Ir a la página de inicio de Escribirte
Portada | Biblioteca | Blogs | Foros | Tienda | Suscripción | Contacto | Especiales | Difusión cultural | Canales RSS RSS
Noticias Efemérides Autores para conocer Recomendados Agenda Concursos Lugares Servicios Ventas Trivia
 Buscar en el sitio   
| Lunes 11 de diciembre de 2017
Escuchá Radio De Tango
Escribí un comentario Enviá este artículo Votá este artículo
Texto al 100% Aumentar texto
El largo camino al exilio

Noticias RSS Noticias

El largo camino al exilio

Orhan Pamuk abandonó Turquía hace tres semanas, sumándose a una larga lista de premios Nobel que han sufrido el destierro.

Orhan Pamuk recogió sus valijas y se marchó de Turquía. Al parecer, el premio Nobel de Literatura 2006 tomó la decisión de abandonar su mítica Estambul asediado por un peligro cada vez más inminente: la amenaza del ultranacionalismo turco, que hace poco más de un mes desveló su rostro más oscuro con el asesinato del periodista de origen armenio Hrant Dink.

La muerte de su colega y compañero en la lucha por la libertad de expresión y el reconocimiento del genocidio armenio perpetrado por el ejército turco al final de la I Guerra Mundial, fue para Pamuk la constatación de que sus detractores más fanáticos no pararían ante nada para tratar de silenciarlo.

En medio de la conmoción social, quedó claro que el autor de Nieve ya no estaba seguro. Mientras los sectores más progresistas de la sociedad se lanzaron a las calles para expresar su indignación, un canal de televisión turco sacó al aire un video que mostraba al autor material del crimen emitiendo, tras su aprehensión, una advertencia inequívoca que el Nobel jamás hubiese querido escuchar:

"Espabílate, Pamuk, que tú podrías ser el próximo". Con la certeza de que su vida corría peligro, se despidió de amigos y se marchó a los Estados Unidos sine die: sin ponerle fecha a su regreso.

Los Nobel y el exilio. Pamuk tiene ahora algo más en común con algunos de los escritores más emblemáticos que le preceden en la privilegiada lista de los Nobel. La necesidad de volcarse hacia el destierro ha sido una realidad recurrente para quienes han asumido como regla de vida no callar ante nada ni nadie. Acosados sin tregua por sus enemigos, la desbandada ha sido para muchos la única escapatoria.

El premio Nobel de Literatura del año 2000, Gao Xingjian, es otro ejemplo de ello. Víctima de la censura y la arbitrariedad de la Revolución Cultural China, trabajaba en el Teatro Popular de las Artes de Pekín en los años 80 cuando se estrelló de frente contra un muro imposible de esquivar: la llamada campaña contra la contaminación espiritual o (intelectual), que desató en esa década el gobierno chino.

Lo que empezó con la suspensión de su tercera producción, El hombre salvaje, se convirtió a partir de 1986 en la prohibición de la publicación de sus libros. Un año más tarde viajó a Francia donde solicitó asilo. Desde entonces no ha vuelto a casa, y, según ha asegurado, aún no piensa en el regreso.

"Ahora soy un ciudadano planetario, un hombre frágil que ha logrado no ser aplastado por el poder y que ha podido hablar al mundo con su propia voz", dijo Xingjian en una entrevista en Francia hace ya algunos años.

Hacia el mismo destino debió partir Czeslaw Milosz, premio Nobel de Literatura en 1980. El escritor polaco, autor de obras como El pensamiento cautivo, se alistó en el servicio diplomático de la República Popular de Polonia en Francia tras la II Guerra Mundial, en la que participó como miembro activo de la resistencia contra la ocupación Nazi.

Pero al poco tiempo, la cortina de hierro que tajó a Europa en dos mundos antagónicos, aislando al Este, hizo trizas los sueños y la esperanza que lo llevaron a apoyar la instauración del comunismo en su país. En el 1951 optó por el exilio, que padeció durante treinta largos años hasta que la cortina finalmente cayó y pudo regresar a su anhelada Varsovia.

Otro caso conocido fue el del premio Nobel de Literatura de 1982, Gabriel García Márquez. El polémico aracateño ya estaba en la mira del poder por sus ideas políticas cuando en 1955 publicó en las páginas del diario El Espectador, en 14 entregas, el reportaje Relato de un náufrago, donde describía minuciosamente los 10 días que el marino Luis Alejandro Velasco estuvo a la deriva en una balsa tras el hundimiento del buque guerrero colombiano Caldas en las aguas del mar Caribe.

La revelación de la verdad sobre la causa de la tragedia, que el gobierno atribuía a una tormenta, desató la ira del dictador Gustavo Rojas Pinilla.

"Después de la publicación del relato la cosa se puso cabrona en Colombia. Los periódicos estaban censurados. Y se decidió en El Espectador, por si acaso, que me fuera a Ginebra de enviado especial a cubrir una conferencia", ha dicho el escritor en una entrevista años más tarde.

Pero quizás el camino hacia el exilio más estrepitoso del grupo de los Nobel fue el de Pablo Neruda. Tras ser electo senador de Chile en el 1945, el poeta se unió al Partido Comunista, desde cuyas filas apoyó la coalición que llevó al poder a Gabriel González Videla. Al poco tiempo, las políticas represivas del nuevo presidente quebraron la alianza y Neruda las enfrentó con ferocidad desde su tribuna en el Congreso.

Entonces, en el año 48, Videla prohibió el Partido Comunista y emprendió una persecución contra sus miembros. Dado a la fuga, Neruda no pudo salir de inmediato del país por lo que debió refugiarse en la clandestinidad durante un año –fue allí, escondido en la casa de una amiga, donde concibió su Canto General- . Pero ante la insistencia del poder por encontrarlo, el Nobel no tuvo más alternativa que jugárselas: una madrugada de 1949, se montó en un caballo y cruzó indefenso la cordillera de los Andes hasta cruzar la frontera Argentina.

Casi 25 años después, Alexandr Solzhenitsyn escapaba de las garras de la temible KGB con dirección al exilio. El premio Nobel de Literatura de 1970 ya había sido prácticamente desterrado de la vida en su propia tierra.

Después de vivir durante años en los gulags y ser condenado al silencio por el régimen soviético, el novelista ruso logró sacar del país clandestinamente los manuscritos de su monumental obra Archipiélago Gulag, que fue publicada en París en 1973. Al año siguiente, fue expulsado del país.

Otros premios Nobel de Literatura que corrieron el mismo destino fueron el poeta español Juan Ramón Jiménez, quien abandonó España al estallar la Guerra Civil en 1936 y ya no volvió más (murió en Puerto Rico en 1958); y Albert Camus, premio Nobel de Literatura de 1957, quien debió partir de Argelia en 1940 y asentarse en Francia, la tierra de su padre, luego de que el gobierno argelino clausurara el diario en el que trabajaba y le cerrara todas las puertas, convirtiéndolo en una prueba más de que donde sea que haya escritores dispuestos a asumir la verdad con su puño y con su pluma, siempre habrá aquellos que tratarán de silenciarlos.

Por Alejandro González

25-02-2007
Fuente: El Caribe

Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  -  Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores -  Escribí tu comentario
Aún no han escrito ningún comentario. Escribí el tuyo



Escuchá Radio De Tango

 

Más noticias

El escritor latinoamericano más traducido al mandarín 20.11   El escritor latinoamericano más traducido al mandarín
Llega el Festival Internacional de Poesía FILBA 2017 23.09   Llega el Festival Internacional de Poesía FILBA 2017
Una invitación a conocer las zonas de Buenos Aires que marcaron a Borges 24.08   Una invitación a conocer las zonas de Buenos Aires que marcaron a Borges
Tango Cruzado, de Max Aguirre y Sebastián Dufour 10.05   Tango Cruzado, de Max Aguirre y Sebastián Dufour
Nicaragua planea montar nuevo museo con obras de Julio Cortázar 11.11   Nicaragua planea montar nuevo museo con obras de Julio Cortázar
El Nobel de Literatura será anunciado el 13 de octubre 04.10   El Nobel de Literatura será anunciado el 13 de octubre
Se viene el VI Festival de Poesía Latinoamericana de Bahía Blanca 04.10   Se viene el VI Festival de Poesía Latinoamericana de Bahía Blanca
La literatura argentina celebra el “Año Saer” 04.10   La literatura argentina celebra el “Año Saer”
La nueva novela de Paul Auster 26.08   La nueva novela de Paul Auster
Suelta de poemas en Buenos Aires para celebrar el Día del Lector 24.08   Suelta de poemas en Buenos Aires para celebrar el Día del Lector
Recordando a un pionero del tango 25.07   Recordando a un pionero del tango
Borges y el tango, entre la devoción y el rechazo 13.06   Borges y el tango, entre la devoción y el rechazo
Escritos inéditos: Borges arma una cartografía de los orígenes del tango 30.05   Escritos inéditos: Borges arma una cartografía de los orígenes del tango
¿Se encontraron los restos de García Lorca? 13.04   ¿Se encontraron los restos de García Lorca?
Alberto Manguel, orador principal en la inauguración de la próxima Feria 16.03   Alberto Manguel, orador principal en la inauguración de la próxima Feria
Ver más noticias
Publique su taller

Canal RSS Blogs

Weñun Mapu Meu-Enrique Coria Radio del Pueblo-A-M 830-6/10/2017
Hoy 15 horas Weñun Mapu Meu-radiodel pueblo A.M 830
Enrique Coria ..Radio del Pueblo A-M 830 Weñun Mapu Meu-wenumapuradio.
Enrique Coria ..Radio del Pueblo A-M 830 Weñun Mapu Meu-wenumapuradio.
Muriendo la tarde...
Entrá a los Blogs
Entrá a los Blogs
En La Otra Puerta

Canal RSS Guía de Servicios

Taller de Grafología

Canal RSS Foros

Juramento
Mímesis del vuelo
Ellos
Leyes del alma
Oda cósmica
Entrá a los foros
Entrá a los Foros

RSSCanales RSS
Ahora podés tener a Escribirte
en tu sitio web

Más información

Canal RSS Trivias

¿Cuál es el título del primer relato de La guerra gaucha, de Leopoldo Lugones?
El payador
Estreno
Los crepúsculos del jardín
Libros nuevos y usados en internet
Fotografía y plástica
A

 Artes visuales

Suscribite

¡Suscribite a nuestro boletín!
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS