Ir a la página de inicio de Escribirte
Portada | Biblioteca | Blogs | Foros | Tienda | Suscripción | Contacto | Especiales | Difusión cultural | Canales RSS RSS
Noticias Efemérides Autores para conocer Recomendados Agenda Concursos Lugares Servicios Ventas Trivia
 Buscar en el sitio   
| Domingo 23 de septiembre de 2018
Escribí un comentario Enviá este artículo Votá este artículo
Texto al 100% Aumentar texto
Las historias más inauditas de los escritores del ''boom''

Noticias RSS Noticias

Las historias más inauditas de los escritores del ''boom''

Los escritores también tienen historias. Y algunas de ellas son más dignas de una comedia de enredos que de una novela.

A 40 años de su nacimiento -42 si lo fechamos con la aparición de La ciudad y los perros- el boom latinoamericano ha legado, sin duda, las obras más importantes de las letras hispanas del siglo XX.

Pero no sólo eso. Como todas las generaciones importantes, la del boom también ha dejado tras de sí el sabroso anecdotario de unos personajes llenos de historias polémicas, incluso pintorescas.

Sin duda, el venerable Borges era uno de ellos. Su vastísima cultura y su apariencia de anciano sabio no le impedían soltar las declaraciones más provocadoras que le pasaran por la cabeza, como que "el mundo sin negros no pierde nada" o que "por el momento necesitamos 200 años de dictadura y después prescindir del gobierno".

Para muchos, esas irreverentes declaraciones le costaron al escritor el Nobel que merecía. Para otros, reflejaban una visión del mundo más abstracta que el común de los mortales. Internet está lleno de exegetas que tratan de salvar a su adorado Borges de sus propias palabras con interpretaciones de lo más extrañas. Lo cierto es que él parecía pasárselo en grande con las reacciones ante sus exabruptos. Uno de los más divertidos es este: "Para mí la democracia es un abuso de la estadística. Y además no creo que tenga ningún valor. ¿Usted cree que para resolver un problema matemático o estético hay que consultar a la mayoría de la gente? Yo diría que no; entonces ¿por qué suponer que la mayoría de la gente entiende de política?".

El más furioso con esas declaraciones debía ser su compatriota Julio Cortázar, el otro gran cuentista argentino, que da la casualidad de que era todo lo contrario. Mario Vargas Llosa cuenta en el prólogo a los cuentos completos de Cortázar que ellos sostuvieron una entrañable amistad hasta que el argentino comenzó a fumar marihuana y hablar de la revolución.

De hecho, Cortázar era un entusiasta comunista dispuesto a abrazar las causas más absurdas con la inocente convicción de que eso sería lo mejor para el pueblo. Por orden del partido, se manifestó a favor nada más y nada menos que de Videla, el más sanguinario dictador de ultraderecha que ha tenido argentina. En otra ocasión, comentó que había escuchado disparos una noche en Nicaragua, y que se había emocionado profundamente al sentir la proximidad "del pueblo que se bate". No se le pasó por la cabeza que el pueblo podía estar realizando una ejecución o que los disparos podían salir de la pistola de un ladrón o un policía borracho.

Incluso el elegante Vargas Llosa tiene sus pecadillos públicos. Ahora que se ha convertido en una de las mentes más lúcidas del liberalismo, cuesta recordar que era el niño terrible de la literatura al que se le criticaba el haber llenado sus libros de palabrotas y haberse casado con su tía quince años mayor que él.

VARGAS LLOSA VS. GABO

La historia más confusa de sus travesuras es precisamente la que lo vincula a otra gran figura del boom: su ex gran amigo Gabriel García Márquez, a quien derribó de un puñetazo en la cara en un cine mexicano y frente a toda la platea. Hasta ahora son confusas las razones del golpe. Algunos sugieren que García Márquez coqueteaba con la esposa de Vargas Llosa. Otra versión asegura que García Márquez sólo le dijo a la esposa que Vargas Llosa coqueteaba con una actriz. La hipótesis más débil propone que hubo razones políticas para esa pelea. Pero ninguno de los dos la ha aclarado.

La literatura –y sobre todo la del boom- siempre se ha tomado con demasiada seriedad, me temo que incluso en contra de la actitud vital de sus protagonistas. Esa solemnidad de la cultura ha sido de gran ayuda a la hora de ahuyentar a la gente de la lectura. Y sin embargo, estas historias de puñetazos, marihuana y disparates siempre me gustaron por el chismorreo gremial pero también porque nos recuerdan que los grandes escritores son como el común de los mortales, y a veces pueden ser hasta un poquito peores. Quizá por eso sean capaces de contar grandes historias.

Por Santiago Roncagliolo

16-03-2007
Fuente: Latino Madrid

 

Canal RSS Blogs

Fuiste...
Mente voluble
Ella...
ENTREVISTA a Javier Peñoñori y Marìa Clara Millàn
La impersonalidad...
JAVIER PEÑOÑORI y MARIA CLARA MILLÀN en ESPACIO TUCUMAN : 7 SETIEMBRE
Diez años de soledad...
Remembranzas III
Cuando al amigo se le acaba la ciencia...
Última llamada
Entrá a los Blogs
Entrá a los Blogs

Canal RSS Guía de Servicios

Taller de Escritura Creativa

Canal RSS Foros

Cannto íntimo de amparo
Hilo sangre-luz
Oda al aire
De la lid del corazón
Hacia el mar de cristal
Juramento
Mímesis del vuelo
Ellos
Leyes del alma
Oda cósmica
Entrá a los foros
Entrá a los Foros

RSSCanales RSS
Ahora podés tener a Escribirte
en tu sitio web

Más información

Canal RSS Trivias

¿Con qué seudónimo firmó Cortázar su libro de poemas Presencia?
H. Bustos Domecq
Julio Denis
Fernando Clemot
A

 Artes visuales

Suscribite

¡Suscribite a nuestro boletín!
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2018- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS