Ir a la página de inicio de Escribirte
Portada | Biblioteca | Blogs | Foros | Suscripción | Contacto | Especiales | Canales RSS RSS
Autores Obras Textos Entrevistas Informes Audioteca
 Buscar en el sitio   
| Lunes 9 de diciembre de 2019
Escribí un comentario Enviá este artículo Votá este artículo
Texto al 100% Aumentar texto
Narrativa RSS Narrativa

Poe y el demonio interior

Claudio García Fanlo

Claudio García Fanlo

Hay temas recurrentes en la narrativa de Poe que denotan sus temibles obsesiones: la enfermedad y muerte prematura, la corrupción de la belleza, el enterramiento vivo, y las agudas monomanías de sus personajes. Se denomina monomanía a un tipo de paranoia en la que uno sólo puede pensar en una idea o tipo de ideas. La diferencia entre la monomanía y la pasión radica en que la primera se nos presenta en la forma de una terrible obsesión que altera gravemente nuestra funcionalidad social y nuestro sano raciocinio, obligándonos a llevar a cabo acciones aún en contra de nuestros principios éticos o morales. La pasión se elige, la monomanía se padece.

El personaje de "El corazón delator" padece una terrible monomanía y se ve "obligado" a matar obsesionado con el ojo del viejo: "Me es imposible decir cómo aquella idea me entró en la cabeza por primera vez; pero, una vez concebida, me acosó noche y día. Yo no perseguía ningún propósito. Ni tampoco estaba colérico. Quería mucho al viejo. Jamás me había hecho nada malo. Jamás me insultó. Su dinero no me interesaba. Me parece que fue su ojo. ¡Sí, eso fue! Tenía un ojo semejante al de un buitre... Un ojo celeste, y velado por una tela. Cada vez que lo clavaba en mí se me helaba la sangre. Y así, poco a poco, muy gradualmente, me fui decidiendo a matar al viejo y librarme de aquel ojo para siempre." (El corazón delator)

En "Berenice" el enfermizo enamorado es "arrastrado" por su monomanía a la profanación y mutilación del supuesto cadáver de su prima: "¡Los dientes! ¡Los dientes! Estaban aquí y allí y en todas partes, visibles y palpables, ante mí; largos, estrechos, blanquísimos, con los pálidos labios contrayéndose a su alrededor, como en el momento mismo en que habían empezado a distenderse. Entonces sobrevino toda la furia de mi monomanía y luché en vano contra su extraña e irresistible influencia. Entre los múltiples objetos del mundo exterior no tenía pensamientos sino para los dientes. Los ansiaba con un deseo frenético... Sentí que sólo su posesión podía devolverme la paz, restituyéndome a la razón." (Berenice)

Pero en Poe, las monomanías son sólo un síntoma, el emergente del tenebroso trasfondo de nuestra condición humana. El mal no es algo ajeno a nuestra naturaleza. La raíz del mal está dentro de nosotros y se nos manifiesta en la forma de una enfermedad que somete nuestra propia voluntad, como lo expone en estos breves pasajes: "Nuestra amistad duró así varios años, en el curso de los cuales (enrojezco al confesarlo) mi temperamento y mi carácter se alteraron radicalmente por culpa del demonio. Intemperancia. Día a día me fui volviendo más melancólico, irritable e indiferente hacia los sentimientos ajenos." (El gato negro)

"Y entonces, para mi caída final e irrevocable, se presentó el espíritu de la perversidad. La filosofía no tiene en cuenta a este espíritu; y, sin embargo, tan seguro estoy que mi alma existe como que la perversidad es uno de los impulsos primordiales del corazón humano, una de las facultades primarias indivisibles, uno de esos sentimientos que dirigen el carácter del hombre. ¿Quién no se ha sorprendido a sí mismo cien veces en momentos en que cometía una acción tonta o malvada por la simple razón de que no debía cometerla? ¿No hay en nosotros una tendencia permanente, que enfrenta descaradamente al buen sentido, una tendencia a transgredir lo que constituye la Ley por el solo hecho de serlo?" (El gato negro)

En otros cuentos como "El retrato oval" y el pintor obsesionado en el retrato de su esposa, y "La mascara de la muerte roja" con la obsesión del príncipe en la peste, también hay marcadas monomanías en los personajes. En todos los casos las consecuencias son terribles.

Pero mi intención al realizar este breve análisis, es poner el énfasis en una cuestión: la topología del mal. El mal no proviene del exterior, no es ajeno a nosotros. El mal se origina en y desde nosotros mismos. El monstruo es el mismo ser humano.

Creo que esta es la clave en que radica la vigencia y eficacia del horror que nos transmite la obra de Poe. No nos obliga a imaginarnos seres o eventos extraños y ajenos a nuestra realidad diaria, sino que nos enfrenta a nosotros mismos. Sus cuentos son el espejo donde podemos ver reflejada nuestra verdadera naturaleza.

Nos horroriza la venganza perpetrada de manera tan fría y macabra en "El barril de amontillado"; nos espanta saber que fueron hombres los que desde la Inquisición planificaron los tormentos más pavorosos y macabros en "El pozo y el péndulo".

Sin dudas, Poe interpretó magistralmente que el verdadero horror proviene de nosotros mismos, quizás porque él mismo se horrorizó al descubrir el monstruo en su interior.

Eso es todo, y nada más!



Claudio García Fanlo
()

Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  -  Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores -  Escribí tu comentario
Aún no han escrito ningún comentario. Escribí el tuyo



Enterate ahora
 
.: Sobre Claudio García Fanlo
Claudio García Fanlo Claudio García Fanlo
Argentino Argentina

Claudio García Fanlo nació en Buenos Aires en 1960. Su infancia y adolescencia transcurrieron en las calles del barrio de Villa Crespo, en especial la mítica calle Murillo, y aunque luego migró hacia Caballito, siempre mantiene su domicilio original como evidencia de su verdadero origen. Es profesional en el área de sistemas; siempre vinculado al deporte, es triatleta y maratonista; Egresó del I.S.E.R. con el titulo de Libretista de radio y televisión. Realizó diversos trabajos en teatro, cine y radio. Apasionado por la historia y la filosofía antigua cursó durante varios años la carrera de Filosofía en la U.B.A. Admirador de la obra de H.P.Lovecraft, ha pasado de ferviente lector, a ser colaborador en diversos foros y comunidades web dedicados al estudio, lectura y difusión de su obra. Su primera publicación fue el cuento "Itinerario" incluido en la antología "Cuentos Breves" (Dunken, 2004). Es autor del libro "El devorador y otros cuentos de horror" (Dunken, 2009), impulsando un novedoso terror cósmico materialista "porteño", y haciendo nuevos aportes al panteón de dioses y mitos de Cthulhu, en claro homenaje a Lovecraft. Actualmente se encuentra trabajando en diversos proyectos: un nuevo libro de cuentos de terror titulado "La morada del mal", tres cuentos donde el horror surge desde aquellos lugares menos esperados; un estudio sobre la intertextualidad en la obra de H.P.Lovecraft; y su primer novela, una síntesis biográfica donde la conspiración del universo entero no alcanza para sostener la historia de un gran amor.
.:Ver más sobre Claudio García Fanlo
 
.: Obras de Claudio García Fanlo
2009 El devorador y otros cuentos de horror
 
.: Textos para leer de Claudio García Fanlo
Poe y el demonio interior ()

Canal RSS Blogs

A la buena de dios
BOLIVIA poema de Javier Peñoñori
Ciertamente
Desilusión
El juicio individual
JAVIER PEÑOÑORI 2a.presentaciòn Artista invitada: MIRIAM GARCÌA
Encandilado
para pensar
Un rio de sangre
ESTÁS AQUÍ, AQUÍ ESTOY YO
Entrá a los Blogs
Entrá a los Blogs

Canal RSS Guía de Servicios

Taller de Escritura Creativa

Canal RSS Foros

Sintiéndote y buscándote
Del agua y el ama
Pálpiti e pálpiti
Cannto íntimo de amparo
Hilo sangre-luz
Oda al aire
De la lid del corazón
Hacia el mar de cristal
Juramento
Mímesis del vuelo
Entrá a los foros
Entrá a los Foros

RSSCanales RSS
Ahora podés tener a Escribirte
en tu sitio web

Más información

Canal RSS Trivias

¿A qué cuento pertenece la inolvidable frase ''Ésto lo estoy tocando mañana''?
Casa tomada
El Perseguidor
La autopista del sur
A

 Artes visuales

Suscribite

¡Suscribite a nuestro boletín!
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS