Ir a la página de inicio de Escribirte
Portada | Biblioteca | Blogs | Foros | Tienda | Suscripción | Contacto | Especiales | Difusión cultural | Canales RSS RSS
Noticias Efemérides Autores para conocer Recomendados Agenda Concursos Lugares Servicios Ventas Trivia
 Buscar en el sitio   
| Miércoles 18 de julio de 2018
Escribí un comentario Enviá este artículo Votá este artículo
Texto al 100% Aumentar texto
Fortunato Ramos presentó su libro ''Personajes de la Quebrada de Humahuaca''

Noticias RSS Noticias

Fortunato Ramos presentó su libro ''Personajes de la Quebrada de Humahuaca''

Con sala llena, el maestro, músico y escritor Fortunato Ramos presentó su quinto libro, "Personajes de la Quebrada de Humahuaca" en la casa de Jujuy en Buenos Aires. Lo acompañaron figuras de la talla de Beatriz "Negrita" Cabana y el músico Tomás Lipán.

Los contrastes tienen algo que ver en eso de ponerle nombres a las diferencias. La línea infinita que separa la tarde de una noche agobiada como es la que recae en Buenos Aires cualquier día de la semana se va deshilando con el correr del tráfico. La casa de Jujuy en algo se parece. En ese contraste en que el silencio se escucha, separado por la puerta de vidrio donde el ruido de una ciudad que vuelve apurada no se deja oír a pesar de su tenacidad. El silencio reina en cada uno de los asistentes. El silencio es espera, calma, es una imagen de la Quebrada de Humahuaca en algún afiche, un cerro de siete colores en otro cuadro, una música que asemeja al viento. El silencio habla respetuoso, esperando al maestro como si fuera un alumno más de cualquier escuela rural, de esas que Fortunato Ramos cuenta en su caudalosa historia de vida. Con una voz castigada, tal vez por algunos de los males de la llanura, envuelto en la humildad de siempre, con su erke a cuestas, disculpándose de un tráfico que dilataba la hora de inicio, se dispuso a escuchar la introducción a la obra, y bien podría decirse al mismo Fortunato, que Beatriz Cabana expuso. Bien se sabe que Fortunato Ramos es maestro por naturaleza. Un hombre que en su niñez, tal como lo cuenta casi como si estuviera en rueda de amigos, conoció el duro trabajo del cerro, los caminos a las minas del Aguilar, las veinte horas que tenía que recorrer para entregar los vinos junto a su padre cuando apenas era un niño y tal vez encontrarse con la noche en el medio del camino y buscar algún reparo al pie de los cerros para dormir, no sin antes cuidar de los animales para que no se le vuelvan, como él mismo dice. Supo hacer las tareas de faena, limpiar tripas y cobrar su pago con la sangre que sacaba del animal, para llevar a las casas, para que su madre haga por ejemplo chanfainas o morcillas y así tener la comida de esos días. Pero a pesar de sus catorce años pudo seguir estudiando. Y recibirse de maestro. Empezar a trabajar en Santa Ana, allá al norte de su Humahuaca. Y supo explicar. Supo hacer entender lo que es ser colla a aquellos desconocedores del indio. Supo escribir y defender la identidad a través de sus libros y de sus actos. Fortunato Ramos entendió que para escribir hay que ser consecuente y no obsecuente. De allí sus tantos poemas revalorando al colla, al norteño. De allí sus libros y su música. De allí este nuevo libro, esta marca indeleble que como dijo Tomás Lipán, sentado a su lado, "hay que dar gracias porque los libros quedan, porque pasan por encima del hombre, porque de acá a mil años alguien podrá leer esto que está escrito hoy aquí", entre historias de carnaval, en poesía que suena a música, a su acordeón inseparable, a su prosa vivida, aquella que tiene signos vitales para el que se decide a leerla, aquella que se sabe escrita como una escena más de la propia vida.

Ese es Fortunato Ramos. El hombre y sus actos. El hombre y sus amigos, como su fiel compañero Tomás Lipán que lo acompaña como un hermano. El hombre y sus proyectos. Como el Cabildo en Humahuaca, fruto de su creación, a imagen y semejanza del de Buenos Aires, una réplica en escala natural, un centro de cultura que soñó y que hace un año está funcionando gracias a él, gracias a una humildad que no sabe de prensa. Pero que va latiendo, como el sufrimiento en su prosa, como algunos o casi todos los "Personajes de la Quebrada de Humahuaca", ese contraste que en la letra de Fortunato Ramos se nos hace presente cuando miramos con ojos de ciudad.

Por Ricardo Cardone

.:ver Personajes de la Quebrada de Humahuaca

17-08-2007
Fuente: Escribirte.com.ar

 

Canal RSS Blogs

LA CARTA QUE NO QUIERO ESCRIBIR...
SIN TI...
¿ QUÉ HARÍAS POR MI...?
YO NO QUIERO SER FELIZ...
EL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE TANDIL, DESCENDIENTE DE SAAVEDRA
https://www.youtube.com/watch?v=OWHVSe556b8&feature=youtu.be
Enrique Coria en Radio del Pueblo A-M 830 .
Enrique Coria Premio a La Excelencia.Arcangel San Gabriel.
Otoño
Reiniciando...
Entrá a los Blogs
Entrá a los Blogs

Canal RSS Guía de Servicios

Puerto de Letras

Canal RSS Foros

Cannto íntimo de amparo
Hilo sangre-luz
Oda al aire
De la lid del corazón
Hacia el mar de cristal
Juramento
Mímesis del vuelo
Ellos
Leyes del alma
Oda cósmica
Entrá a los foros
Entrá a los Foros

RSSCanales RSS
Ahora podés tener a Escribirte
en tu sitio web

Más información

Canal RSS Trivias

¿Cuál de estas tres novelas pertenece a James Joyce?
Retrato del artista adolescente
Malone muere
Nieve
A

 Artes visuales

Suscribite

¡Suscribite a nuestro boletín!
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2018- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS