Ir a la página de inicio de Escribirte
Portada | Biblioteca | Blogs | Foros | Tienda | Suscripción | Contacto | Especiales | Difusión cultural | Canales RSS RSS
Noticias Efemérides Autores para conocer Recomendados Agenda Concursos Lugares Servicios Ventas Trivia
 Buscar en el sitio   
| Lunes 11 de diciembre de 2017
Entrá a Radio La Quebrada
Escribí un comentario Enviá este artículo Votá este artículo
Texto al 100% Aumentar texto
Chile, América latina y el socialismo del siglo XXI

Noticias RSS Noticias

Chile, América latina y el socialismo del siglo XXI

Segunda parte de la entrevista al periodista chileno Manuel Cabieses, Jurado de Literatura Testimonial del Premio Casa de las Américas.

La muerte de Pinochet ha sido uno de los hechos que recientemente han puesto en evidencia las cuestiones pendientes que tiene la sociedad chilena, y sus partidarios siguen ufanándose de que dejó un país próspero, la economía más sólida de América Latina.

—Es lamentable que haya muerto sin ser condenado en alguno de los numerosos procesos que se iniciaron. Y fueron procesos de todo tipo, desde violaciones de los derechos humanos hasta el saqueo de caudales del Estado, que enriqueció a Pinochet, su familia y círculo de poder. Lo primero que viene a la mente al hablar de esto es esa deuda que quedó pendiente…

“Ahora, respecto al fondo de tu comentario, hay un hecho real: la dictadura militar no consistió sólo en Pinochet y las Fuerzas Armadas, también hay que hablar de la alianza entre las Fuerzas Armadas y sectores empresariales nacionales y extranjeros… No se debe reducir totalmente el tema a Pinochet, que en realidad no tiene el triste mérito de representar en su totalidad el conjunto de factores que componían la dictadura.

“Lo cierto es que esa dictadura instauró un modelo económico, social, cultural, político, que se mantiene casi intocado hasta el día de hoy, fundamentalmente en el plano de la economía. Lo que se instauró en Chile fue un modelo de economía de mercado, neoliberal, quizás el más desarrollado y el más ortodoxo a la vez instaurado en América Latina, que se mantiene hasta hoy sin manifestaciones sustantivas.

“Los gobiernos civiles elegidos por el pueblo desde 1990 a la fecha, a pesar de estar compuestos por partidos que fueron opositores a la dictadura y muy críticos del modelo neoliberal, han mantenido intocado el modelo económico, y ese modelo económico tiene aspectos que permiten, sobre todo a la propaganda favorable al modelo y a los partidarios de Pinochet, jactarse de su éxito: me refiero a un bajo nivel de inflación, la llegada de capital extranjero en cuantía, el desarrollo de sectores productivos, la apertura de nuevos mercados… Una economía que se basa, pues, en la mercantilización de las relaciones en todos los planos, y que permite a parte de la población vivir mediante el crédito, tener un alto nivel de vida basado en el endeudamiento.

“Los sectores pinochetistas, de derecha, aprovechan esto y sostienen que si los gobiernos de concertación han cuidado el modelo económico es porque están reconociendo su validez.”

¿Cuál es entonces el camino de Chile, si siguen las cosas cómo van?

—En Chile es cada vez más evidente la necesidad de levantar una alternativa real al modelo neoliberal, no sólo en el plano de la economía, sino también en lo político, en la constitución política del Estado y en su reflejo del modelo económico; en lo cultural, lo educacional, la salud… Una alternativa que se base fundamentalmente en las ideas que hoy predominan en este movimiento de cambios políticos, económicos y sociales que vienen dándose en América Latina, inspiradas en lo que de forma genérica se suele identificar como socialismo del Siglo XXI.

“Una alternativa real, en Chile, no puede sino inspirarse en esas ideas porque esta necesidad fluye de la constatación de que los gobiernos de la concertación de partidos por la democracia, que ya llevan 17 años en el gobierno, casi tantos como los que estuvo la dictadura militar en el poder, no tienen ninguna intención de cambiar ese modelo.

“El problema, empero, no sólo es constatar la necesidad, sino que hay una dispersión de fuerzas sociales y políticas, un debilitamiento de la izquierda en general que hace difícil esa tarea.”

Cada nueva oportunidad, cada esperanza de cambio frustrada se convierte en un golpe, un retroceso o una demora, y no llega el cambio...

—No ha cambiado nada en esencia… Lo que podríamos llamar las fuerzas del cambio, o la izquierda, las fuerzas políticas, ideológicas, sociales, partidarias del cambio en Chile, están muy disminuidas y muy fragmentadas. En los procesos electorales, más del 90% de los que votan lo hacen ya sea por la derecha o por la concertación, y ambas encarnan la defensa del modelo neoliberal. Sólo el 5% vota por la alternativa que podemos llamar de izquierda.

“Y esto se debe a que pasamos por la experiencia de 17 años de una dictadura militar que aplicó el terrorismo de Estado a fondo, que fracturó, debilitó y en algunos casos liquidó físicamente a organizaciones políticas y sociales, de manera que la izquierda chilena aún no ha logrado reconstruirse. Está muy atomizada, muy fracturada por distintas visiones a veces muy dogmáticas, muy sectarias en algunos casos, que han impedido hasta ahora configurar un proyecto político alternativo.”

Estaba hablando del socialismo del Siglo XXI y Punto Final celebró su aniversario 40 con un seminario sobre el tema. Se está usando el término pero no hay una definición clara, suficiente. ¿Qué es para usted, a grandes rasgos?

—Nosotros en la revista Punto Final estamos tratando de ocuparnos bastante del tema a partir de eso que dices. La verdad es que no existe una propuesta coherente sobre lo que es y lo que quiere el socialismo del siglo XXI, porque es una propuesta que fundamentalmente ha puesto sobre el tapete el gobierno venezolano, y a la cual hoy empiezan a contribuir distintos intelectuales, políticos, dirigentes sociales…

“Creo que va a pasar un buen rato sin que todavía podamos articular un sistema de ideas, de propuestas, que incluya una visión representativa de millones de opiniones de lo que debería ser el socialismo del siglo XXI. Inevitablemente es un proceso difícil, porque no se trata de reunir en un determinado lugar a los representantes de tales y cuales partidos y que debatan una propuesta de socialismo del siglo XXI y que de ahí salga una propuesta de los pueblos.

“Creo que va a tener que ser al revés: serán los propios pueblos, las organizaciones sociales y de base; los campesinos, los indígenas, los jóvenes, la diversidad de los sectores sociales latinoamericanos, mediante sus luchas y sus experiencias, los que vayan diseñando las características que va a asumir el socialismo del Siglo XXI.

“Naturalmente, cada uno de nosotros, tú, yo, cada latinoamericano, tiene en su cabeza su propia idea de qué debería ser el socialismo del siglo XXI… Yo, en esta etapa tan primaria de un debate que va a ser tan rico, creo que esencialmente el socialismo del Siglo XXI va a recoger la diversidad, algo que el socialismo del siglo XX no fue capaz de acoger en su seno. Me refiero a entender al ser humano en toda su complejidad y no pretender que se pueden hacer políticas uniformes para masas uniformes. Se trata de pueblos donde existen contradicciones, compuestos por seres humanos que tienen distintas aspiraciones, formas de expresarse distintas, formas culturales locales y regionales que hay que respetar.

“A mi juicio, uno de los aspectos fundamentales de ese socialismo del Siglo XXI es una concepción de libertad muy fuerte, que rescate para el socialismo una bandera esencial como la de la libertad u otras que nos fueron arrebatadas a los revolucionarios, a las fuerzas que luchan por el socialismo, como por ejemplo el respeto a los derechos humanos… Mira qué sucedió en el mundo, que de repente las fuerzas más reaccionarias, más retrógradas, se convirtieron en las abanderadas de los derechos humanos, cuando evidentemente el respeto al ser humano es una bandera nuestra, un principio nuestro.

“Sabemos indudablemente que, cualesquiera ingredientes que contenga el socialismo del siglo XXI, lo sustantivo es la justicia social.”

Después de una primera oportunidad histórica del socialismo en el siglo XX, llega pronto esta nueva oportunidad en América Latina si nos fijamos en los plazos históricos. Pasaron el derrumbe del socialismo, el fin de la historia y el auge y crisis del neoliberalismo y hoy se habla de socialismo en América Latina... ¿Qué conclusión ha sacado al respecto?

—Es que América Latina es un continente mágico. Fíjate lo que ha ocurrido. Permite ser muy optimistas en esto que estamos hablando. ¿Quién se iba a imaginar que un teniente coronel que en el año ´92 lidera una insurrección, fracasa y va preso, es elegido presidente de la república 6 años después, y hasta ahora afronta como nueve elecciones y plebiscitos y acumula un respaldo de más del 60%?

“Este teniente coronel, golpista para las izquierdas del ´92 en América Latina, era muy sospechoso. Fue a Chile en el ´94, cuando salió de prisión, y nadie lo recibió, ninguno de los partidos o grupos de izquierda; claro que estamos hablando de un Chile traumado por la experiencia militar, pero así pasó en otras partes, su imagen para muchos era la del milico golpista. ¿Quién iba a imaginarlo elegido, haciendo un proyecto popular con apoyo popular, de corte socialista y con tanta influencia en el continente, en un proceso que rebasa fronteras? ¿Quién iba a imaginar que un indígena iba a ser elegido presidente en Bolivia e iba a dar inicio a un proceso de transformaciones tan radicales, quizás las más profundas de Sudamérica?

“Y así, vienen ocurriendo otras cosas en estos pocos últimos años. Cambia el panorama en Argentina. Ahora hay esperanza de cambio en Ecuador. Brasil, una de las mayores potencias del mundo, aún con sus limitaciones, aporta a este movimiento una importante proyección internacional.

“Hace algunas décadas, cuando triunfó la Revolución Cubana, fue una sorpresa que descolocó a buena parte de la izquierda latinoamericana, y fue mirada con dudas, recelos, en ciertos sectores de la izquierda. Ahora no ha ocurrido exactamente lo mismo, porque son períodos históricos distintos, pero en la esencia hay algo de eso: un renacer, una retoma de iniciativa de las fuerzas revolucionarias en América Latina, y no estoy hablando de fuerzas orgánicas ni de partidos, ni siquiera de ideologías determinadas, sino del sentimiento revolucionario más amplio que busca igualdad, dignidad, soberanía…”

por Deny Extremera

02-02-2007
Fuente: La Ventana

Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  -  Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores -  Escribí tu comentario
Aún no han escrito ningún comentario. Escribí el tuyo



Enterate ahora

 

Más noticias

El escritor latinoamericano más traducido al mandarín 20.11   El escritor latinoamericano más traducido al mandarín
Llega el Festival Internacional de Poesía FILBA 2017 23.09   Llega el Festival Internacional de Poesía FILBA 2017
Una invitación a conocer las zonas de Buenos Aires que marcaron a Borges 24.08   Una invitación a conocer las zonas de Buenos Aires que marcaron a Borges
Tango Cruzado, de Max Aguirre y Sebastián Dufour 10.05   Tango Cruzado, de Max Aguirre y Sebastián Dufour
Nicaragua planea montar nuevo museo con obras de Julio Cortázar 11.11   Nicaragua planea montar nuevo museo con obras de Julio Cortázar
El Nobel de Literatura será anunciado el 13 de octubre 04.10   El Nobel de Literatura será anunciado el 13 de octubre
Se viene el VI Festival de Poesía Latinoamericana de Bahía Blanca 04.10   Se viene el VI Festival de Poesía Latinoamericana de Bahía Blanca
La literatura argentina celebra el “Año Saer” 04.10   La literatura argentina celebra el “Año Saer”
La nueva novela de Paul Auster 26.08   La nueva novela de Paul Auster
Suelta de poemas en Buenos Aires para celebrar el Día del Lector 24.08   Suelta de poemas en Buenos Aires para celebrar el Día del Lector
Recordando a un pionero del tango 25.07   Recordando a un pionero del tango
Borges y el tango, entre la devoción y el rechazo 13.06   Borges y el tango, entre la devoción y el rechazo
Escritos inéditos: Borges arma una cartografía de los orígenes del tango 30.05   Escritos inéditos: Borges arma una cartografía de los orígenes del tango
¿Se encontraron los restos de García Lorca? 13.04   ¿Se encontraron los restos de García Lorca?
Alberto Manguel, orador principal en la inauguración de la próxima Feria 16.03   Alberto Manguel, orador principal en la inauguración de la próxima Feria
Ver más noticias
Publique su taller

Canal RSS Blogs

Weñun Mapu Meu-Enrique Coria Radio del Pueblo-A-M 830-6/10/2017
Hoy 15 horas Weñun Mapu Meu-radiodel pueblo A.M 830
Enrique Coria ..Radio del Pueblo A-M 830 Weñun Mapu Meu-wenumapuradio.
Enrique Coria ..Radio del Pueblo A-M 830 Weñun Mapu Meu-wenumapuradio.
Muriendo la tarde...
Entrá a los Blogs
Entrá a los Blogs
En La Otra Puerta

Canal RSS Guía de Servicios

Taller de poesía 2017

Canal RSS Foros

Juramento
Mímesis del vuelo
Ellos
Leyes del alma
Oda cósmica
Entrá a los foros
Entrá a los Foros

RSSCanales RSS
Ahora podés tener a Escribirte
en tu sitio web

Más información

Canal RSS Trivias

¿Quién es el autor de la novela ''El Pozo''?
Octavio Paz
Juan Carlos Onetti
Fernando Savater
Libros nuevos y usados en internet
Fotografía y plástica
A

 Artes visuales

Suscribite

¡Suscribite a nuestro boletín!
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS