Ir a la página de inicio de Escribirte
Portada | Biblioteca | Blogs | Foros | Tienda | Suscripción | Contacto | Especiales | Difusión cultural | Canales RSS RSS
Autores Obras Textos Entrevistas Informes Audioteca
 Buscar en el sitio   
| Jueves 16 de agosto de 2018
Entrá a Radio La Quebrada
Escribí un comentario Enviá este artículo Votá este artículo
Texto al 100% Aumentar texto
Poesía RSS Poesía

Elegía a Ramón Sijé

Miguel Hernández

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha
muerto como del rayo Ramón Sijé, con quien
tanto quería.)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracoles
Y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas


daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.


No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.


Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofe y hambrienta

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte
a parte a dentelladas secas y calientes.


Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de mis flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.


A las aladas almas de las rosas...
de almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.




Miguel Hernández
El rayo que no cesa (1936)

Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  -  Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores -  Escribí tu comentario
Aún no han escrito ningún comentario. Escribí el tuyo



Escuchá Radio De Tango
 
.: Sobre Miguel Hernández
Miguel Hernández Miguel Hernández
Español España
1910 - 1942

Miguel Hernández Gilabert nació el 30 de octubre de 1910 en Orihuela, una ciudad situada en la provincia de Alicante, España. Su padre era pastor de ovejas y Miguel, desde pequeño, lo ayudaba en las tareas. Estudió en el colegio de Santo Domingo de los padres jesuitas pero luego abandonó el estudio para dedicarse a las faenas rurales.
Su formación sucede a partir de su voluntad y firmeza como autodidacta. Más tarde se relacionó con los ambientes literarios de Orihuela y viajó luego a Madrid, donde conoció a escritores consagrados y comenzó la publicación de sus poemas.
En la etapa de su obra El rayo que no cesa, Miguel Hernández está fuertemente influido por la tradición literaria española clásica; pero a partir de 1935, bajo la influencia del poeta español Vicente Aleixandre y el chileno Pablo Neruda, su poesía presenta un nuevo impulso por el que la imagen aparece visiblemente renovada. Estas notorias influencias fueron objeto de fuertes críticas, sobre todo en sus dos primeros libros; sin embargo en Elegía Hernández muestra su propia voz y profundidad.
Este poeta conmovedor puede incluirse en la etapa inicial del movimiento poético realista (que se impondrá en forma definitiva en España luego de la Guerra Civil Española y de la Segunda Guerra Mundial) creador de un nuevo género de poesía autobiográfica en la nueva generación de poetas.
El tono trágico en la poesía de Hernández marca el comienzo del movimiento tremendista que surgirá algunos años después.
Miguel fue encerrado por razones políticas al finalizar la guerra civil y muere, después de contraer una grave enfermedad, en 1942.
.:Ver más sobre Miguel Hernández
 
.: Obras de Miguel Hernández
1933 Perito en lunas
1936 El rayo que no cesa
1937 Viento del pueblo
 
.: Textos para leer de Miguel Hernández
Canción del esposo soldado (Poema)
Elegía a Ramón Sijé (Poema)

Canal RSS Blogs

ENTREVISTA a María Clara Millán y Javier Peñoñori-
VÉNDEME UN PASAJE A TÚ CORAZON...
CANTO AL DESAMOR Y LA TRISTEZA...
SIN TI...
¿ QUÉ HARÍAS POR MI...?
YO NO QUIERO SER FELIZ...
EL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE TANDIL, DESCENDIENTE DE SAAVEDRA
https://www.youtube.com/watch?v=OWHVSe556b8&feature=youtu.be
Enrique Coria en Radio del Pueblo A-M 830 .
Enrique Coria Premio a La Excelencia.Arcangel San Gabriel.
Entrá a los Blogs
Entrá a los Blogs

Canal RSS Guía de Servicios

Puerto de Letras

Canal RSS Foros

Cannto íntimo de amparo
Hilo sangre-luz
Oda al aire
De la lid del corazón
Hacia el mar de cristal
Juramento
Mímesis del vuelo
Ellos
Leyes del alma
Oda cósmica
Entrá a los foros
Entrá a los Foros

RSSCanales RSS
Ahora podés tener a Escribirte
en tu sitio web

Más información

Canal RSS Trivias

Si mencionamos la espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento, ¿a uno de los capítulos de qué célebre obra nos estamos refiriendo?
Ulises, de James Joyce
Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez
Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra
A

 Artes visuales

Suscribite

¡Suscribite a nuestro boletín!
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2018- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS