Ir a la página de inicio de Escribirte
Portada | Biblioteca | Blogs | Foros | Tienda | Suscripción | Contacto | Especiales | Difusión cultural | Canales RSS RSS
Noticias Efemérides Autores para conocer Recomendados Agenda Concursos Lugares Servicios Ventas Trivia
 Buscar en el sitio   
| Martes 25 de septiembre de 2018
Escribí un comentario Enviá este artículo Votá este artículo
Texto al 100% Aumentar texto
El Nobel de Literatura, José Saramago presentó ''Mis pequeñas memorias''

Noticias RSS Noticias

El Nobel de Literatura, José Saramago presentó ''Mis pequeñas memorias''

Con el poder que le otorga el dominio de la palabra, José Saramago rememora en su obra más autobiográfica, "Las pequeñas memorias", a su familia, que desde su origen más humilde le transmitió los valores que forjaron su personalidad y pensamiento.

Recién cumplidos los 84 años, el Premio Nobel 1998 vuelve la vista atrás para revivir su infancia y adolescencia tomando como punto de partida la pequeña aldea portuguesa de Azinhaga, donde nació y a la que regresaría en sus días de vacaciones.
Al presentar en castellano la obra, editada por Alfaguara, el autor de "Ensayo sobre la ceguera" subrayó que el texto recopila "recuerdos presentes en mí durante mi vida".
Y aclaró, no se trata, como ocurre muchas veces al final de la vida, de que ahora recuerde "más fácilmente el pasado remoto que lo que ocurrió ayer".
"Las pequeñas memorias", ya publicadas en portugués, es un viejo proyecto que data de hace veinte años y que tuvo como primer título "El libro de las tentaciones".
Sin embargo, reveló el autor, siempre que se proponía dar forma a los apuntes anotados durante años surgía una idea que se convertía en una novela.
Saramago, que pese a su buen aspecto confesó sentirse hoy "un poquito flojo" por un pequeño percance de salud, confesó que fue a principios de 2006 cuando decidió acabar este libro que le resultó "difícil de escribir".
Como si acabase de "mirar, sentir o experimentar" sus recuerdos, Saramago da cuenta, a lo largo de 180 páginas, de sus relaciones con con su familia.
"Todos están muertos. Mis abuelos y mis padres no dejaron nada tangible, estaban condenados a desaparecer", pero merced a estas memorias los he puesto "de pie" como si estuvieran vivos.
"Estaban muertos y yo les resucité", afirmó el autor de "La caverna" que ofrece al lector descripciones teñidas de poesía.
Al evocar a su abuelo materno dice: "Es un hombre como tantos otros en esta tierra, en este mundo, tal vez un Einstein aplastado bajo una montaña de imposibles, un filósofo, un gran escritor analfabeto. Algo que no podrá ser nunca".
Saramago orgulloso de sus antepasados reveló que fue educado por una "familia de analfabetos", pero que le transmitió en su infancia los valores esenciales que le conforman como persona.

El autor de "Los diarios de Lanzarote" reflexionó sobre la confusión que en la actualidad hay sobre los conceptos de instrucción (transmitir conocimientos) y educación (inculcar valores) en una sociedad donde se deposita la confianza en la escuela.
Así, convencido de que en la infancia está el "nudo" de la personalidad, retrata aquellos días y su relación con su aldea natal a la que regresaba desde Lisboa, la ciudad a la que emigró con sus padres.

Y al revivir aquella época el escritor no sólo se reencuentra consigo mismo, "soy igual al niño que fui: callado, melancólico, ...", sino que revive con gran intensidad a lo largo de la obra el "frío y el hambre" que sintió, así como sus contactos con la naturaleza y los animales.
También hay en la obra "momentos muy duros", una media docena, en los que aparece la crueldad de niños y mayores.
Todo ello a través de un estilo narrativo diferente pero "identificable".
Porque, dijo Saramago, "una novela mía tiene una forma propia de narrar, que no transporto a un ensayo o a una obra como ésta", a la que prometió no dar continuidad.
Y como marco, el texto también refleja una época convulsa -la guerra civil española o las dictaduras de Hitler y Salazar- que ayudan a dar idea de una infancia difícil, marcada por la pobreza y las diferencias sociales.

Pese a la nostalgia que evocan estas memorias, pero convencido de que no todos los tiempos pasados fueron mejor y pese a su visión pesimista del panorama mundial, Saramago mantiene la esperanza y formula la pregunta ¿otro mundo es posible?.

30-01-2007
Fuente: La FM

 

Canal RSS Blogs

Fuiste...
Mente voluble
Ella...
ENTREVISTA a Javier Peñoñori y Marìa Clara Millàn
La impersonalidad...
JAVIER PEÑOÑORI y MARIA CLARA MILLÀN en ESPACIO TUCUMAN : 7 SETIEMBRE
Diez años de soledad...
Remembranzas III
Cuando al amigo se le acaba la ciencia...
Última llamada
Entrá a los Blogs
Entrá a los Blogs

Canal RSS Guía de Servicios

Taller de Escritura Creativa

Canal RSS Foros

Cannto íntimo de amparo
Hilo sangre-luz
Oda al aire
De la lid del corazón
Hacia el mar de cristal
Juramento
Mímesis del vuelo
Ellos
Leyes del alma
Oda cósmica
Entrá a los foros
Entrá a los Foros

RSSCanales RSS
Ahora podés tener a Escribirte
en tu sitio web

Más información

Canal RSS Trivias

¿Con qué poema comienza la obra ''Canto General'', de Pablo Neruda?
Los hombres
Amor América
Guatemala
A

 Artes visuales

Suscribite

¡Suscribite a nuestro boletín!
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2018- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS