Buscar en el sitio   
| Sábado 16 de diciembre de 2017
Escuchá Radio De Tango
Escribí un comentario Enviá este artículo Votá este artículo
Texto al 100% Aumentar texto
El mercado de arte, de remate

Noticias RSS Noticias

El mercado de arte, de remate

En la década del 90, el fanatismo de los japoneses por los impresionistas llevó los precios a las nubes. Ahora, la furia compradora es rusa, china, india y de magnates financieros. Además, se acabaron las pinturas de los "clásicos".

En una entrevista con el diario inglés The Guardian, Dennis Hopper, actor, fotógrafo, alguna vez modelo de Andy Warhol, contó que una vez compró por 1.100 dólares la pintura "Sinking sun", de Roy Lichtenstein. Durante cinco años la disfrutó en su casa de Los Angeles. En 1969 se divorció y perdió esa y otras pinturas. Su ex esposa le vendió la pintura de Lichtenstein al galerista Irving Blum por 3.000 dólares, y creyó que había hecho un buen negocio. Blum se la vendió a su socio, Helman, por 6.000 y también pensó que había hecho un buen negocio. Helman vendió la pintura en Nueva York hace meses por 15.780.000 dólares. Hopper, que está un poco loco, lo cuenta y se ríe a carcajadas. Pero la pregunta es: ¿Hasta dónde será posible seguir "haciendo negocio" con esa pintura de Lichtenstein? Aparentemente no hay techo.

Locura: 140 millones de dólares por un Pollock, 135 millones por un Klimt, 104 por un Picasso, 72 por un Rothko, 71 por un Warhol. Sotheby's suspende una subasta de piezas que pertenecieron a Rostropovich porque llegó un magnate ruso y dijo "yo compro todo, cuánto es". Damien Hirst, el niño terrible del arte británico, produce "Por amor a Dios", una calavera de platino con 8.601 diamantes engarzados, cuyo precio -algunos dicen que ya se vendió a un fondo de inversión- es de 100 millones de dólares. Locura es la palabra. El arte está de remate. Pocos se arriesgan a explicarlo. Y nadie sabe dónde va a parar.

Mientras tanto, aquí en la Argentina, con muchos y muy buenos artistas, todo sigue más o menos igual: un mercado de arte muy poco transparente -aún menos que el global, si es posible- y poco menos que inexistente, que mira desde lejos cómo crece y crece la burbuja internacional.

Sin salir de su sorpresa, los que saben explican el crecimiento desmesurado de esa burbuja recurriendo a varios factores. Los principales son: el crecimiento de casi toda la economía mundial, con la consecuencia de mucho dinero dando vueltas en busca de posibles inversiones; la aparición de nuevos coleccionistas: los rusos, los indios, los chinos, y otros países asiáticos, con enormes cantidades de dinero y comportamientos imprevisibles para los occidentales; por último, como siempre, el viejo asunto de la oferta y la demanda: no hay tantas buenas obras en venta.

La aparición de rusos y chinos en el escenario alteró bastante las cosas. En los primeros días de junio pasado, el lugar obligado para los amantes (ricos) del arte era Venecia, donde se inauguraba la bienal, la Meca del arte contemporáneo. Y la ciudad fue invadida por los rusos. Pero para muchos la escena era tan novedosa que ni siquiera sabían que la bienal era una muestra y no una feria para comprar arte. Se querían llevar todo. Y aunque no pudieron, algunos se conectaron con quien había que conectarse para reservar las obras que les interesaban y adquirirlas una vez finalizada la bienal. Janna Bullock, por ejemplo, se aseguró, entre otras obras, tres de la británica Tracey Emins.

Otra novedad importante fue la aparición, del lado de la demanda, de los llamados hedge funds, que aportan pools de nuevos compradores. Son fondos de inversión alternativa grupales, gestionados por sociedades profesionales. Pero no ingresa cualquiera: requieren importes mínimos de inversión muy elevados. Esto contribuye al boom del mercado pero no al crecimiento institucional, porque un fondo de inversiones compra arte como puede comprar esmeraldas, acciones, bonos o moneda extranjera.

Dice un viejo conocedor de la economía y, sobre todo, de sus males: "Los coleccionistas tradicionales en general tienen su origen en la industria, en la producción, donde, en general, los precios atractivos son los precios bajos. Muchos nuevos coleccionistas provienen del mundo financiero, donde lo atractivo son los valores en alza, donde conviene que las cosas suban. En parte por eso suben de esa manera disparatada los valores del arte. Porque se ha instalado una lógica financiera. Pero es una burbuja que en algún momento va a explotar".

Los hedge funds hasta ahora tienen éxito en el mercado de arte, lo que tal vez impulsó a muchos de sus gerentes, riquísimos novísimos, a invertir también personalmente en arte. Uno de ellos es Steven Cohen, que empezó a coleccionar arte en el año 2000. Se sabe que compró un Picasso por 25 millones de dólares, un Warhol por la misma cantidad. Pero probablemente su mayor fama es haber comprado en 8 millones de dólares una emblemática obra del arte contemporáneo de hoy, el tiburón de Damien Hirst flotando en formol llamado "La imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo". Y su fama creció considerablemente cuando, pese al formaldehído, el tiburón, convertido en obra de arte 10 años antes, comenzó a pudrirse y requirió la intervención urgente de su creador.

Según Karl Schweizer, especialista en arte del banco suizo UBS, hay tres factores que empujan los precios hacia arriba: los ricos son cada vez más ricos, se sienten más cómodos con inversiones alternativas como el arte, y hay pocos artistas modernos clásicos (activos entre 1870 y 1950).

Con matices, claro, más o menos eso dicen los que saben. Uno de los que saben mucho en la Argentina y suele decir cosas distintas, es Mario Gilardoni, editor desde hace 25 años de la revista especializada Trastienda, dirigida a coleccionistas, rematadores, galeristas y anticuarios, que la siguen con fidelidad proverbial. Gilardoni dice que el fenómeno más interesante de mercado es el del arte contemporáneo. "Porque -explica- si uno compra un Picasso o un Van Gogh está comprando un cheque, se supone que eso no perderá valor". Gilardoni habla de un exceso de dinero en el mundo: "Lo que sobra es el dinero -dice-, y no hay demasiadas inversiones alternativas". Y habla también de un doble fenómeno: "Mucha gente que invirtió mucho dinero en los 90 sufrió el posterior desplome del mercado. En su momento, se compraron obras por muchos millones de dólares y, después de clavarse muchos años, los dueños buscan venderlas ahora que hay una burbuja. Entonces aparecen en el mercado para hacer un recupero algunas obras de Van Gogh o Picasso que fueron compradas en los 90 a alrededor de 100 millones de dólares. Por otro lado hay quien tiene una obra muy importante y la guarda porque si la vende tiene más plata, pero ¿qué hace con la plata? De modo que, salvo excepciones, no aparecen grandes obras de ese sector 'tradicional'. La gente no se desprende, guarda, conserva".

Esa escasez de obras clásicas para abastecer un mercado ávido de arte parece ser resuelta hoy por los artistas contemporáneos. "Sotheby's y Christie's, las dos casas de subastas que dominan el 80 por ciento del mercado, no pueden dejar de vender. De modo que recurren a lo contemporáneo como una reserva. No digo que lo hagan directamente pero indirectamente promueven todas esas obras muy contemporáneas, algo que es acompañado por una política mundial que intenta privilegiar todo lo muy contemporáneo".

Ese impulso a "lo muy contemporáneo" es algo que se siente con mucha fuerza en el sistema del arte. Es difícil saber si empezó por una necesidad de mercado, pero en la Argentina y en el mundo está muy presente en quienes toman decisiones en los museos y galerías, en los artistas y curadores, y hasta en la crítica. La presión en ese sentido es tan fuerte que no es arriesgado afirmar que para seguir siendo artista plástico un artista joven y sin demasiada trayectoria está prácticamente obligado a ser contemporáneo.

Fuera del boom

El mercado argentino -ya se dijo- no es significativo ni participa del boom internacional. Comparar algunos números es suficiente para comprobarlo. El mercado global de subastas públicas de arte generó el año pasado ingresos por 6.400 millones de dólares, un 52 por ciento más que en 2005. En la Argentina, mientras tanto, no llega a los modestos 15 millones de dólares anuales que pueden llegar al doble si se considera las ventas realizadas fuera de los remates, generalmente en negro y, por lo tanto, imposibles de cuantificar. La obra argentina vendida a mayor precio -según los infalibles registros de Gillardoni- es "Ramona espera", de Berni, a 717.500 dólares. "Chelsea Hotel", también de Berni, se subastó a 442.500 dólares y ocupa el octavo lugar de las obras argentinas. Antes, hay dos de Prilidiano Pueyrredón, un Pettoruti, y "La Fogata de San Juan", que también es de Berni. Las de Pueyrredón -explica Gilardoni- son dos obras excepcionales, que estaban en Londres, acá no eran conocidas -temas de campo, caballos gauchos pialando- se vendieron en un remate acá, en la Argentina, en 541.000 dólares una y 506.000 la otra.

Pero son, a todas luces, excepciones. Algunas obras pueden salir aquí a subasta con valores de base que superan los 20 o 30 mil dólares. Esas obras -de artistas como Quirós, Fader, Pettoruti o Figari, por ejemplo- pueden considerarse importantes para la magnitud del mercado local.

¿Quiénes son los que compran estas obras? ¿Cuál es el perfil del comprador argentino medio? "El que compra en una subasta -dice Manuel Ramón, director de la galería y casa de subastas Arroyo- es una persona cultivada a la que le interesa la pintura más que la inversión. Creo que en realidad compra esa obra para disfrutarla, porque le gusta convivir con el arte".

En el grupo pequeño de grandes coleccionistas argentinos se destacan Nelly Arrieta de Blaquier, Jorge Helft y Mauro Herlitzka, ex director de arteBA y actualmente uno de los organizadores de base de PINTA, la feria de galerías de arte latinoamericano que se realizará por primera vez en Nueva York en noviembre próximo. El explica desde esa ciudad, donde se encuentra preparando PINTA, cómo su familia comenzó a coleccionar arte: "Mi abuelo era un ingeniero italiano que llegó al país a principios del siglo XX. Había estudiado en Turín y en Berlín. Con el tiempo, mi familia se dedicó al negocio de las usinas y compañías eléctricas, estuvo vinculada a empresas de electricidad y, en un principio, pertenecíamos a la alta burguesía a la cual, por su desarrollo de vida y por su nivel cultural, le interesaba rodearse de buenas cosas, buenas posesiones. Tenemos desde entonces una colección con objetos generales de arte como alfombras, platería y también pintura, tal como pintura europea del siglo XVII al XX. Pero personalmente, decidí explorar ese tipo de coleccionismo relacionado con el arte contemporáneo y argentino, me pareció interesante eso. Y a diferencia de otros coleccionistas, también me interesó la gestión pública, con fines benéficos o filantrópicos".

Sobre lo reducido del mercado local, dice Herlitzka: "Hay un trabajo fuerte de parte de las galerías pero les falta acumulación de capital, o sea, les falta tener ventas y ganancias como en cualquier otro negocio".

Pasa que el mercado del arte necesita de un sistema para poder funcionar. Necesita, según Mauro Herlitzka, que exista una producción de obra, su exhibición, su venta, un público y un coleccionismo. "Para que funcione bien -dice- tienen que estar cubiertas todas estas áreas".

Latinoamérica en N. York

Según Marcelo Pacheco, curador en jefe del Malba, "El mercado, tal como el arte, tiene que ver con la potencia económica de los países y con cómo sus circuitos privados intervienen en el Norte". Herlitzka, Blaquier y Helft pagan alrededor de 25 mil dólares para sentarse como miembros del consejo del MoMA (Museum of Modern Art de Nueva York). Como contrapartida, de esta manera posicionan sus colecciones. Es, también, una estrategia para meterse en el medio y actuar de otra manera, un poco más potente, como miembros inversores fuertes y latinoamericanos dentro de un contexto que domina el Norte.

Hay interés en invertir en el arte latinoamericano porque el mercado está cambiando, explica desde Gran Bretaña Gabriel Pérez Barreiro, curador del Museo Blanton de Texas y director de la actual Bienal del Mercosur. "Ahora -asegura- son los coleccionistas norteamericanos los que quieren agrandar sus colecciones en esas áreas. Y para eso hay que educarlos. La mejor manera de que un coleccionista se eduque es integrándose a grupos como el Latin American Art Acquisition Comitee del MoMA o el Latin American Circle. Se incorporan a este grupo, viajan, ven colecciones, ven lo que están haciendo los museos y tienen línea directa con sus curadores".

Es que ellos, los curadores, son personajes que influyen mucho en la dirección que el mercado de arte va tomando. Aunque las líneas se cruzan. Fue desde el esfuerzo de la millonaria coleccionista venezolana Patricia Phelps de Cisneros y de otra coleccionista que apoya al arte de esta región, Estrellita Brodsky, que el curador Enrique Pérez-Oramas asume el nuevo puesto de curador del MoMA en arte latinoamericano y del Caribe. El será, principalmente, quien decida sobre las adquisiciones que el museo realice en estas áreas.

¿Buen negocio?

"Algo que no se dice con todas las letras -dice Gilardoni- es que el arte, desde el punto de vista estrictamente económico, no es una buena inversión. En términos generales y a largo plazo, tienen más rentabilidad, por ejemplo los bonos de Estados Unidos. A menos que uno sea un genio, que sabe comprar en el momento en que un artista vale poco y acertar con todos los artistas que uno compra."

Es obvio. Hay mucho de esnobismo en este mercado. Hay en Miami y en Beverly Hills y en todos lados gente que tiene mucho dinero y poca sensiblidad. Pero todo se consigue: se contrata como asesor a alguien que tenga no el dinero sino la sensibilidad o el conocimiento y se le pregunta qué comprar. Y se compra. Listo. ¿Qué es lo que se está comprando en realidad?

Dice León Ferrari, uno de los artistas argentinos que más ha vendido en los dos últimos años: "Cuando faltan o sobran papas su precio sube o baja. Con las cosas que llegan a la categoría de coleccionables, como las estampillas, sucede algo parecido, las tiramos cuando ya están selladas y usadas, y valen disparates cuando quedan dos o tres. Con las pinturas es diferente: el coleccionista se viste de prestigio con su colección. A diferencia de la biblioteca, de la literatura, que te obliga a leerla y comprenderla, los cuadros no requieren tiempo para que empiecen a embellecernos: se cuelgan en la sala y desparraman como una bruma de prestigio que acompaña al propietario donde quiera que vaya. En el caso del Rothko vendido a 72 millones de dólares, por ejemplo, el comprador se alegra cuando el precio sube porque sube su imagen: las pinceladas de Mark Rothko son como las de un maquillador que se esmera en disimular arrugas y asperezas del propietario".

Por Mercedes Perez Bergliaffa y Eduardo Villar

06-10-2007
Fuente: Clarin.com

Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  -  Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores -  Escribí tu comentario
Aún no han escrito ningún comentario. Escribí el tuyo



Entrá a Radio La Quebrada

 

Más noticias

El escritor latinoamericano más traducido al mandarín 20.11   El escritor latinoamericano más traducido al mandarín
Llega el Festival Internacional de Poesía FILBA 2017 23.09   Llega el Festival Internacional de Poesía FILBA 2017
Una invitación a conocer las zonas de Buenos Aires que marcaron a Borges 24.08   Una invitación a conocer las zonas de Buenos Aires que marcaron a Borges
Tango Cruzado, de Max Aguirre y Sebastián Dufour 10.05   Tango Cruzado, de Max Aguirre y Sebastián Dufour
Nicaragua planea montar nuevo museo con obras de Julio Cortázar 11.11   Nicaragua planea montar nuevo museo con obras de Julio Cortázar
El Nobel de Literatura será anunciado el 13 de octubre 04.10   El Nobel de Literatura será anunciado el 13 de octubre
Se viene el VI Festival de Poesía Latinoamericana de Bahía Blanca 04.10   Se viene el VI Festival de Poesía Latinoamericana de Bahía Blanca
La literatura argentina celebra el “Año Saer” 04.10   La literatura argentina celebra el “Año Saer”
La nueva novela de Paul Auster 26.08   La nueva novela de Paul Auster
Suelta de poemas en Buenos Aires para celebrar el Día del Lector 24.08   Suelta de poemas en Buenos Aires para celebrar el Día del Lector
Recordando a un pionero del tango 25.07   Recordando a un pionero del tango
Borges y el tango, entre la devoción y el rechazo 13.06   Borges y el tango, entre la devoción y el rechazo
Escritos inéditos: Borges arma una cartografía de los orígenes del tango 30.05   Escritos inéditos: Borges arma una cartografía de los orígenes del tango
¿Se encontraron los restos de García Lorca? 13.04   ¿Se encontraron los restos de García Lorca?
Alberto Manguel, orador principal en la inauguración de la próxima Feria 16.03   Alberto Manguel, orador principal en la inauguración de la próxima Feria
Ver más noticias
Entrá a Radio La Quebrada

Canal RSS Blogs

Enrique Coria-Radio del Pueblo A-M 830 LUNES 15 HS.
Weñun Mapu Meu-Enrique Coria Radio del Pueblo-A-M 830-6/10/2017
Hoy 15 horas Weñun Mapu Meu-radiodel pueblo A.M 830
Enrique Coria ..Radio del Pueblo A-M 830 Weñun Mapu Meu-wenumapuradio.
Enrique Coria ..Radio del Pueblo A-M 830 Weñun Mapu Meu-wenumapuradio.
Entrá a los Blogs
Entrá a los Blogs
En La Otra Puerta

Canal RSS Guía de Servicios

Puerto de Letras

Canal RSS Foros

Juramento
Mímesis del vuelo
Ellos
Leyes del alma
Oda cósmica
Entrá a los foros
Entrá a los Foros

RSSCanales RSS
Ahora podés tener a Escribirte
en tu sitio web

Más información

Canal RSS Trivias

¿Cuál es el nombre del protagonista masculino de la novela María, de Jorge Isaacs?
Pedro
Amadeo
Efraín
Libros nuevos y usados en internet
Fotografía y plástica
A

 Artes visuales

Suscribite

¡Suscribite a nuestro boletín!
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS